Alexa

Femicidio de la argentina Delfina Pan en Miami: el misterio de las puñaladas, una puerta forzada y un pedido desesperado

A.M. es el único acusado del femicidio de la mujer de 28 años. Los amigos de la víctima revelaron los comportamientos del joven que la atormentaba y expresaron una serie de dudas en relación al fatídico desenlace.

El parte médico del Jackson Memorial Hospital registró la muerte de Delfina Pan, la diseñadora argentina asesinada en Miami, el lunes 29 de noviembre pasadas las 19. Su asesinato, sin embargo, ya estaba sentenciado varias horas antes.

Femicidio de la argentina Delfina Pan

Dicha conclusión se desprende de una investigación que por estas horas acumula certezas pero acarrea interrogantes. En esta línea, la principal evidencia indica que la mujer de 28 años fue apuñalada y degollada, mientras que la mayor incógnita es saber con cuánto tiempo de anticipación se premeditó el hecho.

Estados Unidos | Una diseñadora argentina fue asesinada a puñaladas en Miami

En el mismo hospital al que fue trasladada Delfina llegó A.M., un joven argentino de 21 años, también con varias heridas cortantes en su torso. A.M. era compañero de trabajo de la víctima en el restaurante Kansas y actualmente permanece internado con custodia policial pero sin orden de arresto. Las fuentes judiciales lo señalan como el único autor del crimen.

 

El presunto femicida -se resguarda su nombre completo y su rostro hasta que sus datos sean confirmados por las autoridades- es también el único apuntado por el entorno de Delfina. Son sus amigos quienes revelaron el calvario que sufría la mujer desde hacía varios meses por parte de A.M., nacido en la localidad bonaerense de Bella Vista, partido de San Miguel.

 

El misterio de las puñaladas y si el asesino forzó o no la puerta

“Vi al hombre que hizo esto literalmente subir las escaleras e ir hacia el departamento de ella, mientras yo estaba bajando para irme al trabajo”, afirmó a TN uno de los principales testigos de la causa. Se trata de un vecino que conocía a Delfina desde hacía cinco meses.

 

El misterio es saber si las lesiones que presentó A.M., las cuales fueron autoinfligidas, ocurrieron en el afán de conseguir una excusa para sortear la situación o si efectivamente buscó suicidarse tras cometer el femicidio en el departamento ubicado sobre la calle 73, a la altura de la avenida Harding.

 

“La Justicia quiere constatar quién es, porque ya está comprobado que no tenía ningún tipo de relación con ella más que el vínculo laboral. Trabajaban juntos y nada más. Pero él estaba obsesionado con ella, se le quería meter al Uber cuando se iba a su casa. El lunes llegó hasta el departamento sin otro propósito que matarla”, dijo Ignacio, amigo de Delfina, a TN.

Femicidio de la argentina Delfina Pan

El joven -actualmente reside en California- fue quien ayudó a Delfina a mudarse a ese condominio. “Hay una primera puerta que da acceso a las escaleras. Esa se abre únicamente con llave, entonces me pregunto constantemente cómo ingresó. Si forzó la puerta o a ella para que le permitiera ingresar”, agregó.

 

Un testigo aseguró que vio al hombre que habría asesinado a la diseñadora gráfica argentina

 

En la reconstrucción del hecho, Ignacio pudo saber que a su amiga le tocaba salir del restaurante varias horas antes que A.M. y qué este decidió retirarse abruptamente del lugar en el medio de su turno. “Ella culminó y se fue a su casa. Él desapareció”, contó.

 

Delfina se fue del local gastronómico alrededor de las 16 y se dirigió sin escalas a su departamento, en el cual estaba embalando sus pertenencias dado que se iba a mudar a otra unidad. Las primeras versiones indicaron que A.M. dejó su puesto y se fue de allí sin saludar. Incluso aseguraron que salió de todos los grupos de WhatsApp que compartía con el resto de los empleados.

 

Obsesión y un pedido desesperado

A.M., según explican los allegados de Delfina, se había obsesionado con ella tras declararle su amor y no ser correspondido. “La llamaba constantemente, no la dejaba tranquila. La acosaba, la seguía, quería estar con ella a toda costa”, reveló a TN una amiga de la víctima, quien prefiere mantener su nombre en resguardo.

 

Hendy, otra amiga muy cercana a la diseñadora gráfica, también llegó a conocer a A.M. en el mismo local: “Yo empecé a trabajar y a la semana ingresó él. Esto fue a fines de enero de este año. Luego me fui y volví en junio, trabajé dos semanas más y conocí a Delfi. Desde que ingresó tenía un perfil raro. Era muy callado, no miraba a los ojos cuando hablaba”.

 

“Mi último día salimos a bailar todos para celebrar. Yo estaba bailando con un compañero y él me apoyó por detrás. Ni siquiera me preguntó ni nada: simplemente me agarró para bailar. Yo me solté, lo corrí sin violencia, y él reaccionó muy mal. Tiró manotazos al aire y me arrojó el vaso al suelo. Por suerte fue la última que lo vi”, recordó la joven.

 

“Cuando trabajé con ellos no tenían relación. Conociendo los perfiles de los dos, no creo que haya habido vínculo. Ella era muy segura, tenía mucha personalidad. No la iban a pasar por encima”, completó Hendy.

 

En las últimas horas, los amigos de Delfina y su hermano, quien viajó tras ser informado del crimen, organizaron una emotiva ceremonia religiosa en su recuerdo. TN constató que A.M. es asistido por un familiar que también arribó a Miami en el afán de estar cerca suyo. La Justicia estadounidense aguarda por su recuperación para escuchar su versión de lo acontecido.

 

 


Fuente: TN

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas