Mendoza: una paciente se suicidó en la terapia intensiva de un hospital

Mendoza: una paciente se suicidó en la terapia intensiva de un hospital

La mujer accedió a una tijera quirúrgica cuando los médicos asistían a otro paciente. Se abrió un sumario interno para investigar lo ocurrido.

Una mujer se quitó la vida en la terapia intensiva de un hospital público de Mendoza. La paciente, de 51 años, había ingresado por un intento de suicidio y el sábado cuando estaba en su cama de la sala de terapia intensiva, tomó una tijera quirúrgica y se mató. Lo grave es que ningún médico o enfermero advirtió lo que estaba ocurriendo porque atendían otra emergencia.

Ocurrió el sábado por la tarde, en el hospital Luis Lagomaggiore, uno de los centros sanitarios más importantes de la provincia, conocido por ser la maternidad pública más grande de Mendoza. La familia de la mujer duda sobre lo ocurrido y acusa al hospital de irresponsabilidad. La hija dijo que quiere saber cómo puede suceder algo así en el interior de una terapia intensiva.

La mujer había ingresado un día antes, el viernes, después de autolesionarse con un cuchillo, en un supuesto intento de suicidio. Su gravedad obligó a internarla en la sala de cuidados intensivos para quemados. Luego de estabilizarla, los médicos decidieron que permaneciera allí por al menos 24 horas, antes de cambiarla a otro sector de internación.

De acuerdo con el relato policial, cerca de las 19.30 del sábado, un médico de guardia, que se encontraba haciendo la ronda de controles a pacientes internados, se acercó hasta la cama de la mujer y descubrió que estaba muerta. Su cuerpo estaba boca abajo y sin signos vitales.

“El personal estaba atendiendo una emergencia en la cama de enfrente de esta mujer y colocó un biombo para que no le afectara el procedimiento que estábamos haciendo. Ella aparentemente tomó unas tijeras quirúrgicas y se las clavó en el tórax”, fue la explicación de la dirección del hospital.

La investigación de la muerte está a cargo de la Oficina Fiscal 2. La familia de la mujer demandará al hospital por “irresponsabilidad”, según adelantó la hija. “Yo había estado con ella hacía dos horas, había hablado y nos habíamos reído”, contó Luz Orellana, hija de la víctima, al diario Los Andes. La joven estaba en el supermercado cuando desde el hospital le avisaron que debía volver porque había ocurrido algo con su madre. “Cuando llegué me dijeron ´no es tan malo, tu mama falleció se enterró una tijera que encontró´. Me volví loca rompí un vidrio y me tuvieron que dar un calmante”, relató.

El director del hospital Lagomaggiore, Mario Bustos Guillén informó que el hospital inició un sumario interno a todo el personal de terapia intensiva para determinar qué ocurrió y cómo la paciente tuvo acceso a esa tijera. “La paciente había ingresado con una herida punzante en el tórax y cuando le tienen que hacer un drenaje a un paciente que estaba en la cama de enfrente, los médicos ponen un biombo para mantener la privacidad de esa persona y que la mujer no viera ese procedimiento. Luego, uno de los médicos vio que la mujer no se movía y descubrió que estaba muerta”.

Bustos Guillén argumentó que las tijeras es un elemento que se usa en la terapia para cortar gasas, por ejemplo, y no están prohibidas en una sala de terapia. De todos modos, dijo: “Queremos saber qué pasó y estamos colaborando con la justicia para que se esclarezca”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE