Evaluación del impacto ambiental

Buscan prevenir contaminación con agroquímicos, incendios forestales, plagas y enfermedades. La evaluación de impacto ambiental realizada en la cuenca es positiva y por ello, los investigadores consideran necesario y conveniente implementar el Plan de Ordenación para: aumentar la calidad y disponibilidad actual y futura del agua para la población de la ciudad de Eldorado, mejorar el régimen hidrológico de la cuenca, regular la calidad y cantidad del escurrimiento superficial, subsuperficial y subterráneo que abastece los acuíferos, mejorar la calidad ambiental de la cuenca, corregir la gran deficiencia ecológica actual, reducir la posible pérdida anual de suelo logrando menor erosión del suelo y reducción de la turbidez del agua, disminuir el costo medio de potabilización del agua y restaurar la biodiversidad.
Además de restaurar en la cuenca inferior 3.875 hectáreas de bosques y vegetación protectoras de cursos de agua y suelos, recuperar 81.861 hectáreas de bosques nativos degradado o en proceso de degradación para la protección hidrológica de la cuenca, incrementar el índice de protección hidrológica de la vegetación de 57 % a 84 %, logrando una mejora del 27 %, incorporar 15.467,87 hectáreas de tierras rurales improductivas sobre suelos de la unidad cartográfica 6ª a la actividad productiva silvopastoril en equilibrio con el medio ambiente, aumentar la disponibilidad del caudal de agua para las plantas, animales y el hombre, con relación a su cantidad, calidad y distribución temporal, especialmente en las estaciones secas, prevenir la contaminación con agroquímicos, los incendios forestales, plagas y enfermedades, sanear el medio ambiente mediante sistemas de tratamiento, control de vertido de efluentes cloacales, industriales, comerciales, domiciliarios y la erradicación del basural municipal a cielo abierto, mejora de la situación socioeconómica y el bienestar general de la población, conservar la Biodiversidad, aumentar el valor de las tierras y propiedades, debido tanto a la mejora del ambiente como al aumento de la productividad, y aplicar métodos de manejo sustentable

El proyecto

El objetivo del trabajo es formular un Plan de Ordenación de la cuenca del arroyo Piray Miní con la elaboración de programas referidos a: restauración y protección como a la mejora ambiental en su conjunto. La metodología contempla las acciones y actividades como: Revisión de antecedentes; Información básica: a)superficie y ubicación, b) geología, geomorfología y suelos, c) factores climáticos, estado actual del uso de la tierra, usos alternativos, e) recursos hídricos. Inventario de los recursos. Análisis de las limitaciones.
Formulación del plan de ordenación. Evaluación del impacto ambiental. Evaluación económica ambiental. Redacción y presentación del plan de ordenación.
La investigación tiene una duración de 30 meses, y estaría ejecutado en un 60%. El trabajo se inició en marzo de 2003 y finalizaría en agosto del presente año. En el equipo que lleva adelante el trabajo se encuentran los especialistas en Cuencas Hídricas, el ingeniero forestal Juan Kozarik (director) y Martínez Duarte.
En tanto, colaboran en diversas áreas temáticas el ingeniero forestal José Palavecino; y el bioquímico Jorge López, éste último responsable del Laboratorio de Calidad de Agua de la Facultad de Ciencias Forestales.
El proyecto contempla la formulación de un plan de ordenación de la cuenca con programas de restauración, protección, evaluación del impacto ambiental como la determinación de la rentabilidad económica de la calidad ambiental.
En cuanto al presupuesto previsto al inicio del proyecto, se utilizó dos mil pesos ($2.000) en 2003 y mil setecientos pesos ($1.700) pesos en el año 2004, otorgado en efectivo por la UNAM para financiar parte del proyecto. Hasta el momento no se tuvo acceso a otras fuentes de financiamiento externo a la universidad.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE