comScore

Reflexión del pastor Guillermo Decena: “Pioneros en la presente generación”

Reflexión del pastor Guillermo Decena:  “Pioneros en la presente generación”

Los pioneros están abiertos a los cambios por más desafiantes que sean. El cristianismo demanda nuevos enfoques, debemos tener cuidado que nuestros corazones no se cierren e impidan aceptar la renovación que Cristo trae consigo.

 

Necesitamos mantenernos humildes, con corazones sumisos al Espíritu Santo a fin de aceptar la obra multifacética de Dios, en una sociedad compleja, para transmitir el mensaje de Jesús que cambia vidas.

 

Eldorado fue fundada el 29 de septiembre de 1919 por Adolfo Julio Schwelm. Se creó como centro de colonización europea. Las principales corrientes inmigratorias que se asentaron en la ciudad fueron la alemana, la suiza, la holandesa, la danesa, la polaca y la ucraniana.

 

Por lo tanto, sabemos lo que es un pionero y lo que ello implica. En otras ciudades los pioneros se diluyen en el tiempo. Pero en Eldorado toda esa gente pionera está todavía a alcance de la mano.

 

Debemos ser pioneros en el campo espiritual, hay que tener requisitos fundamentales que evidencian un carácter de pionero.

 

 

1 – El pionero espiritual tiene una mente flexible a los cambios

El mover del Espíritu Santo es dinámico, va cambiando, evolucionando, lo que no cambia es el evangelio, pero las maneras de presentar el evangelio van cambiando constantemente, porque los receptores son personas que cambian con la evolución de la sociedad. El mismo Espíritu de Dios nos da la apertura mental para poder aprovechar todos los recursos a nuestra disposición.

 

Es por ello que a Jesús no le recibieron los religiosos de la época, no se daban cuenta que Dios estaba empezando una etapa nueva de la obra de Dios sobre la tierra. Lamentablemente esto sigue ocurriendo, por la falta de renovación en el Espíritu Santo, hay muchos cristianos que rechazan las nuevas temporadas que Dios quiere hacer en cada generación. Son como Salomón que tenía un don de sabiduría, pero no se dejaba renovar mentalmente por el Santo Espíritu de Dios. Entonces no había nada nuevo debajo del sol, vivía una vida aburrida y sin novedad, y esto era por su vida de pecado y carnalidad. Así hay cristianos sin expectativas de vivir algo nuevo, y se resignan a todo lo viejo. Lucas 5:36 – 39 RVR

 

Los «odres» eran pieles de cabra que se unían en sus bordes para formar bolsas herméticas, una piel usada, más rígida, podría reventar y desparramarse el vino. El vino nuevo crece con el tiempo y era necesario ponerlo en un odre nuevo, en uno flexible. Como los odres viejos, los fariseos se mostraron endurecidos para aceptar a Jesús, quien no se ajustaba a sus tradiciones ni reglas, así mismo los religiosos muchas veces son duros e inflexibles a los cambios.

 

El cristianismo demanda nuevos enfoques, tradiciones, estructuras. Debemos tener cuidado que nuestros corazones no se cierren y nos impidan aceptar la renovación que Cristo trae consigo. Necesitamos mantenernos humildes y nuestros corazones sumisos al Espíritu Santo a fin de aceptar la obra multifacética de Dios, en una sociedad compleja, para transmitir el mensaje de Jesús, que cambia vidas. Los pioneros están abiertos a los cambios de cada época, por más desafiantes que sean.

 

2- Los pioneros usarán los mejores recursos para edificar el reino de Dios

Salomón cuando al principio amaba a Dios, tubo la luz suficiente para recibir lo heredado de su padre David y lo usó para edificar el tremendo templo al Dios de Abraham, Isaac y Jacob.

 

Así los pioneros usarán la herencia espiritual de los que anteriormente pagaron un precio y lo capitalizan para la presente generación.

 

Pero además como un pionero iluminado por el Espíritu Santo usó los excelentes recursos disponibles en esa época. 1 Reyes 7: 13 – 14 RVR.

 

Así mismo cuando le damos lugar al Espíritu Santo, Dios edifica su obra con excelencia, buscando a las mejores personas para su obra. Los mejores recursos deben usarse para la gloria de Dios. Vivimos en un mundo de vanidades que destina tremendos recursos para glorificar lo vano y lo carnal, cuanto mas no se deben apartar los mejores recursos para la gloria de Dios, y así cumpliremos la perfecta voluntad de Dios, porque Él desea que seamos un pueblo especial, excelente y deseado. Mateo 3: 10 – 12 RVR.

 

 

3 – El llamado apostólico es un llamado a ser pionero

Cuando uno analiza la vida de los apóstoles en la Biblia del nuevo testamento, vemos a personas esforzadas para llevar a otros a experiencias sobrenaturales que ellos mismo han experimentado. Eran personas que salieron por la dispersión de la persecución sin tener ningún plan, sino guiados paso a paso por el Espíritu Santo. Así mismo es el pionero, que no tiene temor a explorar territorios nuevos, porque confía que de alguna manera las puertas se abrirán.

 

El pionero espiritual no se conforma fácilmente con lo superficial, y trata de crecer mucho más allá en el entendimiento de las profundidades, y quiere ir a niveles mayores de la vida sobrenatural.

 

El pionero es capaz de hacer muchas cosas y no es experto en nada en particular. Pero da lugar al desarrollo de todas las capacidades plenas de cada ser humano. No está para hacer todo, pero da lugar a todos. El pionero se centra a trabajar en la gente y no se fija demasiado en los recursos materiales, son las añadiduras que Dios va a ir proveyendo. El pionero sabe que días bueno y días malos, pero no se desanima nunca y se emociona con el viaje de hacer cosas nuevas.

 

4 – El pionero va a ser siempre mal entendido, será rechazado muchas veces

El pionero es una persona que soluciona sus heridas interiores, que se deja sanar por Dios, y si no va camino al fracaso por más que Dios le dé oportunidad para ser pionero en algún sentido.

 

El Ejemplo de esto fue el primer rey de Israel; hablamos de Saúl que, teniendo la oportunidad de ir hacia delante con una etapa nueva, parecía que tenía tanta inseguridad en su interior que quería demostrar permanentemente que él era el que mandaba. Así desobedecía la clara palabra de Dios y perseguía a personas positivas que Dios le ponía a su alrededor. David hijo de Isaí, tenía un corazón puro y un respeto absoluto hacia Saúl, pero este le odiaba, pensaba que le quería sacar el puesto. Lo que finalmente ocurrió, pero por ser Saúl una persona enferma del alma sucedió lo que Dios no quería que sucediera.

 

La vida cristiana es para disfrutar, y si no lo puedes hacer es porque estás auto boicoteando tu misma felicidad. Debe ser un placer ser hijo de Dios. Hay muchos que no te apoyarán, hay otros que te criticarán y otros que nunca cambiarán, pero el pionero, sigue adelante sin temor alguno porque sabe quién lo ha llamado. Y mientras que los murmuradores mueren en el desierto espiritual, ¡el pionero verá la gloria de Dios!

 

Una de las cosas que debe resolver el pionero es dejar de lado la reputación o sea el que dirán. Sino lo resuelve jamás será pionero de verdad. Una de las vidas más impactante que es patrimonio del cristianismo fue el conocido como San Francisco de Asís. Porque dejo de lado su reputación y el que diría su familia, dejo de lado la fama social, dejó de lado la presión política y además la estructura religiosa de la época y vivió un cristianismo de puro amor hacia todos. Sin ser ni siquiera sacerdote, Dios lo usó hasta con milagros, porque él se decidió a amar a todos.

 

Que Dios te bendiga, te guarde de todo mal y tengas una semana de completa victoria!

 

 

Pastor Guillermo Decena

Centro Familiar Cristiano Eldorado

PP-CP


Quizás tambien le interese...