Alexa

Yerba: El INYM analiza extender la suspensión de cosecha o prohibir la zafriña para equilibrar la oferta de materia prima

El presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) Alberto Re, señaló que el organismo estudia diversos mecanismos para equilibrar el mercado, actualmente distorsionado por una sobreoferta de materia prima. Consideró que una suspensión de plantaciones tendría efectos recién en cinco años y una cupificación de cosecha sería de difícil instrumentación. Se mostró favorable a una extensión del período de prohibición de cosecha, que actualmente es de dos meses o la eliminación de la cosecha de verano, advirtió empero que para aplicar esas medidas habría que dar respuesta a tareferos y secaderos que se quedarían más tiempo sin actividad.

El titular del INYM señaló que una de las principales preocupaciones del sector yerbatero es el incumplimiento de los precios oficiales de la hoja verde. Indicó que para el organismo resulta complicada la fiscalización de esos casos porque cada vez que realizan una inspección, se encuentran con documentación que indica que todas las transacciones se concretaron de acuerdo a precios vigentes. Aclaró sin embargo que eso no niega los reclamos de los productores, ya que en muchos casos lo que indican los papeles no se condice con la realidad.

En relación a los insistentes pedidos por parte del sector primario en relación a la instrumentación de un sistema de cupificación de cosecha, el funcionario reconoció que resultaría necesario adoptar alguna medida para regular el mercado, ya que la sobreoferta de materia prima que se registra en la actualidad está conspirando contra los intereses de los productores.

“La ley prevé que el Inym debe propender al equilibrio entre la oferta y la demanda para evitar distorsiones como la que vemos hoy, que hay una producción superior a la que requiere el mercado. Estamos con 250 millones de kilos que se entregan al mercado nacional todos los años hace diez años, el consumo en realidad tiende a la baja porque no acompaña el crecimiento vegetativo. Si hay más hoja que la que se demanda, evidentemente los compradores están muy tranquilos y pagan por abajo, alargan los plazos de pago y se producen estas irregularidades”, indicó.

Consideró que al problema se lo puede atacar desde dos lugares: aumentar el consumo o reducir la producción. “Estamos haciendo un trabajo intenso de promoción para incrementar el consumo, la otra solución es que se produzca menos”, dijo.

Entre las opciones que se barajan para limitar la oferta de hoja verde figura la de prohibir nuevas plantaciones, al respecto Re consideró que no resolvería el problema porque recién daría frutos dentro de cinco años.

Otra de las medidas que exigen reiteradamente los productores es la cupificación de cosecha, al respecto el titular del Inym planteó reparos. “Si fuera posible y todo el mundo la respetara sería ideal, pero en este país vemos que las medidas de esta naturaleza que se intentaron poner en marcha, fueron muy difíciles de cumplir y producen irritaciones muy difíciles de manejar”, argumentó.

Se mostró más partidario de modificar el calendario de cosecha, en ese sentido planteó dos alternativas: extender a tres meses el período de suspensión de cosecha que hoy es de dos meses o directamente prohibir la zafra de verano. “Lo ideal sería no cosechar en verano, sería bueno para el mercado y para la sanidad de la planta”, consideró.

Reconoció empero que la aplicación de esa medida generaría problemas con los tareferos, que deberían pasar más tiempo sin trabajo y con secaderos pequeños, que pasarían más tiempo inactivos.

JRC

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas

DEPORTES