Alexa

Ataque sexual en Posadas | Investigan si habría relación con los casos de abuso a jóvenes estudiantes no esclarecidos

En los últimos meses, la ciudad de Posadas se conmocionó tras las graves denuncias por parte de jóvenes mujeres, asegurando haber sido abusadas por hombres, quienes hicieron uso de una extrema violencia desde el primer momento.

Ataque sexual en Posadas

El modus operandi se repite, mujeres indefensas son sorprendidas por hombres, quienes bajo amenaza logran cometer la aberración y así destruir por completo la psiquis de las víctimas, quienes tendrán que convivir con esa escena durante el resto de su vida.

Posadas ha sido noticia tanto en medios provinciales como nacionales por estos hechos de violencia en contra de la mujer y, sin duda alguna tiene alguna que otra relación con hechos de abusos sexuales y femicidios aún sin resolver, como es el reconocido caso de Lucía Maidana.

En este informe se hará mención a los ataques sexuales conocidos en los últimos días que podrían tener relación con hechos que aún continúan impunes. Las autoridades extrajeron muestras de ADN e intentarán cotejarlos con el material genético obtenido de aquellos crímenes que hasta el momento, no tienen justicia.

 

El ataque sexual sobre la Avenida Lavalle

El pasado 16 de octubre, una joven de 19 años denunció ante la Comisaría de la Mujer un secuestro y posterior abuso sexual. En su denuncia aportó datos y características del presunto abusador.

Según el relato de la joven, al no poder ingresar a un boliche bailable ubicado sobre la Avenida López y Planes, por no contar con su documento de identidad, decidió regresar a su domicilio y fue allí, en las inmediaciones a la Avenida Lavalle y calle Florencio Sánchez, cuando fue abordada por un hombre a punta de cuchillo, quien la secuestró y abuso en una vivienda presumiblemente abandonada.

Las investigaciones del caso tuvieron varias idas y vueltas. En un primer momento, tras la denuncia de la víctima y posterior allanamiento del lugar donde se habría concretado el abuso, un hombre de 68 años fue demorado en averiguación del hecho. A las pocas horas, fue liberado.

ataque sexual en Posadas
El identikit.

La jovencita en declaración testimonial aportó datos y características del sujeto que la atacó y, tras ello, se pudo llegar a la confección de un identikit y con esa imagen, comenzó la intensa búsqueda del depravado.

Al momento del allanamiento en la vivienda donde habría sido consumado el acto sexual, los pesquisas hallaron documentaciones pertenecientes a otra joven, quien denunció un hecho de robo en su domicilio, en inmediaciones a la Avenida Lavalle.

Según los relatos brindados a Misiones Online, el hombre ingresó a su domicilio cuando ella se encontraba sola y fue allí cuando, en principio, se llevo su DNI y tarjeta sube, además de otros objetos de valor. Presuntamente, ese mismo hombre (de características similares al identikit) ingresó nuevamente a su vivienda en el momento que se encontraba junto a su familia sentados en la mesa.

Es por ello que fue fácil identificarlo al hombre, quien salió rápido de la vivienda a los gritos de “auxilio”.

Horas posteriores a la liberación del primer sospechoso del abuso sexual sobre la Avenida Lavalle, otro hombre fue detenido por los uniformados tras un allanamiento llevado a cabo en una estación de servicio abandonada sobre la citada arteria en intersección con Martín Fierro, quien también fue liberado a las pocas horas, debido a que sus características coincidían con el identikit pero el mismo no fue reconocido por la victima.

El tercer hombre, fue detenido por el personal de la Dirección de Investigaciones Complejas. El presunto victimario se encontraba circulando de manera sospechosa en inmediaciones a la calles Junín y la Rioja del microcentro posadeño.

Tras una rueda de reconocimiento, la victima reconoció a su presunto abusador, quien por orden del Magistrado Fernando Verón, titular del Juzgado de Instrucción N°3, continuó detenido.

El acusado fue examinado científicamente y con ello se podrá cotejar con las muestras de ADN obtenidas tanto de la victima de 19 años y además, con otros casos de abuso sexual perpetrados en la ciudad de Posadas, los cuales continúan aún sin detenidos.

Las muestras de ADN tardan varios meses para poder cotejarse.

 

Violación e intento de homicidio

En la madrugada del pasado domingo, los vecinos de un edificio ubicado sobre la Avenida Lavalle Posadas, alertaron al 911 tras los pedidos de auxilio de una joven. Al llegar la comisión policial, se encontraron con la víctima al borde de la muerte posterior de un ataque sexual.

La escena con la cual se encontraron los uniformados al momento de ingresar por la fuerza al domicilio de la joven víctima era escalofriante: estaba completamente desnuda, amordazada y con la cabeza tapada con una bolsa envuelta con una cinta adhesiva.

El victimario fue detenido en el acto y puesto a disposición de la justicia. Ahora será citado a declaración indagatoria ante el Juzgado de Instrucción N°7 a cargo del Magistrado Miguel Mattos.

ataque sexual en posadas
El edificio donde se concretó el ataque sexual.

El joven de 26 años es alumno de medicina en la Facultad de Santo Tomé, Corrientes. Según confirmaron, tiene una causa ante la justicia por intentar ingresar por la ventana al departamento de una mujer.

Estos hechos de ataque sexual despertaron sin dudas la alarma de los investigadores y, a través de las muestras de ADN extraídas a los detenidos, se buscará cotejar con el material genético obtenidos de las víctimas, quienes aún no tienen justicia, ni siquiera un sospechoso en carpeta.

Claro está, que este comportamiento efectuado por los abusadores tienen relación con los hechos que aún continúan impune en la ciudad de Posadas, los cuales vamos a recordar en este informe.

 

Las víctimas: siempre estudiantes

El 9 de marzo de 2016, una joven fue brutalmente violada en horas de la madrugada en un edificio en pleno centro posadeño. La estudiante universitaria de 20 años era de Eldorado y fue atacada en un inmueble ubicado en la intersección de Tucumán y la avenida Roque Sáenz Peña, adonde el violador ingresó a través de una ventana del primer piso, donde se encuentra el departamento.

El depravado habría trepado hasta la ventana abierta del departamento de la joven para atacarla mientras dormía. Tenía el rostro cubierto y estaba armado con un cuchillo. Después de ahogarla con un cordón y atarle las manos, abusó sexualmente de la joven, de acuerdo con lo que relató la víctima.

ataque sexual en posadas
El departamento de la víctima ubicado en la intersección de Tucumán y la avenida Roque Sáenz Peña.

En declaración testimonial, los vecinos relataron que el agresor habría “trepado por la reja de la casa vecina hasta el balcón del primer piso, fue cruzando las divisorias sostenido por la reja hasta llegar a la última habitación del piso, donde la joven eldoradense dormía con el ventanal abierto.

Añadieron que por lo que pudieron enterarse la chica descansaba en una cama cucheta, en la parte de abajo. En la superior tenía varias cosas suyas y allí fue sometida. Por ello es que los peritos llevaron las sábanas y levantaron diferentes pruebas de la cama.

Dos meses antes, en la madrugada del 3 de enero, el ataque ocurrió en un albergue cercano a la intersección de las calles San Luis y Catamarca. En la denuncia policial consta que todo se habría desarrollado mientras la joven se encontraba duchándose en un baño compartido, fuera de su departamento.

Al salir de allí, en dirección a su pieza, fue abordada por un hombre, que según se cree la venia siguiendo desde la calle. El agresor, le propinó un fuerte golpe con un ladrillo, dejándola casi inconsciente y así la llevó hacia la habitación, que estaba sin llaves. Bajo amenaza, el violador le dijo en ese entonces a la victima que la conocía de la facultad y que por ello, le convenía callarse y no declarar.

 

El violador serial de El Palomar

El barrio El Palomar de Posadas ha sido sede de incontables casos de ataques sexuales a jóvenes universitarias, en aquellos tiempos donde escaseaba la iluminación en horas de la noche y, la faltante de cámaras de seguridad en la zona.

En febrero de 2018, Melina, en horas de la noche tenía previsto juntarse a estudiar con una compañera. A las 22.53, esa amiga le indicó, vía celular, dónde quedaba su casa. A las 23.30, luego de bajar del colectivo y cuando le faltaba una cuadra, dos o más violentos se cruzaron en su camino.

ataque sexual en Posadas
La sangre de la víctima en el muro.

Según pudieron determinar los investigadores policiales en base a testimonios de vecinos del barrio, sobre todo de una señora de 70 años, los violentos arrinconaron a la chica, quien en su desesperación entró en el patio delantero de una residencia ubicada sobre la calle Líbano (a la altura del 2852), entre Rebollo y Pedro Méndez. Precisamente allí la golpearon de manera brutal: le fracturaron y hundieron el cráneo, por lo que debió ser operada.

Los atacantes golpearon la cabeza de la chica contra el muro. La dueña de la vivienda llamó al 911 y, ese movimiento fue percibido por los violentos, que escaparon, dejando a la universitaria sentada en el patio.

También en ese febrero, una jovencita estudiante de 23 años fue abordada por tres delincuentes alrededor de las 12 de la noche, cuando se dirigía a la casa de una amiga a estudiar. Fue agredida y abusada, se cree, por uno de ellos.

ataque sexual en Posadas
La estudiante fue golpeada y abusada.

En octubre de 2019, una joven de 19 años, estudiante de Biología y oriunda de Puerto Esperanza, caminaba por la calle Félix Bogado, entre Uruguay y Rademacher, cuando fue abordada por tres delincuentes que la amenazaron con un arma blanca, la asaltaron, golpearon y manosearon.

Los delincuentes le habrían roto la ropa, provocándole a su vez lesiones en la cabeza, abdomen, pelvis y espalda. Luego del ataque sexual, se dieron a la fuga con unos 300 pesos que la jovencita llevaba consigo.

Tal vez te interese leer: Femicidios escalofriantes en Posadas | Crueldad, perversión y un pacto con el diablo: crímenes que no se olvidan

Desde la UNaM informaron en aquel momento que en los últimos 4 años se habrían registrardo 9 atentados contra sus estudiantes en el Barrio El Palomar.

 

Lucía Maidana: crimen, misterio e impunidad

Lucía Maidana era una estudiante de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM) oriunda de Capioví, que fue asesinada a golpes en el departamento que alquilaba, sobre calle Estado de Israel al 3.400, en el barrio de Villa Urquiza. Su cuerpo fue hallado sin vida el 6 de abril del 2013 en su habitación, luego de que se registrara un incendio.

ataque sexual en Posadas
El departamento que alquilaba Lucía Maidana y donde además, fue asesinada.

Si bien en principio se pensó que la muerte fue causada por el fuego y el monóxido de carbono, la autopsia reveló que Lucía fue violada y luego asesinada a golpes en la cabeza. En ese momento el único vinculado al hecho era Nicolás Sotelo, quien en su momento fue vecino de Maidana en el mismo inquilinato.

Todos estos crímenes tienen relación debido a la crueldad con la que se concretaron, es por ello que se cree que una misma persona los podría haber perpetrado, pero ese nombre se desconoce. La justicia continua buscando respuestas pero todo parece indicar que estas aberraciones van camino a la impunidad.

Ataque sexual en Posadas

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas