Visitando Vinexpo Bordeaux 2017

“Como sommelier de vinos, el sueño de cualquier profesional es conocer “Vinexpo Bordeaux”, una de las ferias de vinos más prestigiosas y representativas de la industria en el mundo que se lleva a cabo en Francia, cada dos años (años impares). La misma reúne a la elite del vino, en especial a las bodegas de la zona de Bordeaux, donde se encuentran algunas de las mejores denominaciones de vinos del mundo”, relata en su columna semanal la sommelier Karla Johan (*).

 

Mi idea era llegar unos días previos a la feria, para visitar al prestigioso enólogo argentino Marcelo Pelleriti, el primer argentino en lograr 100 puntos Parker, la más alta distinción para el vino que la lleva a cabo Robert M. Parker, quien es considerado uno de los críticos de vino más influyentes del mundo, el precio que alcanzan los vinos suele incrementarse según la puntuación de este crítico.

Pelleriti, obtuvo 100 puntos Parker con el vino Château La Violette 2010, un Merlot elaborado en Pomerol, Francia.  Su segunda creación, el Château Le Gay 2010, elaborado en la propiedad que le da nombre, obtuvo 99 puntos el mismo año.

 

Me trasladé en tren hasta la estación de Libone,  esto tiene una duración de 15 minutos.  Es  la manera más práctica de llegar a la zona de Pomerol o Saint Émilion.  Me hospedé en la bodega Château Montviel, una de las bodegas del grupo. 

 

Al día siguiente recorrimos la bodega Le Gay, y por supuesto degustamos sus maravillosas creaciones, en especial un Le Gay 2004 y 2010, y La Violette 2008,  la sorpresa fue en el almuerzo degustar el vino Lindaflor Petite Fleur 2002, que estaba todavía joven y maravilloso.

 

Después de disfrutar dos días en la zona de Pomerol, era momento de conocer Burdeos (en francés: Bordeaux), la ciudad portuaria del sudoeste de Francia, capital de la región de Nueva Aquitania y la prefectura del departamento de Gironda, es la quinta ciudad más importante de Francia, después de París, Marsella, Lyon y Toulouse.

Burdeos es a menudo llamada “la perla de Aquitania”, pero todavía arrastra el apodo de “La Bella Durmiente”, en referencia a su centro histórico y sus monumentos que antes no estaban suficientemente resaltados.

En el año 2007 una parte de la ciudad “Puerto de la Luna”, fue registrada como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco por el conjunto urbano excepcional que representa.

La ciudad es conocida mundialmente por sus viñedos, sobre todo desde el siglo XVIII, que fue una edad de oro. Antigua capital de Guyena, Burdeos es parte de Gascuña.

Un paseo obligado para los que aman el vino, es La Cité du Vin la ciudad del vino. Este edificio en forma de decantador de vino gigante, ofrece un restaurante con vistas a Burdeos con una carta de 500 etiquetas de diferentes partes del mundo. Otra opción es tomarse una copa en el Bar Latitud20 se puede degustar vinos por copa, con una variedad de 50 etiquetas.

En la ciudad se puede visitar la Catedral Saint André (San Andrés) de Burdeos que  tiene un origen románico, con estilo gótico.

Es uno de los principales monumentos y la iglesia más importante de la ciudad de Burdeos. Desde 1998 forma parte del Patrimonio de la Humanidad como parte del sitio Caminos de Santiago de Compostela en Francia. Fue construida a finales del siglo XI y consagrada en 1096 por el papa Urbano II.

La idea original fue albergar cuatro campanarios, pero finalmente solo se construirían dos con sus agujas. En 1137 la catedral fue escenario de la boda entre Leonor de Aquitania y el futuro rey Luis VII de Francia.

El Gran Teatro de Burdeos es considerado por muchos el más importante de toda Francia. Su construcción, que corrió a cargo de Victor Louis, empezó en el año 1773 y se terminó en el año 1780.

Su arquitectura es una verdadera innovación en muchos aspectos, su inmenso pórtico está compuesto de doce columnas corintias, que realzan una fachada neoclásica de por sí imponente. En 1991, una restauración devolvió al Gran Teatro sus originales y vivos colores azul y dorado.

La Plaza Real, fue construida entre 1730 y 1755 por los arquitectos Gabriel (padre e hijo). Enmarcada por los muelles de fachadas uniformes, en forma de herradura, constituye un magnífico conjunto arquitectónico y una de las realizaciones más típicas de la época de Luis XV. En el centro está adornada por una fuente con las Tres-Gracias. La plaza está limitada al norte por el Palais de la Bourse, y al sur por el antiguo hôtel des Fermes.

 

El Museo de Bellas Artes de Burdeos figura entre los más antiguos de Francia, lo que explica la amplitud y diversidad de sus colecciones, en especial para los siglos XIX y XX. Entre los depósitos del Estado figuran algunas telas mayores como L’Embarquement de la duchesse d’Angoulême de Gros, la Chasse au Lion de Delacroix o el Rolla de Gervex. Se encuentran igualmente destacadas pinturas de Rubens, Veronés, Ticiano, Van Dyck, Corot, Bouguereau, Gérôme, Matisse, Dufy o Picasso.

 

Si quieren llevarse algún vino de alguna cosecha especial, no pueden dejar de visitar la vinoteca L´ Intendant que está ubicada en la calle 2, Allées de Tourny, en el corazón de Burdeos. La misma tiene un recorrido por escaleras ascendente, donde se pueden ir observando las etiquetas y denominaciones, donde los precios también van en forma ascendente. En el último piso hay una colección de Souternes, en especial de Château d´Yquem, el vino dulce botritizado más prestigioso del mundo.

 

 

Luego de visitar la ciudad y estar dos días en la feria “Vinexpo Bordeaux 2017”, con un grupo de colegas de Argentina, en especial el Sommelier Argentino radicado en España, Diego Echegaray, quien se encargó de la agenda,  decidimos recorrer otras bodegas de la zona.

El primer día visitamos el Château Haut-Brion,  es un vino Primer Cru Classé en la Clasificación Oficial del Vino de Burdeos de 1855. Se encuentra en Pessac, dentro de la comarca de Graves, a dos kilómetros de la ciudad de Burdeos, a cuya región vinícola pertenece.  Ubicada en la región de Graves, fue la única finca no perteneciente al Médoc incluida en la clasificación de 1855.

Luego nos trasladamos hasta Château Pichon Longueville Baron (normalmente llamado Pichon Baron) es una bodega en la AOCPauillac de la región vinícola de Burdeos (Francia).  Château Pichon Longueville Baron es también el nombre del vino tinto producido por esta propiedad. El vino producido aquí fue clasificado como uno de los segundos crus en la Clasificación Oficial del Vino de Burdeos de 1855.

 

Para finalizar el día, nos acercamos hasta la bodega Château Mouton Rothschild que es una finca vinícola ubicada en el pueblo de Pauillac en el Médoc, a 50 km al noroeste de la ciudad de Burdeos. Su vino tinto, que lleva el mismo nombre, está considerado como uno de los mejores tintos del mundo. En origen era conocido como Château Brane-Mouton y fue rebautizado por Nathaniel de Rothschild en 1853 dándole el nombre de Château Mouton Rothschild.

 

La Clasificación Oficial del Vino de Burdeos de 1855 no incluyó este viñedo entre los primeros crus. Se cree que pudo ser porque el viñedo había sido adquirido recientemente por un inglés y no era ya de propiedad francesa. En 1973, Mouton se vio elevado a la categoría de “premier cru” después de décadas de intensa presión por el poderoso propietario.

Al día siguiente fuimos a visitar exclusivamente la zona de Sauternes donde se elabora el vino que lleva su nombre. Este es un vino dulce francés dentro de la región vinícola de Burdeos. Sauternes se elabora con uvas sémillon, sauvignon blanc y muscadelle afectadas por la Botrytis Cinerea, también conocidas como podredumbre noble. Esto hace que las uvas queden parcialmente pacificadas, de lo que resulta una mayor concentración de azúcar y vinos con un aroma distintivo. Sauternes es una de las pocas regiones vinícolas donde la infección de podredumbre noble es algo que acontece con frecuencia, debido a su clima.

La primera visita fue  a Château de Fargues, perteneciente a la familia Lur-Saluces. El castillo de Fargues es una fortaleza medieval, en el departamento de Gironde. Su historia comenzó en 1306. Esta familia es la ex propietaria del afamado Souternes  Château d´Yquem, que desde 1996 es propiedad del gigante del lujo francés LVMH, quien compró el 51 % del Château a la familia del conde Alexandre de Lur-Saluces.

 

Después el recorrido continuó con el Château Suduiraut que tiene la categoría de Premier Cru Classè en la Clasificación Oficial de Vinos de Bordeaux de 1855. Allí pudimos degustar varios vinos, y en particular un Souternes de 1976 que tenía una acidez y aromas muy equilibrados. Este vino dulce, claramente mejora con los años.

Más tarde pasamos por el Château Guiraud clasificado como Premier Cru Classé en la Clasificación Oficial del vino de Burdeos de 1855. Pertenece a la denominación Sauternes en la Gironda, la bodega está ubicada en la comuna francesa de Sauternes.

Aquí pudimos charlar con sus  propietarios, y conocer más sobre el cuidado de las uvas y el vino en la bodega.

Por último y como despedida de este maravilloso viaje visitamos Château Doisy Daene, es una bodega ubicada en la zona de Barsac, Segundo Cru Classsé en la Clasificación Oficial del vino de Burdeos de 1855. También el grupo tiene varias bodegas en la zona que producen vinos secos blancos y tintos de muy buena calidad.

Estar recorriendo la zona de burdeos y sus denominaciones de orígenes, es entender la historia y el prestigio que tiene Francia como elaborador de vinos de alta calidad. Espero volver pronto y seguir disfrutando de estas maravillosas creaciones que te permiten viajar en el tiempo.

 

À Bientôt Burdeos!

 

(*)  www.karlajohan.com.ar

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE