comScore

Ladrilleros responsabilizan a intermediarios por subas en los precios y aseguran que su ganancia es mínima

Ladrilleros responsabilizan a intermediarios por subas en los precios y aseguran que su ganancia es mínima

Trabajo duro: los oleros misioneros lamentan que a pesar de que la demanda de sus productos ha incrementado, las ganancias de ellos no han crecido e incluso advierten que los costos de producción se han elevado debido a la faltante de materia prima para la elaboración de los ladrillos. Añaden que los intermediarios logran ingresos de hasta el 100%, por ello solicitan algún tipo de herramienta o ayuda que les permita poder tener mejores bases para negociar.

 

Eugenio Cantero, delegado de la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina(UOLRA), señaló para Misiones Online que en este tiempo de cuarentena vieron una faltante de materia prima para la elaboración de ladrillos y que eso ha generado un alza de los costos de producción que perjudica sus ganancias.

 

«La pandemia afectó la provisión de insumos como aserrín, tierra y leña. Como sindicato le solicitamos a la Ministra de Trabajo para que destrabe eso, al igual que los intendentes, porque los oleros necesitaban hacer ladrillos y trabajar».

 

 

añadió que ahora hay producción y que en los últimos días hubo buena salida de ladrillos  y todo indica que las personas están comprando materiales de construcción. «Como el olero tradicionalmente quema de 5 mil máximo de 6 mil ladrillos, no puede abastecer todo el mercado. Es una forma de concientización para una mayor producción, pero se torna en un cuello de botella por la provisión de insumos. Se torna caro porque es escaso y a veces se malvende el producto y no alcanza para el insumo». 

 

Cantero precisó que la mayoría de los insumos son locales, «en el caso del aserrín buscan en los aserraderos, pero antes le daban gratis y ahora les venden, al igual que la leña».

 

 

Indicó que sugirieron a las municipalidades que los árboles que cortan o que se caen sean llevados a los oleros porque sería una linda ayuda para mitigar sus costo. «Ellos pagan caro la leña entre 700 y 800 pesos la carga que te dura un quemado, dependiendo de la leña. Un quemado te da entre 4 mil y 5 mil ladrillos que se están vendiendo a 2.800 o 3.000 pesos el millar y cuando uno saca el cálculo está parejo porque no solo es la leña sino los otros insumos (…) se nos complica bastante este tiempo de pandemia y ahora no pueden venir de tan lejos a comprar. Antes venían de Corrientes y ahora el costo de combustible».

 

El titular del UOLRA- Misiones explicó que el secretario General a nivel nacional se juntó con el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, debido a la vulnerabilidad del sector de ladrilleros artesanales.«Muchos de los que fabrican los ladrillos artesanales tienen bastante dificultad porque en la mayoría de casos sus ingresos no llegan a cumplir la canasta básica, depende si tiene un buen tiempo, material, es complicado. Se está hablando a nivel nacional, pero la pandemia viene frenando un proyecto que teníamos, pero no dejamos de atenderlos. No queremos tomar mercadería y repartir, pero  a veces no queda de otra que tenemos que agarrar la mercadería y repartir a los centros y a veces del sindicato sacamos algo y llevamos. En este tiempo que los insumos están encareciendo y que no nos quieren pagar más de 3.000 pesos. la paradoja es que el contador es que el pone los precios».

 

Agregó que mientras que los oleros ganan menos del 30%, los intermediarios sacan el 100%. «Una vez me dijeron que presente una queja, pero no sé porqué lado porque es una venta lícita, como todos va a buscar precio, tiene plata y compra y el tema está en que si vos le vendés, le vendés. Yo planteo en que si el Estado le pone plata a los obreros de ladrillos artesanales, él tiene una entradita para hablar con el intermediario y negociar mejor los precios».

 

Indicó que deben ponerse de acuerdo para lograr un precio justo entre todos  e incluso conseguir el dinero suficiente para que alguien corte los ladrillos. «El olero antiguo  ya tiene problemas de cintura y problemas de salud».

 

Añadió que a pesar de que los precios de los ladrillos podrían elevarse, a ellos como trabajadores no se les reconoce. «Ellos nos pagan lo mismo porque dicen que el acceso a donde está la producción ladrillera no es buena, aunque el intendente Stelatto arregló y eso ayudó, pero un abandono de tantos años cuesta. Muchas veces viene el camión y nos dice, vengo acá y tu camino está feo, esa y mil excusas y muchas veces el olero debe pagar el alquiler del almacén, pagar los insumos, alimentar a su familia y cede nomás (…) el olero es el que lleva el mayor esfuerzo físico y se enferma».

 

«Detrás de un olero hay mucho sufrimiento y sus familias también. Este trabajador quiere superarse, pero no puede. No piden planes, el olero quiere que el Estado esté presente en el desarrollo de caminos y producción. Por ejemplo, tres meses como mínimo que el Estado subvencione los insumos, nosotros como sindicato garantizamos que en ese tiempo el olero levantará la cabeza y podrá luego él pagar los insumos. Estamos educando una nueva forma. Queremos que el Estado esté presente no solo dándole plata. El salario social es beneficioso, pero hay que darle un seguimiento y enseñamos que deben administrar y crecer no solo económicamente sino autosuficiente y que los hijos de ellos se preparen que puedan estudiar».

 

Ladrilleros responsabilizan a intermediarios por subas en los precios y aseguran que su ganancia es mínima

 

Estimó que en el sindicato hay registrados 430 obreros entre las localidades de Oberá, Azara, Guaraní, Jardín América, Santa Ana, Candelaria y todo Posadas, «pero sabemos que hay como 700 y son todos de la producción de ladrillo artesanal y en algunos municipios los intendentes son solidarios».

 

SPM

SPM-

Canal W



Quizás tambien le interese...