Alexa

ESI y tecnología: conviviendo entre el modo online y offline

Hoy en día estamos con el uso de las tecnologías; conviviendo en un modo online y off line; conversando con varias personas a la vez tanto en un mundo analógico como en el mundo real. La tecnología está siendo continuamente manejada por personas, no se manejan “solas”.


La familia es la base de la sociedad y el sitio donde aprendemos los valores que nos guían toda la vida”. Solía decir en sus conferencias Juan Pablo II, la familia es la célula donde se construye nuestro accionar cotidiano. Esto ya lo sabemos. ¿Qué hay de distinto hoy en la familia?, la tecnología, en todas sus facetas, el celular; el uso de las computadoras el uso masificado de internet hay un componente más.

Creado por personas por cualquiera de nosotros; que hacemos y construimos este espacio digital en todas sus presentaciones, subimos información, buscamos información, aprehendemos con todos los sentidos.

¿Hace unos años atrás te enterabas tan rápido de lo que pasa en otros lugares que no te encontrabas presente? No te enterabas.  ¿Podías encender una cámara y filmar a alguien sin consentimiento, sin conocerla? Tampoco. Hoy en día sí.

Hoy están las tecnologías y las implicancias de su uso. Los padres y madres tendrán el derecho y la responsabilidad de orientar educar y acordar con sus hijos e hijas un uso responsable de internet, el uso de los celulares, que paginas no debe visitar o información que no deben proporcionar para educarlos de mensajes y situaciones peligrosas. Para esto los padres y madres también deberán formarse en el uso de internet e informarse de sus contenidos

El abuso a cualquier género es abuso, es violencia: está en la familia, la primera escuela son los que asisten y educan a los chicos desde que nacen hasta convertirse en adultos mayores responsables dentro de la convivencia social.

El NO compartir fotos, el sacar fotos o grabar a alguien que no te dio consentimiento, hoy en día se debe convertir en un diálogo permanente desde muy temprana edad, es como hace años atrás te repetían “saluda antes de entrar a la casa de alguien; hoy en día, los padres y madres debemos agregar a nuestras enseñanzas “estas frases: “Con quien te comunicas en el celular?.NO compartas fotos, ni videos de nadie, sin su consentimiento” “NO faltes el respeto en las redes”. etc.  todo estos es parte del dialogo que debe darse dentro de las familias. “pensá antes de etiquetar, de postear “sabemos que la viralización de los contenidos no tiene una lógica previsible.

Cierta foto o posteo puede volver popular sin que sepamos bien el porqué; pensá el antes de enviar fotos o videos.

Así como no queremos que nadie escuche nuestras llamadas telefónicas o lea nuestras anotaciones, debemos cuidarnos de que NO se debe compartir fotos de alguien que ya te dijo que “No compartas”, y de respetar al otro en todas sus decisiones. Internet crea un espacio donde muchas veces suelen verse comportamientos o actitudes que no se verían en la vida “real”.

Durante la pandemia el grooming aumentó un 30% en Argentina - Radio Kermes
NO se debe compartir fotos de alguien que ya te dijo que “No compartas”

 

Para comprender este fenómeno hay que tener en cuenta algunos factores que lo alimentan: el anonimato, la ausencia física del otro, y por ende la desconexión con sus sentimientos y expresiones, la sincrosidad de las charlas o intercambios donde se pueden confundir diálogos con monólogos intercalados y la soledad desde la cual se escribe o postea.

 

Sin embargo, hay que recurrir a la empatía para comprender las consecuencias de nuestros actos. Ponerse en el lugar del otro es indispensable para entender cuando lastimamos y agredimos y como lo haceos. ¿mostraría estas fotos en la escuela?. ¿usaría estas palabras para responder en una discusión cara a cara?.

 

La violencia digital mediante redes sociales contra las mujeres y niñas representa un obstáculo para su acceso seguro a las comunicaciones e información digital, genera consecuencias psicológicas, emocionales y sociales para las víctimas y limita el pleno uso, goce y disfrute de sus derechos humanos.

 

Es importante recordar que no se debe culpar a las niñas y mujeres que son víctimas de violencia mediática a través de internet. Ninguna mujer busca, induce ni provoca actos violentos hacia ella en plataformas digitales, su vida, libertad e integridad debe ser respetada en la vida offline y online.

 

Sobre lo sucedido estos días en una conocida escuela de posadas, es que hoy motiva estas líneas; más uso responsable de las tecnologías en el mundo analógico como en el mundo digital, y se trata nuevamente de prevención de evitar situaciones lamentables.

 

La Educación Sexual Integral es un derecho de chicas y chicos que no se cumple. No hay vacunas, ni condenas, ni efectos milagrosos para detener y prevenir los abusos sexuales, los embarazos no buscados.

Pero la única herramienta viable, posible y efectiva es la implementación (real y masiva) de la Ley de Educación Sexual Integral (ley 26.150) que establece que todos los alumnos , desde el jardín de infantes, deben recibir información científica y válida -establecida en los lineamientos curriculares mínimos aprobados por el Consejo Federal de Educación y en los manuales de Educación Sexual para nivel inicial, primario y secundario  por el Ministerio de Educación de la Nación– en colegios públicos y privados, laicos y religiosos, de todo el país.

 

La Ley de Educación Sexual Integral se aprobó en el 2006.  La información sobre anticoncepción, trata de persona, violencia familiar, noviazgos violentos, violencia sexual, diversidad sexual, estereotipos de género, prevención de infecciones de trasmisión sexual y HIV y el respeto al cuerpo (según establecen los manuales por edad y nivel educativo) deben darse obligatoriamente en todos los colegios. No es una opción, sino una obligación.

 

 


Abogada Claudia Zalesak -Diplomada en Cibercrimen

Docente de Nivel Medio en Escuela Tecnica

zalesakclaudia@gmail.com

Instagram agog.claudiazalesak

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas