Comer de viandas, una tendencia que crece, pero ¿son una opción saludable?

Comer de viandas, una tendencia que crece, pero ¿son una opción saludable?

 

Recurrir a servicios de viandas para el almuerzo y/o cena, principalmente,es una tendencia que está en aumento en nuestra sociedad actual, cuyas causas pueden deberse a varios factores, entre los más comunes se encuentran los horarios de trabajo de corrido o que impiden cocinar, el colegio, la universidad, etc. y, si bien existen muchos servicios de viandas, lo que tomó mayor auge en el último tiempo son las “viandas saludables”.

No obstante, debemos conocer un poco más de que se trata una vianda realmente completa en cuanto a nutrientes y calidad, ya que, muchas veces se observan menús que, por el solo hecho de tener una ensalada, son llamadas “saludables” y, quizás por sus otros ingredientes o formas de cocción utilizados, resulta que no es tan así.

Entonces, ¿cómo debe ser una vianda para ser realmente saludable y completa nutricionalmente?

En primer lugar, debemos establecer que “saludable” quiere decir que nos aporte nutrientes que favorezcan la salud y a su vez que sean alimentos seguros, es decir higiénicos, controlados en cocción, desde la preparación hasta que llegue a nuestra mesa. Hay que comprender que la idea de que las viandas saludables son para adelgazar, exclusivamente, es un error,porque no es lo mismo, ya que para este último fin la vianda además de ser saludable debería ser controlada en calorías y ciertos nutrientes.

Una vianda saludable y completa es aquella que:

  • Incluye de 4 a 5 de los siguientes grupos de alimentos:
    1. Verduras: crudas o cocidas, de todo tipo, como tomate, lechuga, pepino, zanahoria, repollo, remolacha, choclo, calabaza, papa, mandioca, acelga, zapallitos, brócoli, tomate, etc.
    2. Cereales y/o legumbres: arroz común o integral, fideos, avena, productos a base de harinas, de preferencia integral, polenta, porotos, lenteja, arvejas, garbanzos, etc.
    3. Lácteos y derivados: tales como leche, queso, yogur, según sea el menú.
    4. Carnes y huevos: para aportar proteínas de buena calidad, como carne vacuna, pollo, pescados de rio o mar, cerdo, huevo de gallina o codorniz.
    5. Grasas de origen vegetal (omega 3, 6 y 9): son las grasas buenas para la salud, siempre y cuando no sean sometidas a cocción, tales como aceites de girasol, oliva, canola, etc., frutos secos (nueces, almendras, maní, etc.), semillas (chía, lino, sésamo, girasol, etc.), palta.
    6. Frutas: se pueden incluir como postres, o bien, como ingredientes de preparaciones según el menú. Por ejemplo, naranja, manzana, banana, pera, uvas, ciruela, melón, sandía o ananá.
  • Que tengan como método de cocción el horno, parilla, plancha, papillote, al vapor, hervidos, salteados con rocío vegetal, evitando las frituras.
  • Que tenga controlada la adición de sal, y utilice más bien condimentos aromáticos como hierbas y/o ácidos como limón o vinagre.
  • Es de suma importancia que los alimentos sean de preparación casera como en el caso de hamburguesas, milanesas, albóndigas, etc. y que los vegetales sean frescos.
  • La variedad determina la adherencia a comer más sano. Por lo tanto, es importante que tenga una planificación con menús semanales que incluyan todo tipo de preparaciones y nutrientes.
  • Para que sean seguros es indispensable la higiene a la hora de la preparación, la cocina debe estar habilitada para el fin comercial, tanto el lugar físico como el personal deben reunir los requisitos necesarios establecidos para la manipulación de alimentos.
  • Es de suma importancia también mantener las temperaturas durante el transporte y distribución de las viandas, sobre todo en épocas de calor donde se pierde la cadena de frio o ciertos alimentos tienden a descomponerse.
  • Como último punto a destacar está el envasado de las viandas para su distribución, debe ser cerrado mediante el uso de bandejas con cierre hermético, bolsas de papel en lo posible, que aísle el alimento de toda contaminación ambiental.

Seamos conscientes a la hora de elegir nuestros alimentos, si bien, es de suma importancia el costo económico, también pensemos en nuestra salud y lo que es mejor para ella.

 

Lic. Romina Krauss

M.P.n°147

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE