comScore
Ricardo Austin, de Arauco SA: “El sector forestal fue superando obstáculos en estos meses de pandemia y eso es alentador, pero estamos frente a una cadena de pagos complicada para todos en general”

Ricardo Austin, de Arauco SA: “El sector forestal fue superando obstáculos en estos meses de pandemia y eso es alentador, pero estamos frente a una cadena de pagos complicada para todos en general”

La principal compañía forestal mantuvo sus operaciones en Misiones durante todo el semestre, ya que por la fábrica de Celulosa en Esperanza y generación de energía limpia en Piray, estuvo declarada como actividad esencial para asistir con su producción en el contexto de la emergencia sanitaria por COVID-19.

 

Pero al igual que toda la cadena de valor foresto-industrial, el mercado interno interrumpió la demanda abruptamente, y en sus complejos industriales se encontraron con sobre stock de materia prima que debieron ir reacomodando para optimizar de la mejor manera los procesos de producción.

 

Por la caída de la demanda de tableros, la planta de MDF también estuvo con la línea fuera de producción. Sumado a ello, registraron problemas técnicos algunos días en la planta de Celulosa, por la que debieron suspender el abastecimiento de terceros por sobre stock de materia prima. Este “combo” llevó a decidir adelantar la parada técnica anual programada en el complejo de Piray, y se suspendieron o redujeron los cupos habituales de despacho de chip y raleos de terceros.

 

Esto tuvo un impacto económico ante la baja en el suministro de materia prima de terceros y generó incertidumbre en la zona norte ante el temor de no recuperar los cupos habituales de entrega de chip y raleos. “Arauco es un buen cliente, que paga regularmente. Si no retoma con normalidad la compra de terceros, se va a sentir en el mercado”, explicaban desde las PyMEs de servicios forestales.

 

Sin embargo, desde la empresa explicaron que las operaciones se retomaron con normalidad en todas las unidades desde el 1ro de junio, como estaba previsto tras la parada técnica en la planta de Piray, y se espera volver a la normalidad en forma progresiva en el suministro de materia prima de terceros.

 

“La fábrica de MDF ya está operando normalmente, al igual que el Aserradero, y la planta de generación de energía siempre se mantuvo en producción en Piray. En Esperanza, la planta de Celulosa está en marcha”, aseveraron.

 

Ricardo Austin, gerente Forestal de Arauco, respondió a la consulta de ArgentinaForestal.com respecto a lo mejor y peor del semestre.

En principio, sostuvo que “dentro de las buenas noticias para el sector puede destacarse que a pesar de todo y lo complejo de esta crisis sanitaria que atravesamos por COVID-19, la foresto-industria en Misiones no ha sufrido como otras actividades agroindustriales. Si bien se presentaron obstáculos que había que superar, principalmente en los primeros meses de la pandemia, se fue retomando la actividad y eso es muy alentador”, rescató.

Con respecto al impacto en Arauco, lo más destacable y positivo de esta crisis sanitaria fue que se han logrado implementar las medidas preventivas a tiempo y de manera eficaz, señaló Austin. “Con mucha rigurosidad se han llevado adelante múltiples normas y adecuaciones en los procesos para evitar la propagación del virus entre nuestros colaboradores. Además se ha controlado desde Arauco el cumplimiento de todas estas normas por parte de las empresas contratistas. Queda claro que los resultados son exitosos y que la salud de los trabajadores, sus familias y las comunidades, es la prioridad de Arauco”, expresó el directivo.

En tanto, como punto negativo, observó con preocupación que “nos encontramos que la cadena de pagos esta complicada para el sector en general. Por otro lado, una dificultad que vemos es la falta de acceso al crédito para renovación de maquinaria o compra de camiones por parte de contratistas forestales”, concluyó.

 

 

 

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

P.E.--


Quizás tambien le interese...