Caso Santa Lucía: una de las nenas ratificó en Cámara Gesell que el profesor de Informática abusó de ella

Está en segundo grado y dijo que el docente la manoseaba desde hacía “mucho tiempo”. Dio nombres de otras víctimas. Fue un testimonio duro, en el que la pequeña se quebró.

Quienes la presenciaron confiaron que fue una declaración dura, muy difícil y que en determinado momento, la testigo se quebró. Entonces tuvieron que mostrar su oficio las psicólogas del Cuerpo Médico Forense y la nena pudo seguir con su relato. Esto sucedió este miércoles durante la primera declaración en Cámara Gesell de una de las nenas que acusa por abuso sexual al profesor de Informática del Instituto Santa Lucía de Posadas.
La pequeña, que cursa el segundo grado, confirmó que el docente la manoseaba “desde hacía mucho tiempo”. También mencionó a otras nenas que habrían pasado por lo mismo.
Este jueves y el lunes próximo también declararán ante las profesionales del Poder Judicial otras niñas cuyos padres también denunciaron al profesor Ángel B. (51), detenido desde el sábado pasado por orden del juez de Instrucción Dos, César Yaya.
La Cámara Gesell es una herramienta formidable con la que cuenta la Justicia para obtener el testimonio de menores de edad que son víctimas de delitos. Los interrogatorios son guiados por profesionales. Las partes siguen la diligencia detrás de una pared vidriada.

Instituto 2

El aula de Informática. Está alejado del resto de los cursos. Aquí daba clases los lunes Ángel B.

En estas condiciones declaró la primera de las nenas que habrían sido víctimas del profesor. Le costó mucho a las psicólogas que empezara a contar su experiencia, hasta que finalmente admitió que Ángel B. la manoseaba en sus partes íntimas, al igual que a otras nenas, según contó, en las jornadas en las que dictaba clases de Informática en el Santa Lucía.
No pudo especificar el lapso de tiempo, pero afirmó que esta práctica del docente llevaba mucho tiempo. Ahora, la chiquita está en segundo grado. Se sospecha que venía siendo víctima del acusado desde que estaba en primero.
De esta manera, los investigadores tuvieron por primera vez un relato en primera persona de lo que sucedía en el colegio privado ubicado en Aguado y Santa Cruz.
Hasta el momento, formalizadas en la Justicia Penal hay cuatro denuncias. Una fuente consultada confió que hay otras dos familias que analizan concretar también una acusación contra el docente, pero que manifestaron que tienen reparos en exponer a las niñas que fueron víctimas a un largo proceso. En este sentido, indicó el informante, hay un cuidado trabajo en marcha para no re-victimizar a las alumnas.

Instituto 3

Los testimonios también hablan de esta escalera como uno de los escenarios de los tocamientos.

El lunes, una de las madres contó a Radio Libertad que su hija había admitido que durante tres años Ángel B. abusó de ella. Dijo que incluso la nena afirmaba que era la “secretaria” del profesor.

La comunidad educativa del Santa Lucía está conmocionada por lo que sucedió. El docente en cuestión daba clases los lunes a todos los alumnos de primero, segundo y tercer grado de la institución. El salón donde trabajaba está bastante separado del resto de las aulas. Esto, de acuerdo con padres y víctimas, hizo que nadie viera ni notara nada raro, hasta la semana pasada, cuando estalló el caso.
El lunes y el martes un grupo de padres se manifestó frente al Instituto para pedir garantías a los directivos. La directora y la vice fueron desplazadas por las autoridades educativas.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE