Alexa

Coronavirus: El amor en los tiempos del Covid-19 contra viento y marea

La pandemia de coronavirus obliga al aislamiento como única manera de protección y detrás de las puertas se crean y recrean escenas de las más diversas. Planes y proyectos debieron ser suspendidos hasta quién sabe cuándo y por supuesto, el casamiento entra en la estadística general.

 

Sonia y Seba están unidos por una historia de amor que lleva más de diez años. Después de idas y venidas, este sábado 28 de marzo de 2020 finalmente darían el sí y unirían manos, proyectos y destinos en una ceremonia que reuniría a más de doscientos invitados entre amigos y familiares en un club de las afueras de Posadas.

 

Todo marchaba sobre rieles y los preparativos finalizados: vestido, traje, catering, decoración, luna de miel en las cálidas playas brasileñas y colorín colorado…

 

Pero el 13 de marzo se profundizaron las medidas de prevención ante el avance del coronavirus y esto incluía serias restricciones de reunión del tipo que fuera. El aislamiento social preventivo y obligatorio encerró a todos en sus casas y prohibió toda celebración o encuentro. Incluso el de Sonia y Seba.

 

Ese mismo día, distribuyeron entre todos los invitados una ingeniosa tarjeta virtual donde se comunicó la suspensión de la ceremonia, hasta “nuevo aviso”; momento este idealmente pensado como “a fines de abril”.

 

Con el transcurrir de los acontecimientos a nivel mundial y en Misiones en particular, los novios debieron tratar con cada uno de los proveedores de los servicios que estaban contratados. “No fue fácil acomodar la agenda de los proveedores; pero como es una situación especial, lo entendieron y no perdimos plata”, comentan hoy los protagonistas.

 

Ante los rumores que corrían la semana que pasó, Sonia y Seba tomaron conciencia que el período de aislamiento se extendería mucho más allá de abril; y si se levantara en abril, el clima igual no estaría como para grandes festejos, así que patearon la celebración para octubre y “dejar pasar el invierno”. Eso sí, con o sin casamiento, la luna de miel permanecería con fecha fija: a fin de año.

 

“Al principio nos bajoneamos porque estábamos preparando las valijas para la luna de miel que comenzaría apenas terminara la fiesta…pero a medida que pasaron los días fuimos comprendiendo la gravedad de la situación, así que decidimos trasladarlo a octubre…dejar que pase el invierno, como una forma de cuidarnos nosotros y cuidar a nuestros invitados”, explica Sonia.

 

Casorio virtual

Llegado el sábado 28 de marzo, el sentimiento de frustración ante la suspensión de el hecho más esperado de sus vidas dio lugar a una creativa manera de desafiar al destino y decidieron organizar un “casorio virtual”. Separados, cada uno en sus casas para guardar el aislamiento obligado, dado que ambos tienen familiares que están en los grupos considerados de riesgo, utilizaron la aplicación Zoom y así sumaron 45 asistentes, entre parientes y amigos, cada uno frente a las camaritas de sus computadoras personales, notebook, netbook o tablet.

 

Los novios se vistieron para la ocasión: las partes superiores de sus cuerpos con las vestimentas formales que el caso ameritaba y las de abajo, como la situación de aislamiento obligaba, con pantuflas y chancletas, pijamas o pantalones cortos.

 

La descripción de la novedosa forma de unir los lazos continúa: “Un primo hizo de maestro de ceremonia, fue el que nos casó virtualmente, hubo intercambio de alianza y fiesta, por supuesto. La reunión duró 20 minutos y la fiesta continuó hasta la madrugada, cada uno puso música, bailamos, nos reímos; todos vestidos con sus mejores galas; cotillón, luces de colores y algunos hasta descorcharon un espumante…sí, fue un casamiento muy especial, en tiempos de coronavirus”.

 

En la reunión virtual “privada” participaron invitados de Buenos Aires, Córdoba, Posadas, Oberá y entre risas y entre juego, buena onda y cariño Sonia y Seba crearon recuerdos que sumarán a una larga historia de encuentros y desencuentros que lleva más de una década. Siempre con el factor común de ese amor tan especial que hoy tiene la “bendición” de familiares y amigos, a través de una pantalla desde donde celebraron a la vida, en medio de tanta muerte.

           

                   

ZF

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas

DEPORTES