comScore

#OrgulloMisionero: carrera de Genética de la UNaM recibe acreditación de la CONEAU y se consolida entre las mejores opciones de todo el país

#OrgulloMisionero: carrera de Genética de la UNaM recibe acreditación de la CONEAU y se consolida entre las mejores opciones de todo el país

Dardo Martí, ex decano de la Facultad de Ciencias Exactas, anunció este importante logro que pone a la provincia en el ojo de los países a nivel mundial. El experto además informó sobre el perfil del estudiante, las oportunidades laborales y los cambios que se están dando como resultado de la tecnología.  

La Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) distinguió a la carrera de Licenciatura en Genética de la UNaM con la máxima acreditación y la posiciona como una de las mejores de todo el país. No es en vano que esta carrera es de larga data, con más de 40 años desde su fundación fue la primera carrera de grado en el país.

Para Dardo Martí, ex decano de la Facultad, esta es una carrera emblema dentro de la UNaM y que por muchos años fue la única  en la Argentina, es por ello que «estudiantes de diversos países recurren a Misiones para estudiar los cinco años de carrera y un año para la tesis, aunque con el nuevo plan hay una acotación para permitir su egreso en menor tiempo».

Mercado laboral

En relación a las oportunidades laborales que tienen los alumnos, explicó que existen varias ramas a las que puede dirigir su educación.  «Puede direccionar su especialización tanto para genética humana (salud), la genética de la producción vegetal o animal y en cualquiera puede ser un científico de alto nivel».

EL experto añadió que los egresados están laborando en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas y muchos ya dirigen laboratorios superiores. «Hace unos años cuando la carrera cumplió 40 años se hizo una especie de relevamiento de algunas personas que estaban trabajando o dirigiendo laboratorios y es asombrosa la distribución global que tienen nuestros graduados, específicamente en China, Japón, en zonas de Asia, América del Norte y Latinoamérica».

Explicó que las oportunidades van desde manera independiente consiguiendo sus propias subsidios y llevando adelante sus investigaciones y otros llevando adelante el desarrollo de nuevas líneas de producción como soja, maíz, en el  Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) o en Biotecnología.

Sobre los mitos sobre la dificultad académica de la carrera, el experto sostiene que cuando algo es apasionante no se hace tan complejo.  «La carrera lo que más insuma es dedicación, es difícil de llevar paralelamente a un trabajo y por eso es que la tendencia de los nuevos planes de estudio consiste en mejorar la carga horaria para que los estudiantes tengan tiempo libre, pero en una carrera de este tipo donde hay tantas horas de trabajo de campo, laboratorio y de trabajo directo con seres vivos no siempre puede delimitarse el tiempo (…) en sí la carrera toma mucho tiempo y quizá eso la convierte en difícil».

Perfil del estudiante

Se estima que el estudiante de genética es mucho más decidido sobre la opción que ha tomado. «La gran diferencia entre nuestros graduados, una vez que dice hacer la carrera ya la viene masticando hace mucho tiempo y ya analizó qué es lo que le gusta y la encara con mucha pasión».

Añadió que «es una carrera tan viva que evoluciona todo el tiempo porque la tecnología avanza tan rápido y al renovar el plan de estudio tuvimos que incluir nuevas materias».

Explicó que son menos los estudiantes que provienen de otras carreras.  «Los estudiantes extranjeros enriquecen cualquier carrera universitaria y se ha descubierto que ingresan moneda extranjera que beneficia al país». Explicó que por eso no debe preocuparse la gran demanda.

Sobre certificación:

El experto  narró que en la década del 90 se promulgó la Ley de Educación Superior donde se definen dos tipos de carreras: Las que no requieren cierto control del Estado porque no repercuten en el ambiente ni en la salud humana y aquellas que son estratégicas como la ingeniería, medicina y todas las de salud. Explicó que en el inicio de esta delimitación la carrera de Genética no logró ser incluida como «carrera estratégica», pero a partir del 2014 lograron su ingreso.  «Una vez que estamos dentro debíamos acreditar y la CONEAU evalúa todas las áreas desde calidad de graduados, infraestructura, docentes y la intensidad del trabajo, entre otros».

Explicó que este organismo, después de su evaluación, da las siguientes respuestas: Primero cuando no se acredita a la carrera,  segundo acreditada por tres años pero con observaciones y tercero, que es la máxima distinción, acreditada por seis años sin ninguna observación. «Es muy raro que una carrera de grado la primera vez que se presente ante la CONEAU obtenga la acreditación y nosotros lo logramos», afirmó.

Añadió que uno siente un gran orgullo, por todo el sacrificio . «Nadie cobra por hacer este trabajo, los mismos docentes tenemos la camiseta puesta, en ese momento yo era el decano y llevar esto adelante fue todo un logro. Esta acreditación le da un mayor prestigio a la carrera».

«Esta acreditación es la confirmación de que tenemos la mejor carrera de genética del país».

#OrgulloMisionero: carrera de Genética de la UNaM recibe acreditación de la CONEAU y se consolida entre las mejores opciones de todo el paísSPM

SP-


Quizás tambien le interese...