Cayó la producción en los cañaverales y el IFAI busca variedades que se adapten mejor a Misiones

Cayó la producción en los cañaverales y el IFAI busca variedades que se adapten mejor a Misiones

El presidente del IFAI, Ricardo Maciel señaló que los rindes de las plantaciones de caña de azúcar están bajando, tanto en cantidad de toneladas cuanto en rendimiento en fábrica. Indicó que las variedades que introdujo la Biofábrica no dieron buenos resultados y ahora buscan nuevas alternativas con el apoyo del INTA. Otra de las líneas de trabajo del IFAI es la refacción de los silos de Bernardo de Irigoyen, que se pretende presten servicio a la creciente producción granera de la zona.

La zafra azucarera en Misiones ya avanzó en un 75 por ciento y se estima que termine a fines de septiembre. Este año la vieja y remozada fábrica funcionó sin inconvenientes lo que permitió cumplir con el cronograma previsto y evitar demoras que eran moneda corriente en años anteriores. El pago a los productores también se concretó de acuerdo a lo estipulado y ningún colono debió esperar más de 20 días para cobrar.

El aspecto negativo, según reconoció el presidente del Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (IFAI) Ricardo Maciel, es una caída en la productividad de los cañaverales que se viene observando en los últimos años y que en esta cosecha se repite. No solo se redujo la cantidad de toneladas por hectárea plantada, sino también decayó el rendimiento en fábrica del material entregado, es decir que se obtiene menos azúcar por tonelada de caña.

“Vamos a recibir 35 mil toneladas, un poco menos que el año pasado porque los cañaverales son viejos, tuvieron poco desarrollo. Muchos productores están reemplazando plantaciones, pero eso  recién se empezará a ver el año próximo”, indicó Maciel.

En los últimos años se trabajó en conjunto con la Biofábrica para renovar los cañaverales, pero según reconoció Maciel, ese proceso no dio los resultados esperados. “La variedad que se plantó no se adaptó. Demostró ser una caña más útil para suplementación ganadera, porque es una caña mucho más fina, lo que hace que el costo de cosecha sea mayor y el rendimiento en fábrica no sea bueno”, remarcó.

Para mejorar los rindes, el IFAI trabaja en conjunto con las estaciones del INTA de San Javier y de Famaillá, Tucumán para identificar una variedad que se adapte al suelo y al clima misionero y aporte buenos rindes en campo y en fábrica.

Maciel consideró de vital importancia mejorar la calidad de las plantaciones, en tanto el Ingenio de San Javier paga a sus productores el doble de lo que se paga en la zona de Tucumán y lo hace prácticamente de contado. “No nos podemos dar el lujo de pagar más que los demás por un producto que no tiene buen rendimiento y como para nosotros bajar los precios no es una opción, la única alternativa que nos queda es mejorar los rendimientos”, graficó el funcionario.

En cuanto a la comercialización, la alternativa más rentable para el ingenio de San Javier es el alcohol. Según explicó Maciel, resulta inviable competir con Tucumán en la producción de azúcar, porque los costos de obtención de materia prima en la provincia del NOA son mucho menores, porque allí las plantaciones son de mayor escala y la cosecha está mecanizada.

En el mercado del alcohol en cambio, hay menos competencia y la destilería de San Javier elabora un producto que es especialmente apreciado por los fabricantes de bebidas.

Presupuesto austero

Las declaraciones de Maciel se dieron en el marco de una reunión de la comisión de Presupuesto en la que el funcionario provincial dio cuenta de las acciones realizadas por el IFAI en 2018 y analizó las líneas de trabajo para el año próximo.

El proyecto de Presupuesto 2019 presentado por el Ejecutivo reserva 536 millones de pesos para el IFAI, lo que representa un incremento de 19 por ciento respecto a 2018. Tres áreas son responsabilidad directa de este organismo: los silos de Irigoyen, el ingenio de San Javier y el Mercado Concentrador, además interviene en otras cadenas productivas articulando con los ministerios del Agro, de Agricultura Familiar y de Industria.

Atento a la crisis económica que alcanza a todo el país y que tiene sus efectos más negativos en los sectores de menores ingresos, el Ejecutivo adoptó la política de concentrar una mayor proporción de los recursos en las áreas sociales, especialmente salud, educación y desarrollo social. Esto determina que las demás áreas de gobierno deban ajustarse, tal es el caso del IFAI. “Es un presupuesto austero, bastante menor a lo que se espera de inflación para este año”, indicó Maciel.

JRC EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE