Argentina, contra el local y el calor en un estadio con aire acondicionado

En Houston, donde hoy Argentina jugará la semifinal ante Estados Unidos, la sensación térmica trepa hasta los 40 grados. El NRG Stadium, escenario del duelo, está cerrado y climatizado.

 

Houston es sin dudas la sede más agobiante que pisará la Selección de Argentina en la Copa América Centenario. Su promedio en esta época es de unos 30 a 35 grados. Algo parecido a lo que vivió el equipo de Gerardo Martino en las californianas San José y Santa Clara, y en Chicago. Pero aquí hay un factor que hace elevar la sensación térmica hasta cerca de los 40 grados: la humedad. De todas maneras, esto no será una excusa para nadie ya que el imponente NRG Stadium es completamente cerrado y climatizado.

Golpea de entrada. Nomás al bajar del avión el sofocamiento presiona la garganta. Se siente como si se tratara de una ciudad brasileña. Y por la noche no afloja mucho. Por eso, el gran beneficio que ofrece el estadio de Houston, con capacidad para 72 mil espectadores, es ideal. Cuenta con un techo retráctil construido en acero con una cobertura especial que deja pasar la luz solar, que se abre o se cierra en apenas siete minutos y se puede regular la temperatura en 22 grados.

Los dos encuentros anteriores de esta Copa que tuvieron lugar aquí (Colombia-Costa Rica y México Venezuela) se disputaron con el techo cerrado y el “split” a tope para paliar el calor. Y se presume que el martes a las 22 (hora de Argentina) ocurrirá lo mismo en la semifinal.

El NRG Stadium es la casa de los Houston Texans, uno de los equipos más grandes del fútbol americano. Se inauguró en 2002 y su construcción costó 352 millones de dólares. El año que viene será la casa de la edición 51 del Súper Bowl. Todos los marzos, durante tres semanas, se lleva a cabo el Livestock Show and Rodeo, es el rodeo más grande del mundo, con una asistencia que no baja de los 70 mil espectadores. El récord de público en el NRG Stadium se dio en un show de música country, la más escuchada en el estado de Texas, realizado en 2013: 80.020 personas. Además, tocaron los Rolling Stones, U2, Metallica y Beyoncé, entre otros.

Ya sabido que el calor, entonces, no será un obstáculo a la hora de moverse la pelota este martes, hay otro factor que tiene como beneficiado a Estados Unidos: el cansancio. El conjunto anfitrión viene mucho más descansado que Lionel Messi y compañía puesto que llegó el viernes a Houston luego de ganar el jueves su partido de cuartos de final a Ecuador por 2 a 1. La Argentina, por su parte, arribó en la noche del domingo y en la tarde del lunes hará su primer y único entrenamiento en esta ciudad. Un dato: por el intenso calor el cuerpo técnico celeste y blanco pidió atrasar una hora la práctica: estaba estipulada a las 17.30 y se pasó para las 18.30 (es decir a las 20.30 de Argentina).



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE