¿Por qué no hubo festejos de River anoche en la Costanera de Posadas?

¿Por qué no hubo festejos de River anoche en la Costanera de Posadas?

Un fotógrafo de MisionesOnline fue a esperar la llegada de los hinchas “millonarios” al tradicional punto de congregación en la Costanera de Posadas. Sin embargo, el martes pasó a miércoles y los fanáticos de River no llegaron. ¿Será que no festejaron por tratarse de un partido de ida, por ser “muy martes”, por la crisis o simplemente el fotógrafo llegó demasiado temprano?

 

Mientras un país se paralizaba por el Superclásico, cada casa misionera sintonizaba en el televisor la señal que emitía el espectáculo deportivo más picante de todo el mundo: un River vs Boca. 

 

 

En oportunidades anteriores la Costanera se llenaba de hinchas tras una victoria de River o de Boca.

 

Es sabido que esta verdadera justa deportiva suscita emociones y altera los sentidos lo cual es lógico si tenemos en cuenta de que se trata de un mano a mano entre los dos equipos con más hinchas de Argentina, por eso en oportunidades anteriores, ganara River o Boca, la costanera explotaba de hinchas posadeños que salían a festejar.

 

Los clásicos programas del Prime Time veían irse a pique su raiting, ya que todos los televisores sólo proyectaban el partido. Fue una noche calurosa, ideal para la cerveza y la Libertadores

 

 

Finalmente los 90 minutos de juego del partido de ida en el Monumental pasaron con el resultado ya conocido

 

El fotógrafo de MisionesOnline –no ajeno a sus fanatismos– terminó de mirar el partido y se prestó presuroso a asistir a cumplir con su labor a la Costanera de Posadas, abajo del Anfiteatro Manuel Antonio Ramírez, “donde se juntan siempre”, como diría un posadeño que conoce esta tradición.

 

Sin embargo, al llegar se dio cuenta que en la Costanera sólo había parejas de novios, pescadores y algún deportista nocturno, pero ningún hincha, ni caravana, ni festejos.

 

El río Paraná traía desde corriente abajo una cálida brisa, por eso la espera se hizo más fácil. Pasaron los minutos, y el fotógrafo esperaba ver algo que le haga valer la pena haber ido hasta ese lugar a esa hora de un martes.

 

 

El partido terminó a las 23:30 del martes, el fotógrafo esperó hasta las 00:30 del miércoles y no pasó nadie. Tal vez fueron más tarde o se reunieron en otro lugar, tal vez es la crisis que quita hasta las ganas de celebrar –lo cual es dudoso, porque si hay algo que es difícil sacarle a un argentino es las ganas de festejar-. Un amigo del fotógrafo le dijo que ésto pasó porque era el partido de ida y la serie aún no se definió. Otro que era «muy martes» y “mañana es día laboral”.

 

El fotógrafo fue y cumplió con su labor de sacar fotos, aunque en ella no haya salido ningún hincha.

 

Hasta ahora nadie sabe por qué no se reunieron los hinchas anoche… habrá que esperar hasta el 22 de este mes, para saber si alguno de los dos equipo festeja.



Quizás tambien le interese...