El Gobierno nacional avanza en la reactivación de la economía para enfrentar el pago de la deuda mientras busca poner freno a la inflación

El Gobierno nacional avanza en la reactivación de la economía para enfrentar el pago de la deuda mientras busca poner freno a la inflación

A las cifras de inflación dadas a conocer la semana pasada que marcaban una fuerte tendencia alcista de arrastre, el INDEC fue agregando en la que finaliza otros rubros como precios mayoristas, el costo de la construcción y el costo de la canasta básica. Así se conoció que los precios mayoristas acumularon una suba de 58,5% durante el último año de Mauricio Macri, cifra alcanzada con el 3,7% de incremento en diciembre último. El aumento del año se ubicó así 4,7 puntos porcentuales por encima de la inflación anual de precios minoristas del 53,8%.

 

De acuerdo a los datos del INDEC, el costo de la construcción aumentó casi 48% en 2019. El dato surge en comparación con un año antes. En diciembre, el indicador registró un aumento del 1,7% respecto de noviembre último. El alza anual fue consecuencia de un aumento del 50,6% en el costo de los materiales, del 46% en el de la mano de obra y del 45,8% en gastos generales.

 

También se dieron a conocer los datos del costo de la Canasta Básica Total (CBT) para una familia tipo, que define el nivel de pobreza, que fue de $ 38.960,3 en diciembre último, con un aumento del 52,8% interanual, según el INDEC. La Canasta Básica Alimentaria (CBA), que define el nivel de indigencia, tuvo en el último mes del año pasado un costo de 15.584,14 pesos, y también registró la misma variación interanual de aumento del 52,8%. El costo de ambas canastas se ubicó así un punto porcentual por debajo del alza anual de precios minoristas, que fue del 53,8%.

 

En diciembre pasado la canasta básica total aumentó 3,6% respecto de noviembre y la alimentaria creció 3,2%, en la misma comparación, también por debajo de la inflación de ese mes del 3,7%.

 

Además, como corolario, la producción fabril cayó 3,9% interanual en noviembre de 2019, acumuló una retracción del 6,9% en once meses del 2019 y perdió casi 53 mil puestos de trabajo formales en un año, según un estudio realizado por la Unión Industrial Argentina (UIA) dado a conocer el lunes. En consecuencia, la producción fabril acumuló 19 bajas mensuales consecutivas.

 

Los sectores más afectados, de acuerdo a la UIA, fueron la industria automotriz (-26,4%), la de metales básicos (-15,4%, por la menor actividad de la industria siderúrgica) y la metalmecánica (-7,1%, debido a la caída en la actividad de los rubros fundición, bienes de capital y autopartes). En menor medida, también cayeron la producción de papel y cartón (-3,9%) y sustancias y productos químicos (-2,0%).

 

El resto de los rubros registraron mayores niveles de actividad durante noviembre, como la industria textil (+10,8%, impulsada por la preparación de fibras y de hilados de algodón) aunque con una base de comparación muy baja respecto de 2018, que agrega que, la dinámica contractiva en la actividad se vio reflejada en la menor utilización de la capacidad instalada de la industria, que cayó a 60,7% en noviembre (2,6 puntos debajo de igual mes de 2018).

 

Con relación al financiamiento, la central fabril destacó que la baja en la tasa de interés de referencia del Banco Central «implica mejores condiciones de financiamiento de capital de trabajo, aunque todavía no se revisten bajas sustanciales en líneas de crédito para inversión«.

 

Sin embargo, advirtió que «los altos niveles de tasas de interés (la de Adelantos en Cuenta Corriente por encima del 50%) siguen afectando la disponibilidad de crédito y los préstamos al sector privado, los cuales cayeron -24,9% interanual en términos reales en diciembre«. Con estos datos, los montos prestados al sector privado volvieron a los niveles reales de 2010, lamentó la UIA.

 

Con estos guarismos en carpeta, la cúpula de la UIA mantuvo el martes una reunión con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, para realizar un balance del sector. En el encuentro, los industriales apoyaron las primeras medidas del Gobierno, pero también reclamaron más federalismo. Tras la reunión, el presidente del organismo, Miguel Acevedo, afirmó que el sector fabril tiene «total identificación» con las primeras medidas que adoptó el Gobierno nacional para el sector productivo y aseguró que hay «sectores pensando en invertir» ante una recuperación de la actividad. Asimismo, los empresarios participantes coincidieron en que «tiene que haber un país más allá de la General Paz«.

 

Otra medición del INDEC dada a conocer el jueves de esta semana es la de la actividad económica que se contrajo un 1,9% interanual en noviembre, dato que fue mejor al esperado por el mercado. Asimismo, el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) cayó un 1,7% respecto al mes anterior, mientras que en el acumulado de los once meses del 2019 registró un retroceso del 2,3% comparado con igual período del 2018, señaló el INDEC.

 

Para cerrar una semana marcada por la incertidumbre sobre las negociaciones de la deuda externa y en particular la de la provincia de Buenos Aires, el riesgo país de Argentina, elaborado por el banco JP.Morgan subía 75 unidades, a 2.070 puntos básicos, frente a un nivel de casi 2.600 puntos registrados a inicios de septiembre del 2019.

 

Hacia el fin de la semana se conoció el acuerdo salarial de los bancarios quienes cerraron en una suma fija, sin cláusula gatillo, como había pedido el Presidente para que no impacte en los precios y agregue leña al fuego de la inflación. Otros gremios como Empleados de Comercio cerraron acuerdos en similares términos.

 

Sostenibilidad de la deuda

 

El lunes, el ministro de Economía Martín Guzmán aseguró que desde el Gobierno «mantienen conversaciones en un tono constructivo» con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para «reperfilar el sendero de pago programado«. «Es sabido que el país enfrenta una carga de amortizaciones de capital muy alta en 2021, 2022 y 2023 y el país no ha generado la capacidad de pago para hacer frente a este cargo en los tiempos previstos«, especificó.

 

Por su parte, el secretario de Finanzas, Diego Bastourre, informó el mismo día que el Gobierno canjeó deuda de corto plazo por $ 85.332 millones por otros dos títulos que suman $ 83.395 millones, los cuales vencerán en septiembre y diciembre de este año y por los que pagará menos tasas. Se redujeron vencimientos por $ 1.978 millones. “Hemos logrado cumplir con las tres condiciones que se necesitan para hacer este canje: alargar los plazos de pago, bajar la tasa que se paga, y reducir el monto” de la deuda, consignó el funcionario.

 

En el mismo sentido, el Gobierno envió al Congreso un proyecto de ley «para la restauración de la sostenibilidad de la deuda pública externa«. El anuncio fue realizado durante una conferencia que brindó el ministro de Economía, Martín Guzmán. “La situación del país es crítica, lo que se ha hecho con la deuda es un desastre”, dijo en alusión a la gestión anterior que encabezó Mauricio Macri. “En tan solo dos años el país rifó el acceso al mercado de créditos internacionales”, insistió.

 

«Este proyecto, esta ley (que se envió al Congreso) nos dará condiciones para poder estructurar y ejecutar las operaciones necesarias para lograr el objetivo de restaurar la sostenibilidad de la deuda pública«, sostuvo e insistió en el pedido de voluntad a los bonistas para reestructurar ordenadamente la deuda pública, bajo un «programa macroeconómico integral«.

 

Mientras el presidente Alberto Fernández, en su primer viaje internacional como primer mandatario, participaba en Israel de los actos por el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz y el acto para repudiar el Holocausto judío, en Suiza se realizaba el ya tradicional Foro Económico de Davos con la presencia de los presidentes de las principales potencias del mundo. Como ya es habitual del Papa Francisco pidió a los participantes del Foro que dejen de lado «la mera búsqueda de poder o ganancia» al construir políticas públicas, y animó a «sectores empresariales y gobiernos» a trabajar por «soluciones equitativas» para el mundo. En un mensaje enviado a los líderes el pontífice argentino recordó la obligación moral «de colocar a la persona humana, en lugar de la mera búsqueda del poder o la ganancia, en el centro mismo de la política pública«.

 

Si bien la reunión que tenía agendada con el premier ruso Vladimir Putin no se pudo realizar por la demora de Putin en llegar a Israel, el presidente argentino compartió una cena con el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu y conversaciones informales con el primer ministro francés Emmanuel Macron en las que acordaron reunirse los primeros días de febrero en París. La próxima semana Alberto Fernández vuelve a viajar, esta vez al Vaticano donde entre otras actividades será recibido en audiencia por el Papa Francisco.

 

Inversiones tecnológicas

 

Mientras el gobernador de Buenos Aires Axel Kicillof trata de lograr un acuerdo con los acreedores de la deuda heredada de María Eugenia Vidal y otros mandatarios provinciales piden al Ejecutivo nacional que los asista con sus respectivas deudas, el gobernador de Misiones Oscar Herrera Ahuad, al frente de una provincia desendeudada, se ocupó en la semana de gestionar obras para los municipios y mantuvo reuniones con potenciales inversores.

 

Estas reuniones se dan en el contexto de un parque industrial y otras instituciones del gobierno provincial que están recibiendo permanentes consultas de empresas de tecnología de todo el mundo interesadas en radicarse en Misiones. Una clara señal de interés es la reunión que tuvo el gobernador Herrera Ahuad con las dos gigantes mundiales de la tecnología: Amazon e Intel durante la semana en Buenos Aires.

 

Amazon.com Inc. es una compañía estadounidense de comercio electrónico y servicios de computación en la nube a todos los niveles con sede en la ciudad estadounidense de Seattle. Fue una de las primeras grandes compañías en vender bienes a través de Internet. Mientras que Intel Corporation es el mayor fabricante de circuitos integrados del mundo​ según su cifra de negocio anual.​ La compañía estadounidense es la creadora de la serie de procesadores x86, los procesadores más comúnmente encontrados en la mayoría de las computadoras personales.

 

Ambas quieren desarrollar proyectos en la provincia en materia de innovación tecnológica, una senda iniciada ya con la Escuela de Robótica en 2017 y profundizada desde entontes. Participaron en el encuentro Adrián de Grazia, gerente general en Argentina de la empresa Intel, Sergio Vera a cargo de Infraestructura para Latinoamérica y Hernán Muhafara, business developent manager latinoamerica, mientras que por Amazon estuvieron Lorena Zicker, gerente general y Laura Álvarez referente en el área de educación y modernización.

 

En la reunión el gobernador presentó su proyecto de avanzar en la tarea ya iniciada con las escuelas de Robótica e Innovación y proyectada en otras áreas donde la incorporación de nuevas tecnologías es determinante.

 

El mandatario planteó el encuentro como un disparador para definir los modos en que estas compañías, a las que también se sumaría Google, pueden colaborar en los desafíos que plantean hoy la educación, la modernización y la empleabilidad, promoviendo el desarrollo de los talentos de nuestros jóvenes misioneros, del conocimiento como valor intangible exportable al país y al mundo.

 

Emilio Juri – Periodista MOL

 



Quizás tambien le interese...