Temporal en Posadas: unas 200 familias fueron afectadas por el desborde de arroyos y al drama de los inundados se suma un pronóstico que anuncia más lluvias

Temporal en Posadas: unas 200 familias fueron afectadas por el desborde de arroyos y al drama de los inundados se suma un pronóstico que anuncia más lluvias

Ayer por la tarde las precipitaciones sumaron 105 milímetros, más de la mitad de lo previsto para todo el mes de octubre. Las zonas más complicadas fueron barrios aledaños a los cursos de agua, como el caso del arroyo “La Chancha”. Algunos vecinos fueron evacuados a los salones de la iglesia Santa Rita.

Al menos 200 familias resultaron afectadas este martes por la tarde, como consecuencia del intenso temporal que se abatió sobre Posadas, inundado viviendas en barrios ubicados a la vera de arroyos y cauces de agua.

Una de las zonas más castigadas fue nuevamente el vecindario de las chacras 242 y 245, lindante con el arroyo “La Chancha”, en la zona de las avenidas Jauretche y Bustamante. El director de Defensa Civil, Hugo Arriola, destacó que “afortunadamente no hubo que lamentar víctimas ni lesionados”. De todos modos y de manera preventiva, un grupo de vecinos compuesto en su mayor parte por mujeres y niños fue trasladado a los salones de la iglesia Santa Rita.

El fenómeno meteorológico comenzó a las 14:25 horas y se prolongó hasta las 16:20 horas. “En ese lapso cayeron 105,8 milímetros, cuando el promedio de precipitaciones para todo el mes de octubre es de 180 milímetros”, subrayó Fabio Cabello, de la Oficina de Prevención de Riesgos ante Fenómenos Naturales, de la Municipalidad de Posadas. El meteorólogo explicó que el frente tormentoso se desplazaba hacia el noreste. “Las tormentas se mueven hacia el noreste avanzando hacia el centro de la provincia”, comentó y anticipó que “para el miércoles, jueves y viernes no se descarta un pronóstico similar, es decir mucha agua en poco tiempo”.

Por su parte, el subsecretario de Protección Civil, Enrique Parra señaló que el temporal provocó daños y, sobre todo, el desborde de arroyos en distintos puntos de la capital provincial. Además de la chacra 242 y 245 mencionó la zona del Club de Educación, los barrios Esperanza, Las Tacuaritas, Los Oleritos, El Piedral; entre otros. “Hay casas con 60 centímetros de agua adentro en distintos barrios”, había manifestado en medio del operativo de asistencia.

“Lo perdimos todo”

Tatiana fue una de las vecinas de la chacra 245 que observó, casi sin poder hacer nada, cómo en pocos minutos el agua entraba a su hogar. “En 15 minutos ya tenía un metro y medio de agua dentro de mi casa”, dijo apesadumbrada. En las paredes quedaron las marcas del agua sucia. “Perdí mercadería, se me arruinaron los pocos electrodomésticos que tenía y toda la ropa está mojada”, añadió, mientras caminaba entre los destrozos que dejaron el agua y el barro de “La Chancha”. Su humilde vivienda, construida de madera y chapa cartón sucumbió rápidamente ante la fuerza la correntada, tan veloz que no le dio tiempo ni a tomar los recaudos para evitar mayores pérdidas.

Otra vecina, una joven madre rescató a su bebé de poco más de un año mientras dormía y el agua había inundado toda la habitación. “Me llamó desesperada porque no podía salir de la casa con su bebé. Se levantó porque llovía muy fuerte y cuando fue a la habitación de mi sobrino, estaba casi flotando con el colchón. La pieza estaba con un metro de agua”, expresó Laura Vivanco, periodista de Radio A que tuvo a familiares afectados.

También en la zona vive otra comunicadora social, Monica Santos. La mujer fue una de las primeras en exponer cómo había quedado su casa y el barrio. Dijo que desde que las obras de entubamiento del arroyo están en marcha, se inunda mucha más que antes. “Se bloquearon los desagües con restos de materiales de la obra y eso dificultó las cosas”, aseveró.

Tareas de asistencia

En las acciones de asistencia también colaboraron efectivos de la Policía de Misiones. El parte oficial consignó que en las chacras 244 y 239 resultaron afectadas 25 personas a raíz de la inundación que en algunos casos dañó materiales diversos y muebles. “Protección Civil se ocupó del resguardo provisorio de las familias que fueron asistidas en locales comunitarios”, indicaron.

Un paisaje similar se observó en zona de la avenida Blas Parera a dos cuadras de 115. Dos horas de intensa lluvia dejó casas anegadas y familias que aseguraron haber perdido todo.
En el barrio 170 viviendas, sobre calle 170, se derrumbó el muro de una causa por la presión del agua.
Por el amplio caudal del Arroyo Mártires, el anegamiento avanzó hacia las instalaciones de la Fundación “Reto a la Vida”, aunque no se registraron daños materiales, en tanto que en la Escuela Provincial N° 269 “Nuestra Señora de Asunción de Itapúa”, se inundaron dos aulas del primer piso y otra del sector planta baja inundadas. En todos los casos trabajaron integrantes de la Dirección Bomberos, comisarías y divisiones junto los miembros de la Subsecretaría de Protección Civil.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE