Sobrinas del profesor detenido por abusos también fueron sus víctimas

Alejandra y Natalia son sobrinas de Ángel B., -el profesor de informática del Instituto Santa Lucía, que está preso por múltiples denuncias en su contra por supuesto abuso de sus alumnas-, y confesaron haber sido víctimas también de su tío.

Ellas, -que ahora son adultas y viven en Buenos Aires-, confirmaron en declaraciones periodísticas que fueron abusadas en su infancia. Enteradas por los medios de comunicación de los casos ocurridos en Posadas, decidieron hacer públicos sus testimonios y viajarán en los próximos días a Misiones para sumar sus denuncias a las que ya tienen la justicia que lo investiga.

Alejandra pidió que su tío “pague por todo», y contó que durante muchos años optó por mantener los abusos en secreto, por miedo. Ahora con el hombre detenido, se animó a revelar el calvario que sufrió junto a su hermana. «Yo fui víctima de manoseos, mi hermana fue abusada y conozco a otras chicas que también. Hace muchos años que viene haciendo eso, con mi hermana queremos justicia y que se pudra en la cárcel», dijo a un medio de comunicación de Misiones.

Relató que cuando eran chicas, junto a su hermana iban a la casa del tío, que ya daba clases de computación. “Nos sentaba una atrás de la otra y ahí empezaba el manoseo, por ahí a una le llevaba para otro lado», contó. Después confesó que no contaron nada porque tenían miedo, y que sabían de “cuatro o cinco casos de chicas que también fueron víctimas. Yo lo veía, eran alumnas, conocidas mías».

También habló Natalia, la hermana de Alejandra. Dijo que cuando tenía 7 años comenzó a ser abusada por su tío, y que la situación duró mucho tiempo. «No teníamos derecho a preguntar, ni cuestionar nada, fueron muchos años y fue un infierno», relató.

Además describió que la pareja del profesor ahora detenido es hermana de su madre. “Nos veíamos todos los días. En ese momento, vivíamos con una tía a una cuadra de la casa de él. Nunca me voy a olvidar de la primera vez», contó Natalia.

También reveló que “durante las reuniones familiares, cuando alguno de los chicos se dirigía al baño, el hombre se escondía totalmente desnudo detrás de una puerta”.

 

 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE