Fue a una fiesta de egresados, lo atacó una patota de rugbiers y terminó en terapia intensiva

Fue a una fiesta de egresados, lo atacó una patota de rugbiers y terminó en terapia intensiva

Tiene 18 años y su padre denunció la violenta agresión a través de un post en Facebook. Y llamó al mundo del rugby a tomar acciones.

Un padre denunció  el ataque que sufrió su hijo de 18 años por parte de un grupo de rugbiers del Club San Fernando a través de un post en Facebook. Lo hizo subiendo una foto de su hijo internado en terapia intensivo y con un relato pormenorizado de los hechos que ocurrieron anoche en el boliche Caix, en la Costanera Norte.

Según Santiago Mieres, su hijo Joaquín estaba en una fiesta de egresados junto a dos amigos cuando se le acercaron 10 jugadores de la categoría menores de 17 y sin mediar palabra les dieron “tremenda paliza”.  “Joaco, asustado, no está acostumbrado a estas situaciones, logra hablar con la madre y le cuenta lo que había pasado, por lo que decide irse de la fiesta de su amigo, avisándole a la madre que se iba tomar un remise de vuelta a casa”, contó. Antes de que lograran irse del boliche, volvieron a ser atacados por la patota y Joaquín recibió un golpe en la base del cráneo que lo dejó inconsciente y tirado en el piso.

Según contó a TN.com.ar un familiar de uno de los agredidos, los chicos fueron atendidos dentro del boliche y la organización llamó a la ambulancia. En el hospital, Joaquín fue internado en terapia intensivay tras una serie de estudios se recupera en una habitación común.

En su post, que ya tiene más de mil compartidos, Mieres, también habló sobre la necesidad de que la dirigencia del rugby tome medidas concretas para “encausar a los chicos violentos” y para generar espacios de contención en los clubes. “Espero que la UAR, URBA y el mismo Club San Fernando tomen acciones sobre esto. No solo por Joaco, sino por el bien y futuro del Rugby”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE