Ideas de desayunos y meriendas nutritivas y fáciles con sus versiones light.

Ideas de desayunos y meriendas nutritivas y fáciles con sus versiones light.

Ideas de desayunos y meriendas nutritivas y fáciles con sus versiones light.

El número de comidas diarias es importante a la hora de organizar nuestra alimentación, en primer lugar, debemos tratar de realizar al menos 4 comidas.

Es por eso que, en esta nota te contamos algunas opciones para el desayuno y la merienda, con el fin de ayudarte a organizar estas dos comidas que muchas veces son omitidas por la mayoría de las personas, ya sea por falta de costumbre o por cuestiones de tiempo y horarios, entre los motivos más frecuentes.

Hablamos de ambas ingestas debido a que generalmente necesitamos los nutrientes y calorías similares en el desayuno y la merienda.

Opciones y sus reemplazos para la versión baja en calorías:

  • 1 vaso/taza de leche con tostadas con queso crema y mermelada de frutas. Versión light: utilizar leche descremada, queso descremado y mermelada light.
  • Yogur con cereales (copos, avena, granola, etc.). Versión light: utilizar yogur descremado, copos sin azúcar.
  • Yogur con frutas picadas y semillas (chía, lino, sésamo, girasol, etc.). Versión light: utilizar yogur descremado.
  • Infusión (té, café, mate cocido) con leche y pan con mermelada de frutas. Versión light: utilizar leche descremada, edulcorante y mermelada light.
  • Mate con pan o galletitas con queso + 1 fruta. Versión light: utilizar galletitas simples blancas o con salvado, queso descremado.
  • Leche con avena y frutas. Versión light: utilizar leche descremada.
  • Café con leche, tostadas con dulce y jugo de naranja. Versión light: utilizar leche descremada, edulcorante para la infusión y el jugo.
  • Licuado de frutas con leche y galletitas de salvado o con semillas. Versión light: utilizar leche descremada o agua para el licuado y edulcorante.
  • Leche sola o con infusión y chipitas de almidón. Versión light: utilizar leche descremada y chipitas de elaboración casera con ingredientes light como leche descremada, queso light, menor cantidad de margarina y agregado de aceite.

Como se observa, las ideas son múltiples como así también las combinaciones de alimentos. Todo depende de nuestros gustos, costumbres alimentarias y rutinas, pero lo importante es tratar de incluir siempre algún lácteo, cereales y derivados (pan, galletitas, tostadas, etc.) y alguna fruta.

Tanto el desayuno como la merienda son comidas importantes ya que el primero nos brinda la energía y nutrientes necesarios para comenzar el día y que nuestro organismo funcione a pleno gracias a ello, y la merienda tiene una función de dar una cuota energética a la tarde, que a su vez nos previene de acumular apetito para la cena y ayuda a mantener mejores valores de glucemia, lo cual evita ataques de hambre o ansiedad en horas de la noche.

Por la licenciada Romina Krauss – M.P.n°147

 

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE