Imputaron por homicidio simple a una de las mujeres detenidas por el crimen de Víctor Maidana ocurrido en San Isidro

Imputaron por homicidio simple a una de las mujeres detenidas por el crimen de Víctor Maidana ocurrido en San Isidro

El Juez de Instrucción 2 César Yaya imputó por homicidio simple a una de las mujeres detenidas el jueves por el crimen de Víctor Maidana, en el lote 4 del paraje San Isidro de Posadas.

El hecho sucedió el pasado jueves luego de un incendio que se produjo en el lote 4 del paraje San Isidro. El cuidador del lugar de 70 años fue asesinado de un puntazo en el cuello y golpes en la cabeza. Ese mismo día habían sido detenidas Felipa, una mujer de 58 años y su hija Digna de 35 años. Las mujeres estuvieron detenidas hasta ser convocadas por el Juez Yaya quien dispuso que sólo la mayor de las mujeres continuara detenida.

 

Los hechos

El pasado jueves 29 de septiembre hallaron muerto al casero de un lote ubicado a un costado de la ex ruta 213 e investigan si fue un homicidio. El hombre, de 70 años, estaba tirado en la casa que ocupaba y tenía manchas de sangre en distintas partes del cuerpo.

Esa tarde, alrededor de las 16, una dotación de Bomberos de San Isidro y otra de Zona Oeste actuaron en el lote 4, ubicado por la avenida Alicia Moreau de Justo casi 210, donde se estaría produciendo un incendio de malezas. En el lugar los efectivos trabajaron intensamente para sofocar la quema que arrasó con dos predios, dejando daños materiales.

Posteriormente, Hugo Orlando V. (55), propietario del lote 4, manifestó que encontró a su cuidador Víctor Maidana (70), sin vida dentro de una vivienda de servicio donde vivía. El fallecido era casero del lugar.

Una vez presente, el personal de Policía Científica realizó las pruebas de rigor, y por orden de los facultativos, el cuerpo será trasladado a la Morgue Judicial para examen de autopsia, a fines de establecer fehacientemente las causas de su deceso.

Por razones de jurisdicción la seccional 15ta se encargó del sumario. También convocaron a expertos de la Dirección Homicidios.

 

La detención de las mujeres

Esa misma noche una mujer y su hija fueron detenidas por el homicidio. Los investigadores policiales trataban de establecer si la mujer de 58 años, quien presuntamente también era empleada en la quinta que cuidaba la víctima, y su hija guardan relación con el deceso del trabajador. El médico policial constató que el anciano presentaba dos golpes en la cabeza y una herida cortante en el cuello. Peritos de la Policía Científica incautaron en el lugar un cuchillo de grandes dimensiones con vaina de cuero y un rastrillo de plástico con mango madera, roto en dos partes.

 

Las pruebas contra las mujeres

Horas después testigos que aseguraron verlas saliendo de la casa de la víctima y una huella que apareció en el lugar del crimen comprometen a ambas, sobre todo a la primera.

La mayor de las mujeres solía limpiar la propiedad, a cargo de Maidana. Incluso se le adjudicaba una relación, de amistad o tal vez de mayor cercanía, con el cuidador. Por eso, era habitual que fuera al predio. Pero su presencia, en la hora aproximada en la que asesinaron al anciano, cambió su situación.

Felipa y Digna fueron arrestadas esa misma noche por personal de la Dirección Homicidios de la Policía. Fuentes del caso, que las ubicaron saliendo momentos antes de la escena del hecho, también añadieron el siguiente dato: cerca del cadáver había una marca de pisada de una ojota. Un calzado con un dibujo de suela similar fue incautado en la casa de Felipa. Si esa ojota decomisada es la que dejó la huella en lo del cuidador, el cuadro se tornará más oscuro para la sospechosa.

Todo apuntaría a que una fuerte discusión derivó en el homicidio. No se cree que el autor haya ido a matar al anciano, sino que una vez que se desató el entredicho, el o la homicida tomó lo que tenía a mano para atacar al anciano.

 

Vea también:

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE