Alexa

Nutrición: Cinco mitos muy comunes que debemos conocer y derribar

En temas relacionados con la alimentación y nutrición se manejan socialmente mucha información, algunas de ella certeras, pero, también abundan los mitos sobre ciertos alimentos, formas de consumirlos, bebidas, enfermedades y sus tratamientos, entre otros. Todos estos conceptos erróneos tienen que ver muchas veces con costumbres que vienen de generación en generación y las seguimos porque así las aprendimos, por información falsa que circulan en internet, televisión, revistas o simplemente, el comentario de otros.

Hoy les cuento 5 mitos sobre nutrición que escuchamos habitualmente y son mentiras:

  1. Tomar leche te hace intolerante a la lactosa: FALSO. Tomar leche no te hace ser intolerante a la lactosa. Uno de los falsos mitos socialmente más aceptados es que el porcentaje de intolerantes a la lactosa ha ido incrementándose en los últimos años. Sin embargo, los últimos estudios indican que sólo el 15% de la población presenta algún tipo de trastorno en relación al consumo de lácteos. Este problema está ligado fundamentalmente a la carencia de la enzima lactasa que absorbe los hidratos de carbono de la leche. Esta carencia de los intolerantes a la lactosa es lo que les provoca trastornos gastrointestinales.
  2. Dejar de comer adelgaza: FALSO. Dejar de comer hace que tengamos menos energía, que estemos menos activos, más cansados, que disminuya lamasa muscular y encima que el metabolismo se vuelva más lento porque no sabe cuándo va a volver a comer, por todo eso y más, la mejor manera de perder peso de forma saludable es comiendo. Así que el hambre no sólo no adelgaza, sino que puede llegar a engordar.
  3. Tomar vitaminas para engordar: FALSO. Tanto las vitaminas como los minerales no aportan calorías, por lo tanto, es imposible que provoque el aumento de peso. Muchas veces sucede que al incrementar el aporte de estos nutrientes la persona mejore su estado general, por un déficit previo, y al sentirse mejor, coma más, y por ello, aumente de peso.
  4. Los productos light adelgazan: FALSO. El término light quiere decir que se ha reducido o eliminado como mínimo un 30% de las calorías totales, sin embargo, si se abusa de estos productos por creer que no “engordan”, puede hacerte subir de peso, ya que podríamos consumir más calorías de las necesarias. Lo mejor es elegirlos y consumirlos moderadamente, midiendo la porción como todo alimento.
  5. El pan blanco engorda: FALSO. El pan es un alimento de moderado valor calórico y además bajo en grasa. Es un alimento básico en la dieta mediterránea. Respecto al pan integral o con salvado, aportan las mismas calorías que el blanco, la diferencia entre ellos radica en el contenido de fibras, pero no de grasas ni de calorías. La recomendación es no eliminar el pan de la dieta, sino elegirlo para desayuno y merienda, controlando la porción.

De ahora en más, siempre debemos chequear las fuentes de la información que encontremos en cualquier medio. Mucho se ha avanzado en nutrición en los últimos años en nuestro país, pero, sin embargo, todavía tenemos mucho que aprender y varios mitos por derribar.

Por la licenciada Romina Krauss – M.P. N° 147

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas

DEPORTES