comScore

Por el aumento del turismo interno las cabañas y lodges de Misiones registran una ocupación plena hasta febrero

Por el aumento del turismo interno las cabañas y lodges de Misiones registran una ocupación plena hasta febrero

La temporada de turismo en Misiones encontró su camino pese a la difícil situación que atraviesa el sector por la pandemia de coronavirus. Con protocolos sanitarios y un 80% de turistas de la Tierra Colorada, las cabañas fueron el sitio de descanso más elegido este año, con reservas agotadas hasta febrero.

 

 

El Soberbio, Salto Encantado, Oberá, Jardín América e Iguazú son las localidades escogidas por los turistas, que con anticipación reservaron cabañas o lodges en medio de la naturaleza y la selva misionera. Y hicieron bien, porque transcurrida la primera quincena de enero, las reservas alcanzan el 100% en la mayoría de estos lugares y hasta mediados de febrero no tendrán disponibilidad.

 

“Sobre todo Moconá, Salto Encantado, Eldorado, Aristóbulo, Oberá viene muy bien la reserva y en muchos destinos hasta fines de enero casi no hay disponibilidad en las reservas”, contó Leticia Pellegrini, de la agencia Turismo Misiones

 

“Desde que se largo el turismo interno que fue en agosto, este tipo de alojamientos fue muy demandado sobre todo por la gente de Misiones y está teniendo una gran demanda sobre todo los fines de semana. La gente aprovechó para salir de las ciudades y buscar un lugar de relax sobre todo el contacto con la naturaleza y el agua en esta temporada de verano”, explicó por su parte, Gustavo Alvarenga, empresario del sector y presidente de AMBRHA (Asociación Misionera de Bares, Restaurantes y Afines).

 

“Estamos ocupados al 100% hasta la mitad de febrero y estamos teniendo una muy buena temporada con todos los protocolos vigentes que hay, el distanciamiento y todo”, contó Jessica Lopez, de Cabañas Saltos del Moconá.

 

Por su parte, Carolina de Puro Mocona Lodge, indicó que las reservas en el mes de enero están casi completas y que el movimiento turístico lo empezaron a notar desde diciembre.

 

 

Para ambas aumentar el valor de las tarifas no fue una opción pese a las dificultades económicas que tuvieron el año pasado. “Estamos manejando las misma tarifas que el verano pasado, debido a que con este tema de la pandemia no optamos en subir los valores sino que la gente salga a disfrutar y salga un poco con todos los cuidados que tiene que tener. Si vienen en grupos familiares y por 4 días se les hace un descuento especial”, contó Jessica.

 

El turismo interno pisa fuerte

Desde que comenzaron las flexibilizaciones de circulación y se habilitó la actividad turística, apostar por el turismo interno fue la decisión más importante y obtuvo respuestas favorables. El misionero aprovechó los fines de semana largos para conocer lugares de su provincia y lo mismo está haciendo durante el verano.

 

“El 80% son misioneros y un 20% son de las provincias de Córdoba, Corrientes y Buenos Aires”, contó Jessica Lopéz. Mientras que para Carolina, “El 99% es de la provincia y el 1% se reparte entre provincias del NEA, Corrientes, Chaco y hay un promedio de 3 noches de estadía”.

 

“Todo lo que tenga que ver con la naturaleza y el agua está teniendo muy buena demanda en detrimento de las ciudades más grandes, de los hoteles más tradicionales que está costando mucho, la temporada está mucho más tranquila porque la gente busca lugares de menor concentración de gente y con la naturaleza, y el grueso es de turistas misioneros”, indicó Gustavo Alvarenga.

 

SL-EP

Canal W



Quizás tambien le interese...