Suba de naftas: las asimetrías internas le cuestan a Misiones mil millones de pesos por año

Suba de naftas: las asimetrías internas le cuestan a Misiones mil millones de pesos por año

Con el aumento de 10 por ciento en los precios de las naftas que comenzó a regir hoy, el litro de súper cuesta en Misiones casi 3 pesos más que en Buenos Aires y el gasoil, 1,75 pesos más. Un automovilista misionero que consuma 120 litros de nafta por mes, lo que equivale a dos tanques, deberá gastar en un año unos 4.000 pesos más que un porteño que consuma la misma cantidad. La diferencia en los valores del gasoil implica para el transporte de cargas un sobrecosto de 750 pesos por cada mil kilómetros.

Mientras el gobierno de Mauricio Macri promete beneficios para el norte del país a través del Plan Belgrano, muy promocionado durante la campaña y los primeros meses de gestión del Pro pero hasta ahora sin medidas concretas que representen una mejoría en cualquier sentido, castiga a las provincias del Nea con sobreprecios en los combustibles.

Por culpa de la política de precios de la petrolera estatal YPF y de decisiones del ministro de Energía de la Nación, José Aranguren, los misioneros deben pagar diferencias cada vez mayores en relación a sus pares de la Capital Federal. Con el aumento de 10 por ciento que entró en vigencia hoy, el litro de nafta súper, que es la más consumida por automovilistas en la provincia, vale en Misiones 2,70 pesos más que en la capital del país y la nafta premium, 2,24 pesos.

El impacto en los bolsillos de los usuarios no es menor: un automovilista que consuma 120 litros de nafta súper por semana, terminará el año pagando 4.000 pesos más que un porteño que consuma el mismo producto en igual cantidad.

Cuando la ecuación se traslada al plano empresario, los números son mucho mayores. Como ejemplo vale citar que un camión de cargas consume alrededor de 420 litros de gasoil para cubrir un trayecto de mil kilómetros, si los carga en Buenos Aires gastará unos 7.500, pero si lo hace en Posadas, deberá desembolsar más de 8.250 pesos.

Para el conjunto de la sociedad misionera, la política de discriminación en materia de precios de combustibles que viene sufriendo la provincia implica una pérdida anual que supera los mil millones de pesos, tomando en cuenta los datos correspondientes a 2015, cuando se consumieron en la provincia poco más de 537 millones de litros de combustibles. (ver gráfico)

JRC EP



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE