Testigos y una huella en el lugar del crimen comprometen a las detenidas por el asesinato del cuidador

Testigos y una huella en el lugar del crimen comprometen a las detenidas por el asesinato del cuidador

Felipa A. (58) y su hija Digna O. (35) están detenidas por el asesinato del cuidador Víctor Maidana (70), que apareció degollado y con golpes varios en el lote 4 de San Isidro, en las afueras de Posadas, ayer por la tarde. Testigos que aseguran verlas saliendo de la casa de la víctima y una huella que apareció en el lugar del crimen comprometen a ambas, sobre todo a la primera.
La mayor de las mujeres solía limpiar la propiedad, a cargo de Maidana. Incluso se le adjudicaba una relación, de amistad o tal vez de mayor cercanía, con el cuidador. Por eso, era habitual que fuera al predio. Pero su presencia, en la hora aproximada en la que asesinaron al anciano, cambia su situación.
Felipa y Digna fueron arrestadas anoche por personal de la Dirección Homicidios de la Policía. Fuentes del caso, que las ubicaron saliendo momentos antes de la escena del hecho, también añadieron el siguiente dato: cerca del cadáver había una marca de pisada de una ojota. Un calzado con un dibujo de suela similar fue incautado en la casa de Felipa. Si esa ojota decomisada es la que dejó la huella en lo del cuidador, el cuadro se tornará más oscuro para la sospechosa.
Todo apunta a que una fuerte discusión derivó en el homicidio. No se cree que el autor haya ido a matar al anciano, sino que una vez que se desató el entredicho, el o la homicida tomó lo que tenía a mano para atacar al anciano.
Será fundamental la declaración de ambas mujeres, si es que acceden a ser indagadas por el juez de Instrucción Dos, César Yaya. Tal vez así se sepa qué desató el ataque que terminó con el cuidador degollado.

MAS



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE