Alexa

Dolarizar la economía “hoy es una inciativa descabellada y distante de la situación argentina” afirmó Gerardo Alonso Schwarz

El economista de la Fundación Mediterránea se expresó sobre las ideas y proyectos que en las últimas semanas se han conocido, desde representantes de la oposición, con respecto a dolarizar la economía de nuestro país, como método para terminar con el problema de la inflación.

El economista Jefe – Regional NEA de la Fundación Meditarránea, opinó sobre la iniciativa que la última semana nuevamente reapareció en el país, como posible solución a los problemas económicos, especialmente la inflación. Para Schwarz, dolarizar la economía no haría falta si se logra el equilibrio fiscal.

 

¿Qué sería necesario para dolarizar y que la moneda que circule sean dólares y no pesos?

En diálogo con Misiones Online Tv, Gerardo consideró que “es muy difícil que eso se pueda dar en este momento, en nuestro país, porque el Banco Central hoy debe plata (pasivos) por entre 45 mil y 90 mil millones de dólares, mientras que el balance neto que tiene es de casi cero. O sea que hoy el Central si se tuviera que pasar de circular pesos a dólares, tendría que de alguna forma conseguir 45 mil millones de dólares, que hoy no existen.  Por tanto, hoy es una iniciativa descabellada y distante a la situación argentina”.

 

El economista preguntó también: para que querríamos dolarizar, cuales son las ventajas y desventajas?

“Desde economía son temas que se estudian ya a hace mucho tiempo, hoy necesitamos emitir mucho, de hecho, la emisiones en los últimos 12 meses fueron del 52% muy en línea con la inflación. Dinero que se emite porque el gobierno no cubre todos los gastos que tiene, o sea hay un déficit fiscal muy importante, y le pide al Banco Central que imprima más dinero, y con eso paga el gasto público que tiene que enfrentar todos los meses”.

 

“Nos tendríamos que preguntar: si nosotros pasáramos a depender del dólar, ¿de qué manera financiaríamos el déficit fiscal, ya que no tenemos la máquina de imprimir dólares? Tendríamos que recurrir a emitir más deuda o reducir el déficit fiscal, que es el objetivo que debería perseguirse. Y si logramos equilibrio fiscal, no tendríamos necesidad de dolarizar. En conclusión más allá de que muchas personas piensen en que con esto se podría eliminar la inflación, que sirve como disparador de temas, no creo que sea posible ni tampoco positivo, ya que los países que dolarizaron han tenido que generar otras soluciones a sus problemas de fondo como el déficit fiscal. Entonces si nos vamos a cortar la mano porque no podemos controlarnos, y con la mano cada vez que podemos agarramos y comemos, y comemos mucho, y después tenemos sobrepeso, el problema no es la mano, sino la disciplina de tener conductas saludables que nos permitan estar en línea, con nuestras necesidades y recursos”, ejemplificó.

 

Diputado de Juntos por el Cambio presentó un proyecto para dolarizar la economía

El diputado radical de Juntos por el Cambio Alejandro Cacace presentó este lunes un proyecto de ley que impulsa la «dolarización oficial» de la economía argentina.
«Establécese el dólar de los Estados Unidos de América como moneda de curso legal de la República Argentina», dice el artículo primero del proyecto que el legislador alineado con el espacio que dirige Martín Lousteau presentó en el Parlamento y cuyos detalles difundió por Twitter.Se trata de la primera vez que se lleva al Congreso un proyecto de esta índole. Hasta hoy, el único dirigente que se había manifestado públicamente a favor de esta iniciativa había sido el libertario Javier MileiLa idea también había sido esbozada en los últimos años por el ex ministro de Economía Domingo Cavallo, referente del régimen de Convertibilidad de los años 90′.La dolarización de la economía implicaría la desaparición del peso argentino y la adopción en su lugar del dólar como moneda de uso corriente, con lo cual se terminaría con la capacidad soberana de tener una política monetaria.También fijaría el tipo de cambio de conversión entre el peso y el dólar de los Estados Unidos como un «cociente entre los pasivos monetarios y no monetarios del Banco Central de la República Argentina y las Reservas Internacionales».

El proyecto señala, además, que de entrar en vigencia la ley, el BCRA canjeará los pesos «en circulación por dólares de los Estados Unidos de América al tipo de cambio de conversión» fijado por la institución monetaria.

Tras ese canje, establece que todas las operaciones financieras, como depósitos, créditos, emisión de títulos valores y cualesquiera otras realizadas por medio del sistema financiero, así como los registros contables del sistema financiero, «se expresarán en dólares».

Otra de las medidas que propone es imponer un plazo de 180 días para la entrada en vigencia de la nueva moneda y el cese del peso.

Cacace aseguró que el proyecto tiene «como objetivo principal estabilizar la economía y solucionar el problema de la alta inflación que afecta a nuestro país desde hace décadas».

«En los últimos 40 años hemos sufrido 17 crisis económicas. Somos una de las economías con mayor suba sostenida y generalizada de precios en el último siglo. En nuestro país hay una dolarización espontánea. La gente no confía en la moneda y elige desprenderse de los pesos e ir hacia el dólar», agregó el abogado.

El diputado puso como ejemplo a Ecuador, que cuando aplicó esa medida «tenía un 100% de inflación anual» y, a partir de entonces, «se redujo rápidamente esa tasa hasta alcanzar un dígito en el año 2002».

Sobre las consecuencias de la dolarización en su país, el exmandatario del Ecuador, Rafael Correa, también economista, compartió decenas de veces una mirada muy crítica sobre aquella medida, a la que consideró un «suicidio monetario».

«Para un país en vías de desarrollo, el cuello de botella, el factor crucial, es su sector externo. Y el principal instrumento para controlar ese factor externo se llama tipo de cambio. Y a eso, ingenuamente, absurdamente, Ecuador renunció. Cometió un suicidio monetario», planteó Correa al asumir la Presidencia, en 2007.

Sin embargo, Cacace reivindicó la propuesta y este lunes, al referirse a su proyecto de ley, afirmó que «uno de los mayores beneficios de dolarizar sería el desarrollo del crédito, el cual en Argentina es de los menores de la región».

«Tener una moneda dura y valorada por los argentinos como reserva de valor permitirá profundizar el crédito en el largo plazo, con lo que esto significa potencialmente para el crecimiento de nuestra economía», tuiteó el legislador de JxC. Fuente: Ambito

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas