Alexa

Coronavirus: restaurantes y bares posadeños abrieron este domingo y recibieron a numerosos clientes

Los restaurantes y bares de Posadas volvieron a abrir sus puertas el viernes pasado, bajo estrictas medidas sanitarias, para así evitar la propagación del Coronavirus. Los dos primeros días la lluvia  que cayó sobre la Capital provincial opacó las ventas en el rubro gastronómico. Sin embargo, hoy domingo, el tiempo acompañó y los restaurantes se vieron con una buena cantidad de clientes.

 

En el marco de una cuarentena un poco más flexible, el rubro gastronómico volvió a la actividad  en el horario de 8.30 hasta las 18.30, tal como lo impuso la Municipalidad de Posadas. La atención se dio bajo estrictas medidas de higiene para preservar la salud, tanto de los empleados como de los comensales.

Alcohol en gel, sanitizante de manos, mascarillas, trapo con lavandina en la entrada,  barbijos y mucha responsabilidad fueron las principales postales que se vieron en la jornada del domingo. Según señalaron los propietarios de los locales, han acatado el protocolo autorizado por las autoridades provinciales y debieron  retirar  la mitad de las mesas que se ubicaba en el local antes del inicio de la  pandemia del Covid-19.

Misiones OnLine realizó una recorrida por distintos restaurantes de la ciudad y constató que la apertura se da en un marco de mucha responsabilidad por parte de la clientela. Asimismo, los propietarios manifestaron que los precios se han mantenido a pesar de la merma económica que tienen en los ingresos, solamente incrementaron en algunos platos específicos.

 

El protocolo vigente para que permanezcan abiertos estos locales exige entre otras cosas, la separación de 2 metros por mesa y comensales únicamente sentados. Además, el personal de servicio no podrá usar sus celulares y tendrá que utilizar cintas agarraderas para mantener los anteojos fijos, entre otras medidas de bioseguridad.

Cabe mencionar que todavía no está habilitado ingresar a los bares fuera del horario estipulado por las autoridades. Por ahora, según señaló el intendente de la ciudad, Leonardo “Lalo” Stelatto, los restaurantes y bares tendrán una prueba piloto, luego irán extendiendo el horario para la vuelta a la “nueva normalidad”.

 

Si bien el “boom” de los bares y restaurantes suelen ser los horarios nocturnos, volver abrir ya es un gran avance “arrancar ya era un paso grande, ahora estamos viendo el comportamiento, quedamos a juntarnos con el intendente para ver cómo fue la experiencia y ultimar detalles para avanzar a hacia la apertura de los dos horarios”, comentó Cristian Giudice, gerente de El Rancho. Además, remarcó que mantuvieron a todos los empleados y también destacó el Programa de Asistencia de Emergencia para el Trabajo y la Producción (ATP).

Por su parte, Gustavo Pona, propietario de La Ruedita se refirió a la apertura de rubro luego de más de 80 días cerrados: “Por suerte la historia ya cambió, estamos trabajando, fue muy difícil”.

 

Algunas medidas de prevención:

  • Locales

Los salones deben estar dispuestos para mantener una separación de 1,5 metros por persona. Además, las mesas están separadas por 2 metros siempre que sea posible, caso contrario, se instalan divisiones para mantener la separación.

 

La desinfección es constante en computadoras, fichadoras del personal y cajas registradoras. Los salones también tendrán expendedores de hidroalcohol y desinfectante de mano para uso personal.

 

En cuanto a las mesas, deberán ser desinfectadas cada vez que se retire un comensal. También habrá una sola carta por mesa y los manteles, sean de tela o papel, serán retirados al terminar un servicio.

 

A los clientes se les controla la temperatura cuando ingresan a los locales y una vez ubicados, no se deberán levantar de la mesa. Solamente los mozos podrán acercar lo necesario a las mesas.

 

Los dueños de los locales fomentarán en todo momento el uso del pago electrónico y además, se instó a evitar el servicio buffette.

 

  • Personal

En tanto los trabajadores evitarán los abrazos, besos o estrechar manos con amigos o compañeros ni podrán compartir utensilios ni objetos. También deberán tomar todas las medidas de higiene al toser o estornudar.

 

La distancia es de 1,5 metros con cualquier persona dentro de los locales y en caso de usar anteojos, deberán usar tiras agarraderas para mantenerlos fijos. A las mujeres se les solicita no usar maquillaje o productos cosméticos y ningún empleado debe tocarse la cara.

 

Otra de las obligaciones es no trabajar con ropa de calle, es decir poseer uniforme y calzado únicamente para el trabajo. Se prohibirá el uso de los celulares, salvo en caso de extrema necesidad.

 

En cuando a la desinfección, deberán limpiar sus manos antes de tomar pedidos y después de manipular dinero. Y estarán obligados a realizar un lavado exhaustivo cada 30 minutos.

 

 

 

 

AR

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas