“Grecia es un refrescar la memoria que genera temor de volver hacia atrás”

Siempre estuvo en la vereda opuesta. Cuando estaba en el radicalismo, fue opositor del entonces gobernador Ramón Puerta y de su ministro de Economía, Humberto Schiavoni. Después, lo echaron del radicalismo por promover el acuerdo político que dio vida a la Renovación. Hoy, Eduardo Torres asegura que está del lado correcto y no encuentra explicación para la alianza entre la UCR y el PRO que preside Humberto Schiavoni y los coqueteos con el propio Puerta.
En cambio, el presidente del Instituto Provincial de Lotería y Casinos, asegura que la Renovación está fortalecida y lista para hacer frente a la alianza opositora a la que enfrentaron desde sus inicios.
“Estamos bien desde el punto de vista de la oferta electoral. En la Renovación estamos muy tranquilos, la fórmula ha llegado muy bien. Hugo (Passalacqua) y con Oscar (Herrera Ahuad) creo que conforman una propuesta muy equilibrada y que trae mucha tranquilidad. Cuando hablábamos de confiabilidad como elemento en la elección del candidato, no nos equivocamos en que Hugo reúne ese requisito esencial, aparte de la capacidad que tiene y el respeto con el que se maneja hacia todos los sectores.

¿El resultado de las elecciones de Buenos Aires puede afectar en algo al proyecto nacional?
No, el resultado era previsible, yo creo que todas las capitales y más en la ciudad de Buenos Aires… Fíjese como votarán los porteños que De la Rúa ganó en las elecciones para presidente asi que no son muy confiables para el voto. De todas maneras era algo previsible y se da en varias capitales de provincia, en Cordoba, en Chaco, en Corrientes, en Santa Fe, las capitales no son del mismo signo político que el gobierno provincial. De todas maneras me parece que en el proceso político nacional se está dando algo muy interesante con esta polarización entre la centro derecha y la centro izquierda y está llevando al sistema a la culminación de ese proceso de transformación que comenzó en el 2001 cuando la gente pedía que se vayan todos y los partidos nacionales entraron en crisis, para ir transformándose en un gran partido de centro izquierda, en un gran partido de centro derecha y con partidos menores en los extremos. La Argentina necesita partidos de centro derecha que expresen lo que piensa mucha gente que es conservadora y que tiene que tener políticamente su representación, no obstante los contextos internacionales también van marcado los procesos, lo que está pasando en Grecia es un refrescar la memoria que genera miedo y temor de volver hacia atrás. Hoy más que nunca la sociedad argentina, mirando lo que pasa en Grecia, va a ratificar este rumbo, de no cambiar el rumbo estructural que está llevando el país.

¿Cuál es el adversario en Misiones?
“Siempre dije que nosotros en la provincia lamentablemente no tenemos adversario político. Uno de los que compite contra nosotros fue funcionario nuestro, beneficiado con la Renovación. Que se vaya por una convenciencia personal con Claudio Wipplinger, que tiene una ideología distinta, marca que hay problemas de convicciones y también de conciencia. Un diputado nacional que fue electo por la Renovación dos veces, que fue ministro de asuntos Agrarios, que habló y dijo que está encolumnado con el kirchnerismo y que apoyaba a Florencio Randazzo, que después cierre con Wipplinger, por lo menos debe tener un cargo de conciencia que no lo deja dormir de noche. A mí eso me da miedo. No es una traición porque en política cada uno hace lo que quiere, pero digo ¿podemos considerar a ese candidato como una confrontación de modelos? ¿Qué va a pasar si llegan al gobierno, tienen que leer la editorial de Clarín para fijar las políticas? No hay confrontación política en la provincia, y eso hace que la Renovación tenga que trabajar mucho, porque no vaya a ser cosa que por falta de oposición empecemos con los problemas internos nosotros. Hoy tenemos una fórmula excelente. A esa formula equilibrada se le agrega la candidatura de Maurice Closs a diputado nacional y Carlos Rovira como diputado provincial. Estamos ante una propuesta excelente.
Ramón Puerta fue siempre el adversario más coherente que tuvimos porque formó parte de un gobierno de neoliberales y sigue pensando como un liberal y Humberto (Schiavoni) es un porteño. Puede tener añoranzas de venir a pasear, pero ya no es de Misiones y no podemos elegir a un porteño como candidato a diputado nacional de Misiones. Esta mezcla de querer juntarse con los radicales lleva a una confusión que no ayuda a conformar un polo opositor. Yo cuando era radical y me acuerdo y soy en parte responsable de todo lo que pasó, nos juntamos con cualquiera para formar la Alianza y después explotó la alianza. Me pregunto ¿somos tan soberbios los argentinos que no somos capaces de aprender ni de nuestros propios errores? Hay que refrescar la memoria porque en estas elecciones votan chicos de 16 años.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE