Piden mayores medidas para frenar la caza furtiva que “mata y destruye la fauna silvestre” de la selva misionera

Crece la preocupación en la zona Norte de la provincia por el incremento de daños provocados por el avance de los cazadores furtivos. Así lo advirtió el presidente del Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones (Coiform), Hernán Patzer, quien señaló que “la actividad de caza furtiva mata y destruye la fauna silvestre y, en algunos casos incluso al propio hombre. En la zona Norte de la provincia ya tenemos para lamentar en menos de un año la desaparición de una persona y parece que también asociada a la muerte de otras dos, sumado esto al número de muertes de fauna nativa todos que todos los años es generada por estos cazadores furtivos, algunas con suerte registradas y prevenidas por los organismos oficiales y fuerzas de seguridad”, expresó el profesional.
Patzer explicó que aún la actividad de caza furtiva, lamentablemente, sigue arraigada y practicada por muchos vecinos y pobladores del interior de la provincia. “Exceptuando del análisis a las Comunidades Originarias que tienen un derecho ancestral y cultural heredado y legislado, a lo que me refiero es al hombre ´blanco´ que desaprensivamente persiste en su actitud de continuar dilapidando y asesinando a los recursos naturales de nuestra hermosa fauna nativa que habitan en la selva misionera, asociado seguramente a un 99.99% con la portación y tenencias de armas en forma ilegal”, advirtió.
En forma habitual, los profesionales forestales que recorren el monte se encuentran con actitudes inhumanas y totalmente desconsideradas con la vida, ya que los cazadores instalan trampas en el bosque como por ejemplo las llamadas “mata solo”, un dispositivo cargado con cartucho de escopeta que se activa al pisar o tropezar un hilo, trampa que puede ser activada tanto por un venado como por cualquier persona (peón, poblador o propietarios) que ronde el sitio natural.
“Algunos defenderán a estos cazadores furtivos justificando que lo hacen para obtener alimentos, pero en principio hay que aclarar que existe una ley que lo regula y estas actividades están prohibidas”, remarcó.
Por otra parte, en contacto con ArgentinaForestal.com analizó también la actitud de los cazadores y consideró que “el 99% de quienes cazan lo hacen por diversión y hasta como emprendimiento de visitas turísticas. Con solo hacer un cálculo en pesos de lo necesario en nafta, en cartuchos, la inversión para adquirir el arma y el propio gasto en alimentos para estar un día o varios en el monte hasta cazar un animal, es seguro que todo ese gasto es bastante mayor al necesario para una muy buena compra en el supermercado, por lo que claramente se expone que no se trata de cubrir necesidades básicas, no es por la necesidad de alimentos. Ni que hablar cuando analizamos y conocemos quienes lo hacen, porque es allí cuando podremos entender realmente que estos actos ocurren con personas de todos los estratos sociales”, aseveró el presidente del Coiform.
A nivel poblacional, se puede decir que los cazadores furtivos son minoría: “sin embargo, son muchos y con capacidad de hacer graves daños al medio ambiente y las personas en general”, recalcó Patzer.
En ese contexto, sostuvo que “el sector forestal y sus profesionales -que trabajan y viven del monte nativo e implantado-, tienen la pasión, la convicción y por sobre todo la actitud de conservación de este recurso natural, sin embargo precisamente por la existencia de este alto y permanente riesgo de daño sobre lo que con tanto esfuerzo se han conservado los bosques y su fauna, se puede eliminar con tan solo un disparo de arma de fuego en mano de cazadores furtivos, además de entender que hay un alto riesgo personal a quienes trabajan en el campo”, cuestionó.
Por ello, el presidente del Coiform consideró necesario llamar a la reflexión a toda la comunidad sobre el tema de la caza furtiva para “apoyar un replanteo, análisis y discusión social sobre la problemática, ya que por medio de ello seguramente podremos desarrollar algún reclamo o sugerencia a los organismos oficiales y de control, pero principalmente hay que trabajar entre todos los ciudadanos sobre concientización y educación”, concluyó.

 

Por Patricia Escobar



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE