comScore
Escuelas privadas impulsan una ley para escapar del acoso de sindicato foráneo

Escuelas privadas impulsan una ley para escapar del acoso de sindicato foráneo

La Asociación de Institutos Privados de Educación de Misiones (Aipem) elaboró un anteproyecto de ley que establece un régimen laboral específico para el personal no docente de escuelas de gestión privada en la provincia. Vendría a llenar un vacío legal que aprovechó el Soeme, un sindicato sin representación local, para iniciar una catarata de reclamos que mantiene en vilo a todas las escuelas privadas. De aprobarse, las escuelas estarían habilitadas a recibir aportes del Estado para el pago de salarios de porteros.  La iniciativa fue tomada por las diputadas Claudia Gauto y Lucía Griseñuk, quienes se comprometieron a abocarse a su tratamiento.

En el marco de una reunión de trabajo que convocó a referentes de la educación privada del país y de Misiones, además de funcionarios y legisladores provinciales, la Asociación de Institutos Privados de Educación de Misiones (Aipem) presentó un anteproyecto de ley que propone establecer un régimen laboral específico para el personal no docente de las escuelas de educación pública de gestión privada de Misiones.

El proyecto viene a dar respuesta a un reclamo histórico de las escuelas de gestión privada, ya que, entre otros puntos, les permitirá recibir aportes del estado provincial para pagar sueldos a personal de limpieza, mantenimiento, serenos, cocineros y administrativos y discutir salarios y condiciones laborales en la órbita provincial y sacará de la escena a los sindicatos nacionales.

La principal motivación de los representantes de las escuelas privadas pasa por ese último punto, porque un régimen laboral propio dejaría a los no docentes misioneros fuera del alcance del Sindicato de Obreros y Empleados de la Educación y la Minoridad (Soeme), que desde fines del año pasado viene llevando adelante un sistemático hostigamiento a todas las escuelas privadas del país, entre ellas a las 212 que operan en Misiones y brindan educación a unos cien mil alumnos.

Según detallaron asesores legales de la Aipem, el mencionado sindicato manda cartas documento, notificaciones e intimaciones “al voleo” reclamando el pago de un aporte solidario y todo indica que pretenden iniciar reclamos ejecutivos, lo que les permitiría incluso embargar las cuentas bancarias de las escuelas para cobrar la deuda que exigen, dejando a las instituciones sin más opciones que pagar. “Son muy desprolijos pero están dando todos los pasos para que ello ocurra”, advirtió Jorge Falero ex presidente de la Aipem y actual asesor legal.

El anteproyecto que sacaría a los trabajadores no docentes de escuelas privadas de Misiones fuera de órbita del Soeme, se presentó durante el encuentro, del que participaron Norberto Baloira secretario de la Junta Coordinadora de Asociaciones de la Enseñanza Privada de la República Argentina (Coordiep); Guillermo Hassel, asesor del Servicio Provincial de Educación Privada de Misiones (Spepm) y Luis Bogado, presidente del Aipem, además de las ya mencionadas Claudia Gauto y Lucía Griseñuk, ambas legisladoras provinciales, la primera exministra de Trabajo y la segunda, presidenta de la comisión de Educación de la Legislatura.

“A partir de este proyecto, elaborado por la Aipem, lo que se pretende es que todo el personal no docente de las escuelas privadas de Misiones tengan su propio régimen laboral especifico y a partir de allí se establecen pautas bien claras relacionadas con derechos y obligaciones. Se llenaría un vacío legal, porque Misiones no tiene un régimen específico vinculado a porteros, personal de mantenimiento y otros servicios auxiliares de la educación que no son docentes. Al haber un vacío legal, hay distintas interpretaciones y gremios de carácter nacional pretenden aplicar su régimen laboral, su escala salarial y todo lo relacionado con aportes solidarios y contribuciones patronales”, explicó Falero, uno de los que trabajó en la elaboración de la iniciativa.

Aclaró que este régimen local permitirá a los trabajadores afiliarse a un gremio local y a las escuelas, la posibilidad de discutir las condiciones de trabajo teniendo en cuenta las particularidades locales.

“Desde el punto de vistas jurídico, estarían equiparados a los porteros de la educación pública, pero desde el punto de vista de la relación laboral, sería algo propio y particular de la enseñanza privada, es decir que seguirían siendo empleados de las escuelas”, indicó.

Otro de los cambios que se darían con la aprobación del proyecto es que las escuelas estarían habilitadas a recibir aportes del Estado para el pago de sueldos de no docentes a partir de la creación de este régimen jurídico, ya que actualmente los aportes pueden destinarse únicamente al pago de docentes.

“El ministerio de educación, a través de Spepm determinaría cuales serían las escuelas más necesitadas a efectos de comenzar a disponer gradualmente de esos cargos, en la medida que los recursos disponibles así lo permitieran”, explicó Falero.

JRC EP

elrafa.cortes@gmail.com-


Quizás tambien le interese...