Alexa

Las PyMEs madereras, unidas en los reclamos y búsqueda de soluciones con el Estado

Guillermo Fachinello, presidente de la APICOFOM (Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y NE de Corrientes) y vocero en la Mesa Forestal Nacional por el rubro Construcción con Madera, realizó un balance para el informe especial de ArgentinaForestal.com sobre lo «mejor y lo peor» del primer semestre del año 2020 para la cadena de valor foresto-industrial, los bosques y el ambiente.

 

“La verdad, cuesta un poco salir de las peores noticias de este año, no es sencillo. De igual forma, creo que la pandemia nos dejó como cámara empresaria algo muy positivo, que es el haber potenciado la asociatividad entre las PyMEs, incrementó la unión para consensuar los reclamos más urgentes -y en forma conjunta- ante las autoridades provinciales frente a una etapa muy difícil para todos, donde la salud y la economía están en riesgo en el mismo nivel de importancia”, expresó.

 

En la cámara maderera incrementaron el número de socios en este semestre. “Se sumaron 30 nuevas empresas a la APICOFOM. Todas buscando soluciones o información ante la cuarentena por COVID-19. El impacto en las ventas es alto, es una situación de cierre casi total de todos los rubros que en forma directa generó la caída abrupta del consumo, en un mercado de productos forestales que ya venía golpeado con anterioridad a la cuarentena. En conjunto, hoy nos alentamos a no bajar los brazos y buscamos salidas en coordinación siempre con las autoridades provinciales y nacionales, y eso es otro aspecto positivo. La búsqueda de respuestas con las que nos encontramos del otro lado, con diálogo permanente. A lo mejor no todas las que quisiéramos, ni en los tiempos que necesitamos, pero se entiende que el escenario es complejo para todas las actividades y nadie estaba preparado para todo esto”, admitió Fachinello.

 

En esa línea, el empresario consideró una excelente noticia para el sector privado de Misiones el haber logrado que la presidencia de FAIMA quede bajo la representatividad de una persona de la provincia, como el empresario Román Queiroz. En ese sentido, valoró la reactivación en junio de las reuniones de la Mesa Nacional Forestal con el equipo del nuevo gabinete que acompaña al presidente de la Nación, Alberto Fernández. “En la FAIMA siempre estuvieron con más peso los representantes de Buenos Aires ocupando espacios, con la renovación lograda con dirigentes del interior del país esperamos poder trabajar para federalizar aún más la institución, y desde allí canalizar en los ámbitos que se nos permita las realidades de las PyMEs madereras de todas las regiones del país. En la Mesa Nacional ocupo, en lo personal, el rol de vocero de la Mesa de Construcción con Madera, pero antes en ese espacio era el único. En esta nueva etapa somos 20 representantes en esa mesa. Esta brotando la semilla”, agregó con satisfacción.

 

El mercado de la construcción moviliza en forma directa a toda la cadena de la foresto-industria. “En los grandes centros urbanos, como Buenos Aires, Córdoba y Rosario, hubo un parate total de la actividad durante la cuarentena, que sumado a la caída del consumo que se arrastraba desde 2019, complicó aún más escenario. Esto es lo que más nos preocupa porque se hace difícil sostener el empleo si no hay ventas. En las últimas semanas se han adoptado medidas y hubieron anuncios que generan expectativas y esperamos se concreten con la reactivación del mercado de la construcción”, manifestó Fachinello, respecto a un plan de viviendas de madera del gobierno provincial en que financiarían 500 nuevas casas industrializadas y del Plan Nacional “Argentina Construye”.

 

Para las PyMEs el desarrollo futuro de la cadena productiva estará puesto en lograr en forma sostenida un mayor uso de la madera en la construcción. Por ello, desde este año, la cámara trabaja en dar a conocer los beneficios de los sistemas constructivos con madera. Recientemente, lanzaron el primer curso virtual con especialistas en la materia para la formación de profesionales  en las técnicas constructivas con madera y diseños de viviendas sustentables. “Lanzamos en junio un curso virtual y cerramos con alto número de inscriptos de Misiones, Corrientes, Buenos Aires, CABA, Córdoba, Río Negro, Santiago del Estero y Entre Ríos, superando incluso el cupo esperado.  Eso demuestra el interés en la temática y donde la APICOFOM es referencia en la materia”, sostuvo el directivo.

 

 

Otro aspecto positivo que consideró Fachinello, en coincidencia con opiniones anteriores, fue la puesta en marcha del nuevo Sistema de Guía Forestal Digital (SACVeFor) para el transporte y aprovechamiento de Bosques Nativos en Misiones. “Su aplicación será positiva, favorece a la legalidad de la comercialización de madera de origen del bosque nativo, es mucho más sencillo el tramite, se logrará optimizar tiempos. Es más eficiente desde lo operativo. Estamos en conversaciones con las autoridades del Ministerio de Ecología para revisar algunos aspectos que debieran incluirse para su mayor practicidad, ya que aun necesita -desde nuestro punto de vista- avanzar en un proceso de ajuste a la realidad de terreno del propietario”, adelantó el empresario maderero.

 

 

Con este panorama, el empresario consideró a la pandemia por COVID-19 como lo más negativo del semestre. “Es la peor noticia que pudimos haber recibido, que no era esperada y que nada podemos hacer más que responder a lo que el Estado Nacional y el Gobierno Provincial indique, y ajustarnos a ellos para salir lo antes posible de todo esto», dijo.

 

Agregó en este sentido que «todo este nuevo escenario cambió muchas prioridades y nos enfrenta a un mundo diferente. Las urgencias a resolver en las primeras semanas generaron mucha tensión, los problemas de frontera interna con Corrientes (donde operamos como región y tenemos muchas empresas socias); además había que contener al trabajador y analizar cómo se iba a sostener las fuentes laborales con nuevos protocolos de seguridad, en medio de un colapso económico, no es nada fácil. Sumado los aumentos de los costos, los impuestos y servicios que igualmente hay que hacer frente. En el caso de la energía, por ejemplo, cuando recién en el mes de mayo logramos que se reconozcan un 50% del pago de la factura y que el resto se pueda cancelar en cuotas, pero llegaron en junio las nuevas boletas con un altísimo incremento a nuestras industrias socias y la explicación es que EMSA cambió la manera de medir el consumo. En concreto, llegó la factura con aumento. Estos son los temas que preocupa a las PyMEs, y sobre las que estamos revisando cada uno de los aspectos, porque no debiera haber aumentos por el mismo consumo en esta crisis. En ningún servicio en general, pero finalmente esto no se aplica en la realidad y son temas a resolver”, detalló Fachinello.

El dirigente maderero sostuvo que sobre todos estos temas, en adhesión con la CEM (Confederación Económica de Misiones), se están conversando con las autoridades provinciales.

 

A la crisis que golpeó a todo el sector, se sumó la incertidumbre sobre cómo evolucionará la situación en el mercado interno en el próximo semestre. “En la zona norte, los colegas están preocupados por la reducción de Arauco en el suministro de materia prima (chip y raleo) de terceros durante la cuarentena. Suspendieron algunas semanas la provisión por la parada de planta de Puerto Piray y otros problemas que tuvieron en la Planta de Celulosa en Esperanza, pero esta desaceleración afectó la economía de sus proveedores tercerizados, y es un problema más en todo el contexto porque no se ha logrado retomar con normalidad el trabajo y no saben que puede pasar en los próximos meses”, manifestó el directivo de la APICOFOM.

 

Leer noticia relacionada: 

Ricardo Austin, de Arauco SA: “El sector forestal fue superando obstáculos en estos meses de pandemia y eso es alentador, pero estamos frente a una cadena de pagos complicada para todos en general”

 

Lidiar con la incertidumbre es la nueva habilidad que deberán ejercitar en la gestión de las PyMEs ante la cuarentena extensiva y la realidad económica argentina. “Son muchas las consecuencias que esta situación de emergencia sanitaria generó, donde la salud y la economía tienen el mismo orden de importancia en su evolución. Y la solución no es algo que depende del sector forestal, solo tratamos de adaptarnos de la mejor manera para seguir adelante, y esperamos poder hacerlo post pandemia”, concluyó Fachinello.

 

 

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas

DEPORTES