Kemerer en el mismo vuelo

El sacerdote José Cherepac, quien fuera secretario de Monseñor Kémerer contó que el Obispo tenía planeado integrar la misma tripulación del fatídico 30 de noviembre de 1973 y que un llamado telefónico de un allegado, le había advertido un día antes, que no viajara en ese vuelo.

Maia Ayrault contó que el sacerdote que pasó sus últimos años en Colonia Alberdi estuvo un día en su casa y le dijo que “Monseñor Kémerer le contó que el tenía ir en el avión y un día antes le llama alguien de su confianza, cuya identidad no reveló, y que debido a ello tomó la decisión de no subirse al avión”.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE