Explosión en una escuela: la historia de la vicedirectora que trabajaba hasta los sábados

Explosión en una escuela: la historia de la vicedirectora que trabajaba hasta los sábados

Sandra Calamano abría el colegio para que los chicos hicieran actividades recreativas. “Los amaba”, cuentan quienes la conocieron.

Explosión en una escuela: la historia de la vicedirectora que trabajaba hasta los sábados

Sandra Calamano abría el colegio para que los chicos hicieran actividades recreativas. “Los amaba”, cuentan quienes la conocieron.

Sandra Calamano tenía 48 años y estaba por retirarse. Un problema personal la había motivado a decidir dejar en breve lo que era su pasión: enseñar. La docente, vicedirectora de la escuela N° 49 de Moreno, murió allí este jueves a la mañana, por una explosión en la que también falleció el portero del colegio.

Vecinos de la escuela y padres de los alumnos coinciden en que la mujer amaba dar clases, amaba la escuela y amaba a los chicos. De hecho, había organizado lo que llamaba “patio abierto”: los sábados, con otros maestros de la escuela o docentes que ella convocaba, abría el colegio para que los chicos fueran a hacer actividades recreativas como teatro, guitarra, canto y juegos.

“Amaba a los chicos. Vivía para ellos”, insiste Carina Maidana. Ella es empleada del comedor del barrio de San Carlos, que está a la vuelta del colegio. Allí iban unos 90 de los 500 alumnos a almorzar muchos mediodías. ¿La razón? Las fallas constantes en el suministro de gas del edificio, que impedían brindar el servicio de comedor en la escuela.

“La escuela tiene problemas de gas desde principio de año y ella no quería cerrarla porque perjudicaba a los chicos. Pero estaba analizando que no hubiera más clases”, contó Maidana.

Los vecinos aseguraron que las autoridades de la primaria 49 hicieron ocho denuncias por estos inconvenientes. El miércoles, Calamano se quedó hasta después de hora en el edificio esperando que fueran del Consejo Escolar. El colegio no tiene gas de red, como la mayoría del distrito de Moreno, y utiliza unos tubos de gas envasado llamados “chanchas”.

Según las primeras hipótesis luego de la tragedia, la explosión se habría producido por acumulación de gas debido a una pérdida. Este jueves por la mañana, Calamano “prendió la luz y voló todo por los aires”, contó Hernán, un maestro del colegio. El cuerpo de la vicedirectora voló 50 metros y terminó en una casa vecina, del otro lado de la calle.

La docente tenía el cargo de vicedirectora, pero de hecho ejercía como directora porque el titular del colegio está con licencia médica porque lo atacaron durante un asalto. Sandra iba todos los días en bicicleta a trabajar. Los que la conocían, la despidieron en las redes sociales y mostraron su indignación por la causa de la muerte de la maestra. “Día de mucha bronca, dolor e indignación por una tragedia que se pudo haber evitado. 2 años se estuvo reclamando por la puta pérdida de gas y hoy tuvimos que perder a la mejor vice que conocí. Te fuiste haciendo lo que amabas”, escribió Soledad Juri en Facebook.

También en las redes, y en la puerta de la escuela, despidieron a Rubén Rodríguez, el auxiliar docente que trabajaba desde hacía 30 años en la escuela. “Que Dios te tenga en gloria Rubén Rodriguez, mi más sentido pésame!!! Te conocí y fuiste mi portero. Un gran dolor! Vamos a luchar porque no pase más esto, descansa en paz!”, posteó una ex alumna, Mica Moray, en la misma red social.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE