La droga que llegaba a Itatí recorría hasta 200 kilómetros en la lancha

La droga que llegaba a Itatí recorría hasta 200 kilómetros en la lancha

El juez Federal porteño Sergio Torres se valió de testigos de identidad reservada para saber cómo funcionaba la ruta de la marihuana que nace en el Norte paraguayo, luego ingresa al país por la localidad correntina de Itatí hasta llegar a Rosario. En las 642 carillas del procesamiento que el magistrado porteño dictó semanas atrás a 28 personas, entre ellas el ex intendente de Itatí, se pudo conocer la manera en que la organización narco buscaba la marihuana al otro lado de la frontera y la distribuía en siete provincias argentinas.
“Van a Rosario, a Santa Fe, a Buenos Aires, también al Sur y de ahí a Chile. Se escuchaba mucho que le vendían a Los Monos de Rosario”, declaró uno de los testigos de identidad reservada en el expediente que engloba 21 causas federales.
Es una ruta en la cual la droga aumenta su precio a medida que se aleja del productor por lo que aumenta por la complejidad que presenta su traslado. Se estima que en Paraguay, la compra directa al productor está alrededor de 10 dólares, pero al llegar a Itatí, alcanzó el precio de 90 dólares. Precio que va aumentando hasta su destino final: Rosario, u$s 400; Buenos Aires, u$s 550, y supera los u$s 1.500 en Chile.
El procesamiento del intendente Natividad “Roger” Terán, de su vice Fabio Aquino y otras 26 personas, varias de ellas familiares directos de la cúpula política de Itatí, sirve para visualizar una de las rutas que nace en lo profundo del monte paraguayo y cruza Los Andes hasta Chile.
Según el relato de los arrepentidos -contemplados en el artículo 29 de la Ley 23.737, actualmente regulada por el artículo 41 del Código Penal de la Nación- la organización narco afincada en Itatí negociaba toneladas de droga directamente con los narcos de Pedro Juan Caballero y en efectivo, lo que les habilitaba mejores precios y rentabilidad.

Botes y camionetas
Los arrepentidos relatan en el expediente que desde la ciudad de Pedro Juan Caballero, conocida como “Pedrojuan”, los narcos transportaban la mercancía más de 700 kilómetros por carreteras hasta la ciudad de Ayolas, en el departamento paraguayo de Misiones, fronteriza de la ciudad correntina de Ituzaingó.
Desde ahí llevaban la carga por agua, en lanchas con grandes motores, unos 200 kilómetros hasta la Isla 44, frente a Itatí. Una vez en territorio argentino la droga era cargada en camionetas o camiones y conducida a ciudades de siete provincias.
Desde Itatí hasta Rosario, por ejemplo, hacían unos 830 kilómetros. Una ruta surca el territorio argentino de Norte a Sur y pasa a Chile por los pasos Cardenal Samoré o Punta de Vacas.
Los testigos de identidad reservada que prestaron declaración en la causa 3.002/2017 dijeron que en Itatí operaban tres grandes grupos liderados por el prófugo Luis “Gordo” Saucedo, Federico “Morenita” Marín y Carlos Alberto “Cachito” Bareiro. A esos se sumaron “los de la estación de servicio”. Pero en la resolución de procesamiento se deja claro que se investiga “una sola estructura criminal dedicada a diferentes etapas del tráfico ilícito de drogas”.
Un arrepentido, identificado en la causa 4.795/2014 con el número de legajo 96, contó que la marihuana entra el país “desde las plantaciones grandes de Pedro Caballero. La llevan en camiones hasta la orilla y después la traen en botes para Corrientes. Últimamente usan todos botes argentinos. Cada uno carga 500 o 600 kilos de marihuana. En el agua hay, de lunes a lunes, 50 lanchas de pescadores con motores nuevos, importados. De las lanchas, pasan a la costa argentina”.
“Desde ahí las cargan en camionetas o pasan directamente a las casas linderas al río Paraná. Entonces empiezan a elaborar los grupos y se la reparten, la llevan a destino. Tengo entendido que van a Rosario, a Santa Fe, acá mismo (por Corrientes), a Buenos Aires, también al Sur, de ahí pasan a Chile. Se escuchaba mucho que le vendían a Los Monos de Rosario”, dijo el arrepentido 96.
El testigo agregó que la “banda de la estación de servicio” movía la marihuana en “barcos con containers. Ellos cargaban en Ayolas, en Paraguay, y bajaban hasta un puerto de Santa Fe. Cada camioneta carga de 600 a 1.200 kilos de marihuana. Cada semana mueven como diez camionetas. Cuando un grupo hace algo, los otros colaboran. Entre ellos no se pelean”.
“Los proveedores de Paraguay -contó el arrepentido 62- son los hermanos Hugo y Ariel Arce. Ellos proveen todo lo que es Itatí, Yahapé, Paso de la Patria y hasta la ciudad de Corrientes. Meten la lancha, hacen 15 mil kilos por semana. La marihuana viene del Norte de Paraguay y la bajan en Ayolas. De ahí la traen en lanchas hasta las islas frente a Itatí. Y de ahí distribuyen a la banda de Los Gordos y de La Morenita Marín”.
“Cuando la traen de las islas (frente a Itatí) guardan la droga en la Isla Pacurí o en casas particulares de Itatí que tienen fondos con monte. Cuando la guardan en una casa, le tiran una moneda a la gente. De ahí sacan para cargar los camiones. Se van para Rosario, Santa Fe, Tucumán, Santiago del Estero. No venden ahí en el lugar, la sacan para afuera. El grupo de Los Gordos vende para Rosario, para “Los Monos”, para Santa Fe, y también para Azul”, indicó 62.
“Van a arreglar y comprar a Paraguay, que es más barato. Llevan la plata en efectivo, para ir van en las lanchas de ellos (los itateños) sin que nadie sepa. Después van a buscar la droga a Paraguay y la tiran en la costa argentina donde está su gente para buscarla y cargarla en los autos o camionetas que usan para distribuirla”, agregó el arrepentido identificado como 112, y luego detalló: “Va para las provincias de Córdoba, Santa Fe, en especial Rosario, San Luis, al Sur de Chile también va una parte; provincia de Buenos Aires, y la mayoría viene para acá, para Capital Federal porque vale más la marihuana”, indicó.

Fuente: diario El Libertador



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE