Caravana de globos y euforia del Pro en el centro de Posadas

Los globos flotaban en el aire al ritmo de “Noche mágica”, tema de Tan Biónica, mientras los aplausos completaban el coro de los militantes y dirigentes del Pro, reunidos en el hotel HA Urbano del centro de Posadas. Arriba del escenario, un eufórico Alfredo Schiavoni confirmaba lo que minutos después de las 18 era una tendencia irreversible a favor del nuevo presidente de la Argentina, Mauricio Macri. Abajo, militantes y dirigentes y algunos rostros conocidos, como el del dirigente y ex candidato a gobernador de ese espacio, Alex Zielger, Mario Pegoraro su compañero de fórmula y en medio de la pequeña multitud concentrada en el céntrico hotel, el dirigente peronista Luis “Lucho” Viana aplaudiendo de pie.
Con la pantalla del canal TN de fondo, Schiavoni arrancó su discurso diciendo que “no es momento de pasar facturas, pero hubo espacios que nos ningunearon y no creyeron en nuestras posibilidades”.
“Los que vemos hace años empujando el carrito amarillo construimos esta alternativa de cambio, hablando mano a mano con los vecinos sin aparato. Un país de oportunidades que empareje para arriba, que podamos desarrollarnos como personas sin que nadie no esté retando por cadena nacional. Se vive un humor diferente desde el resultado de la primera vuelta hubo una explosión de júbilo en todo el país”, añadió.
Schiavoni habló de una “profunda reforma política con la eliminación de mecanismos que distorsionan la voluntad popular”, al tiempo que afirmó que estaban sorprendidos por los resultados de Posadas en donde Macri ganaba a las 22 por más del 60 por ciento de los votos.

 

 

Tanto en discursos cuanto en entrevistas periodísticas, los dirigentes del Pro de Misiones se ocuparon de resaltar el trabajo de los partidarios de la primera hora y de relativizar el alcance de su alianza con el radicalismo y con dirigentes como el ex renovador, Alex Ziegler. El diputado provincial, Alfredo Schiavoni, se acordó de los que “hace años empujamos el carrito amarillo”, mientras que, Martín Gerling, autoridad del Pro a escala provincial, enfatizó que se concentrarán en fortalecer al propio partido para ofrecer una alternativa de gobierno en Misiones.
Ni bien se conocieron los primeros resultados oficiales, el bunker del Pro en Posadas ya era una fiesta. A los tradicionales globos coloridos, se sumó la playlist oficial de los festejos -incluidos “Noche Mágica”, de Tan Biónica y el hit de Gilda “No me arrepiento de este amor”- y renglón seguido llegaron los primeros discursos y las apariciones mediáticas de los referentes locales del partido de Macri. Se multiplicaron los reconocimientos a “los militantes que trabajaron en la campaña”, a los votantes y a los “dirigentes que creyeron el este proyecto desde la primera hora” y ningún agradecimiento o siquiera referencia a los aliados radicales; ni al fluctuante Alex Ziegler, su candidato a gobernador hace menos de un mes; ni al inoxidable Ramón Puerta, aliado de último momento.
Schiavoni fue taxativo en su discurso al hacer alusión en sus agradecimientos a “los que venimos hace años empujando el carrito amarillo y construimos esta alternativa de cambio, hablando mano a mano con los vecinos sin aparato”. Por su parte Martín Gerling, autoridad partidaria del Pro en Misiones, se ocupó de recordar que la alianza con la UCR se limitó a las elecciones del 25 de octubre pasado y enfatizó que el objetivo “a partir del lunes”, será fortalecer el armado propio del PRO en Misiones, porque, según destacó, ese el “el partido del presidente de la Nación”.
“En octubre integramos el frente ‘Vamos Juntos’ para la elecciones provinciales”, sentenció el dirigente, dejando en claro que esa alianza que los unió con los radicales fue amor de un solo verano y luego señaló que “de cara al futuro la idea es formar una gran alternativa en la provincia con eje principal en el Pro”. Así dejó en evidencia que cualquier otra fuerza que pretenda sumarse, deberá hacerlo al precio de resignar protagonismo.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE