Terremoto y tsunami devastan a Japón y alarman a países americanos

Un terremoto de 8,9 grados en la escala de Richter seguido por un tsunami, causó ayer en gran parte de Japón centenares de muertos y miles de desaparecidos, una emergencia nuclear y alarma en el continente americano, donde olas de más de tres metros afectaban esta noche a países cuyas costas son bañadas por el océano Pacífico. Todas las fotos

El movimiento telúrico se ubicó en el Pacífico, a 130 kilómetros del puerto japonés de Sendai, tuvo una profundidad de 24,4 kilómetros y ocurrió a las 2.45 de la madrugada hora de Japón, 14.45 Argentina.

Minutos después, el tsunami causó olas de hasta diez metros que arrasaron viviendas, automóviles y hasta barcos y trenes, cuyos pasajeros figuran en la lista de al menos 88.000 desaprecidos que citan los organismos oficiales.

En Tokio, la policía dijo que al menos 384 personas murieron, 707 están desaparecidas y 947 heridas aunque se trata de cifras totalmente parciales. Por su parte, la agencia Kiodo habla de no menos de 1.000 víctimas fatales.

Según la prensa, el temblor fue percibido en todo el país pero en Tokio los rascacielos oscilaron algunos minutos y millones de personas salieron a las calles en busca de refugio de uno de los movimientos telúricos mas devastadores de los últimos años.

En toda la jornada ocurrieron no menos de cien réplicas, la más importante en la provincia occidental de Nagano, donde el terremoto alcanzó los 6,6 grados en la escala de Richter.

Todos los puertos del país fueron cerrados y las operaciones de descarga bloqueadas, mientras que las autoridades reportaron cuatro trenes operativos en la zona costera de las prefecturas de Miyagi e Iwate que fueron dados por desaparecidos.

Lo mismo sucedió con un barco que trasladaba cien pasajeros y que fue arrastrado por las gigantescas olas sin poder conocerse mas datos sobre su paradero.

El primer ministro de Japón, Naoto Kan, declaró el estado de emergencia mientras el Ministerio de Defensa envió 300 aviones y 40 barcos a las áreas afectadas, más 8.000 hombres de las fuerzas de autodefensa.

El nuevo ministro de Exteriores de Japón, Takeaki Matsumoto, dio órdenes de aceptar ayudas internacionales a las que respondieron 38 naciones, mientras el presidente norteamericano Barack Obama prometió apoyo total, enviando el portaaviones Ronald Reagan.

Al mismo tiempo, se declaró el estado de máxima alerta para las centrales nucleares, aunque las autoridades declararon que en principio no hay riesgo de fuga de material radioactivo de la de Fukishima, la número uno del país que se encuentra en la región afectada.

Sin embargo, el umbral normal en el nivel de radioactividad registrado en la central mencionada se incrementó mil veces, según dijo la BBC citando a la agencia Kiodo.

Esta era una de las 11 centrales activas en el momento del sismo, que no se apagó automáticamente.

Las autoridades dispusieron la evacuación de la población situada unos diez kilómetros a la redonda de la central nuclear, con lo que fue la primera vez que se debe trasladar gente en Japón por una alarma nuclear.

Al menos 300 cadáveres fueron encontrados sobre una playa de Sendai, en la isla de Honshu, noreste de Japón, embestida por el maremoto que siguió al sismo que afectó al país.

La ciudad de Kesennuma, un pequeño centro de 74 mil habitantes en el noreste de ese país, resultó afectada por incendios y un tercio de su territorio está sumergido después del terremoto y del tsunami, mientras que en Sendai alrededor de 1.200 casas fueron destruidas por el maremoto y el barro que arrasó el lugar.

La catástrofe en Japón tuvo su repercusión en los países del continente americano que integran el “Cinturón del Pacífico”, y esta noche esperaban la llegada de olas de entre tres y cinco metros de altura.

Chile, que hace poco más de un año sufrió los efectos devastadores de un terremoto y un tsunami con más de 500 muertos, organizó una evacuación masiva de los pobladores que habitan en las zonas inundables ya que espera la llegada del maremoto para las 21.30.

Colombia ordenó la activación de todos los comités de emergencia de poblaciones ubicadas en la costa del océano Pacífico ante el anuncio de la llegada de un tsunami que podría arribar a las 19 hora local, 21 argentina.

“Por ahora la situación es simplemente estar alertas, no hay por qué alarmarse. Aparentemente a nosotros aquí en Colombia no nos va a afectar en mayor medida”, dijo el presidente Juan Manuel Santos quien ordenó emitir un alerta de tsunami a 16 municipios donde viven unas 800.000 personas.

En el Perú, el tsunami está previsto que llegue entre las 19 y las 21 hora local y en Arequipa se evacuaron a unos mil turistas, mientras que se suspenderán las clases en Piura y Libertad.

Además, en Tumbes, la primer región que sufrirá el impacto de las olas, se evacuarán las localidades de Canoas de Punta Sal, Puerto Pizarro y La Cruz, entre otras, mientras que en San Andrés en Pisco también habrá evacuaciones y se dirigirá a la población al distrito de Túpac Amaru, informó la agencia Andina.

Los efectos del tsunami en Japón causaron un muerto y un desaparecido en Los Angeles, Estados Unidos, en donde las olas llegaron a los cinco metros de altura, mientras que en México, Costa Rica y Panamá, los efectos del maremoto no fueron importantes.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE