Alexa

Opinión | Marcamos un camino

Misiones acentúa cada vez más sus políticas en protección de la biodiversidad. Somos conscientes del territorio que ocupamos y asumimos la responsabilidad como guardianes de nuestra tierra.

Como Estado, tenemos una idea férrea e inmutable idea sobre el cuidado de nuestro ambiente. Allí vamos, ese es el horizonte y creemos que el progreso no puede ser tal sin que se discutan las problemáticas relacionados a nuestro contexto. Es por eso que tenemos la intención de acompañar cada iniciativa cargada con nuestros valores, sin dejar de atender a cada voz que nos pueda indicar una mirada distinta.

En este marco mundial socioeconómico complejo, donde las producciones agrícolas se encuentran en el tope de la agenda, nuestra provincia profundiza un trabajo para generar condiciones propicias al cuidado de los trabajadores de la tierra valorizando las materias primas que terminan en nuestras manos, dándole amparo legislativo y acciones ejecutivas.

Vamos camino a un cambio de paradigma que engloba la utilización de insumos para la producción primaria aplicando el concepto de sostenibilidad. Lo hacemos porque estamos convencidos que desde nuestro rol podemos encausar políticas públicas que acompañen estos procesos.

Nos ponemos metas y este año vamos a llegar a entregar unos 500 mil litros de fertilizantes orgánicos, además, continuaremos trabajando con los productores para que implementen estos insumos de probada eficacia en diversos tipos de cultivos.

Esta iniciativa tiene muchas voces a favor de productores que ya trabajan la tierra con sistemas más amigables con el ambiente y se encuentran en una línea que se viene trazando en el mundo, por ejemplo: Europa donde se empiezan a suprimir las importaciones de productos que afecten la naturaleza y provoquen deforestación. Pero el aporte también es para los consumidores, cada vez más exigentes con la procedencia y cuidado de los alimentos.

Los productos con los que se viene trabajando han sido testeados desde el año 2020 y demostraron su eficacia tanto en la precocidad de la producción como en la incidencia en la disminución de plagas dañinas para el cultivo. Sin embargo, nada de esto puede ser posible sin la creación de espacios como la Biofábrica donde se aplican, con tecnología de avanzada, promoción de insumos biológicos y orgánicos para sustitución de lo químico en las chacras. También de una planificación con programas que doten de información y muestreo con el fin de ejecutar estos productos sustentables que no son tóxicos, ni generan residualidad.

Nuestra tarea es clara en ese sentido y la dotamos de prácticas que conducen a levantar los precios de nuestros alimentos, cuidar la salud de quienes lo trabajan y otorgar mejor calidad en la producción. Hay una apuesta mundial a bajar el uso de los fertilizantes químicos y en la provincia estamos motivando el uso de productos orgánicos en los sistemas agrícolas. Esto nos genera un desafío y el camino ya está marcado.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas