comScore

Habló el director del hospital donde nació un bebé con dos cabezas

Habló el director del hospital donde nació un bebé con dos cabezas

El encargado del establecimiento médico en Santa Fé, declaró públicamente que en el centro de salud sólo se cometió un “error de tipeo” al consignar que la pequeña estaba con vida tras el parto.

 

El director del hospital de Reconquista donde el 25 de diciembre nació una beba muerta, y con dos cabezas, reconoció que los estudios previos no contemplaban ninguna afección en la criatura.

 

Además, el especialista explicó públicamente, que en el centro de salud sólo se cometió un “error de tipeo” al consignar que estaba con vida tras el parto. Por la anomalía, el caso llegó a la Justicia, que investiga si pudo existir mala praxis o un cambio de identidad al respecto.

 

Tras el insólito caso que vivió una pareja en la localidad santafesina, los médicos aseguraron que no detectaron la malformación y el pequeño fue retirado sin vida del vientre de su madre, Ayelén Liliana Aquino. Además, su familia teme que le hayan adjudicado un bebé ajeno.

 

“La tocoginecóloga comete el error de poner nacido vivo. No obstante, en esa misma historia clínica, abajo, en el desarrollo, relata todo lo sucedido y pone nacido muerto. Fue un error de tipeo. Esto está informatizado, no es manuscrito. Uno cliquea y te da las opciones de nacido vivo, nacido muerto y otra opción más. En este caso ese fue el único error que se cometió en la institución”, aseguró Jorge Fiant, director del hospital, en diálogo con Radio Dos.

 

El caso de la bebé que nació con dos cabezas conmociona a Reconquista

Como los controles prenatales realizados en el Samco de Avellaneda eran normales, los especialistas médicos dispusieron que la paciente ingrese bajo el protocolo designado como Trabajo de Parto Respetado​ (TPR).

 

La madre de la mujer embarazada pudo estar con ella hasta que surgieron complicaciones y filmó el inicio de la atención.

 

“Al no descender el feto, al complicarse, se decide la cirugía de urgencia, en este caso la cesárea. Cuando se hace el procedimiento quirúrgico el equipo de tocoginecólogos se encuentra con esto que bajo ningún punto de vista estaba previsto. Si se hubiese sabido de antemano esta situación ni siquiera hubiese ido al trabajo de parto, sino a la cesárea”, explicó Fiant.

 

El profesional indicó que una vez que se produjo el parto, y al comprobarse que la bebé estaba muerta, se les mostró el cuerpo a la madre y a la abuela. Negó, además, que pudiera haber existido un cambio del recién nacido.

 

“Tengo la seguridad de que no sucedió. Confío plenamente en el equipo obstétrico. Una de las tocoginecólogas que intervino es la jefa del servicio. Fue la que atendió la cesárea, inclusive el parto. Había dos tocoginecólogos presentes. De eso tengo la tranquilidad”, aseguró. Admitió, sin embargo, que “llama la atención” que en los estudios previos no se hubiera detectado la bicefalía.

 

Por otro lado, el director del hospital avaló la investigación judicial iniciada y planteó que los estudios de ADN darán tranquilidad a la familia y a los profesionales del hospital.

 

 

 

 

Fuente: Radio Mitre

CM-


Quizás tambien le interese...