Alexa

Pequeños empresarios de la madera también disfrutan de los buenos tiempos de venta durante la pandemia en Misiones

Rosalía, una de las propietarias de la Maderera Dutra se refirió al aumento en el volumen de venta de maderas para la construcción, evidenciado en Misiones a partir de la profundización de la pandemia de coronavirus, el cierre de fronteras y la imposibilidad de invertir dinero en viajes o compras en el exterior. 

Rosalía Dutra – Canal 12


“No sé si decir que crecimos, pero la pandemia nos trajo una demanda” reconoció la empresaria, que atribuyó el buen momento en el mercado maderil a la decisión de los consumidores de invertir en su vivienda personal o en construir algo nuevo. 

 

 

Con relación a los productos más vendidos que van desde machimbre, tirantes, ladrillos, arena,  y algunos incluso tienen tanta demanda que llega a faltar, principalmente madera para encofrado. 

 

“Está un poco complicado cumplir con todos porque hoy todo el mundo está construyendo”, comentó la mujer. 

 

En cuanto al tipo de comprador que sobresale en esta etapa del comercio de pandemia, dijo que “como pequeños empresarios, proveemos principalmente a los dueños de casas particulares y para ello trabajamos con 3 o 4 empleados de manera continua”.


 

Madera: ese noble material 

Tiempo atrás, en una una charla con Federico Fachinello, gerente de Villalonga, éste resaltaba la historia y particularidades de este noble material y explicaba: 

 

La madera se ha utilizado en la construcción durante milenios y, a pesar de la aparición de nuevos materiales de construcción como el hormigón, su importancia nunca ha disminuido.

 

Su versatilidad es la principal razón por la que este tejido fibroso natural sigue siendo de gran demanda como un material de construcción principal, al menos como una que completa una estructura.

 

Una buena madera comienza en con un buen árbol :

 

 

¿Sabías que la importancia de una buena madera comienza con el hecho de darle importancia a los árboles?  Las plantas arbóreas son las que generan esta materia prima tan útil para el hombre. Entre los diferentes beneficios que nos aportan, además de excelentes maderas, existen otras muchas que a veces obviamos pero que nos hacen amar a los árboles por muchas otras cosas.  

 

 

La madera es sin duda uno de los materiales más sostenibles, pues es biodegradable, y reciclable, y es mucho menos intensiva en el consumo de energía que otros materiales como el acero, el aluminio, el cemento o los plásticos.

 

 

Por su parte, los árboles combaten el cambio climático absorbiendo el CO2 y liberando oxígeno, limpian el aire de gases contaminantes y refrescan las calles y la ciudad dando sombra a nuestras calles y nuestros hogares. Además ayudan a prevenir la contaminación del agua atrapando y filtrando el agua de la lluvia y evitan la erosión del terreno. Por si fuera poco nos proporcionan alimento, tanto a los humanos como a los animales, a los que también sirve de hábitat, y generan oportunidades económicas como por ejemplo, con la producción de madera.

 

 

Al contrario de lo que muchos piensan, y solemos insistir en este concepto desde la empresa y desde la asociación,  talar un bosque no es “anti-ecológico”, pues cuando se gestiona con criterios de sostenibilidad, la tala es simplemente una parte del proceso de regeneración del bosque.

 

 

A veces cuando nos preguntan sobre la durabilidad les contamos a nuestros clientes que  aunque nunca se nombró, antes de la Edad de Piedra existió una Edad de la Madera que continúa subsistiendo hoy en día. Ésta, además de usarse para la fabricación de armas de caza y de guerra, sirvió al hombre para tapar la entrada de sus cavernas, para fabricar sus primeras cabañas y sobre todo, para mantener encendidas las hogueras que se ocasionaban de forma natural antes incluso de saber hacer fuego.

 

 

Después de la escritura, el salto evolutivo más grande e importante del hombre fue la invención de la rueda. Fijense que  en sus inicios, las ruedas estaban hechas con tablones de madera y el agujero del eje, pertenecía al hueco central natural de un nudo saltadizo del propio tronco del árbol.

 

 

Otro de los puntos que remarcamos es que el mantenimiento de la madera no es muy costoso y no se trata de un material frágil, y si está bien tratada no es tan fácilmente atacable por los insectos. Es muy moldeable, no resulta más accesible en comparación con otros materiales y sobre todo y gracias al trabajo de nuestro equipo de arquitectos,  muy estética.

 

 

¿Qué hace a una buena madera? Estas atienden a factores como su fuerza y resistencia, durabilidad, elasticidad, textura o capacidad de aislamiento. Suele decirse que “la madera está viva” porque sus dimensiones pueden aumentar o disminuir cuando toma o cede agua y también es capaz de aislar del frío o conducir el calor.

 

 

No existen razones para que una construcción en madera no dure indefinidamente o, por lo menos, varios siglos. Si se cuida una casa de madera durará lo que queramos.

 

 

En Misiones, gracias a la abundancia de madera, los conocimientos de carpintería  que trajeron los primero colonos y la investigación aplicada al diseño e innovación que equipos como el nuestro destinan al sector, se va imponiendo  la construcción en madera.

 

 

Diseños innovadores y atractivos se conjugan con las propiedades y beneficios del material.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas