Un enfermera convocó a “hacer sufrir” a las mujeres que aborten en Santa Fé

Un enfermera convocó a “hacer sufrir” a las mujeres que aborten en Santa Fé

A una semana de que el proyecto empiece a ser debatido en el Senado, la profesional de la salud amenazó por Facebook: “No la van a pasar tan bien”.

Mientras que el proyecto de despenalización del aborto se prepara para su tratamiento en la Cámara Alta a partir de la semana que viene, una enfermera de la ciudad de Santa Fe lanzó una polémica propuesta a través de las redes sociales para “hacer sufrir” a las mujeres que quieran someterse a esa práctica si se aprueba la ley de interrupción voluntaria del embarazo.

“A todas mis colegas las invito a que si se aprueba el aborto las hagamos sufrir con nuestras invasiones sin perjudicarlas, solo dolor mucho dolor, la misma piedad que tienen para asesinar un bebé debemos tener nosotras por las asesinas. Nosotras sabemos cómo. Lo hacemos”, escribió Stella Maris Escalada en su muro de Facebook.

El posteo de la enfermera pediátrica del Hospital de Niños santafesino, que fue compartido por cientos de usuarios y provocó el repudio de otros tantos, cerraba con una amenaza explícita: “No la van a pasar tan bien”.

Qué es la objeción de conciencia

La Academia Nacional de Medicina define la objeción de conciencia como el “testimonio pacífico y apolítico por el cual un médico puede no ejecutar un acto reglamentariamente permitido, sin que ello signifique el rechazo de la persona y el abandono del paciente”.

Sin embargo, aunque el Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo que publicó el Ministerio de Salud de la Nación en 2015 contempla la objeción de los médicos, también señala que las instituciones “que no cuenten con el personal ni el equipamiento adecuados” para realizar los abortos, deben “garantizarlos de cualquier forma”.

Muchos profesiales se niegan a realizar esta práctica por motivos religiosos o personales, pero también influye el miedo a posibles conflictos judiciales, cuestionamientos éticos, o represalias de parte de las parejas o padres de las mujeres que abortan.

El recorrido del proyecto en el Senado

El proyecto que contempla la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 tiene media sanción de Diputados. La Cámara Alta puede aprobar, rechazar o devolver con correcciones el proyecto a la Cámara de origen. En caso de que lo sancione pasará al Poder Ejecutivo para ser promulgado.

El proyecto de la legalización del aborto empezó este martes su camino por el Senado. Su primera parada será el plenario de las tres comisiones estipuladas por la Cámara alta, en donde durante un mes se expondrán posturas tanto a favor como en contra. El cronograma oficial definió que habrá reuniones los días martes y miércoles, a partir de la semana que viene, y hasta el 31 de julio.

Las comisiones de Salud, de Justicia y Asuntos Penales y de Asuntos Constitucionales resolvieron que, de cara al 1° de agosto, fecha prevista para firmar el dictamen, se escucharán las voces de distintos referentes que expondrán sobre el tema.

Hasta ahora, la lista de expositores cuenta con al menos 60 invitados, pero se espera que el número aumente en los próximos días, ya que, en su paso por Diputados, hubo más de 700 oradores.

Como era de esperar, en la primera reunión de los senadores ya se asomó el primer punto de disenso. Se basó en la propuesta de la misionera Magdalena Solari, que desea llevar el plenario a distintas provincias para “federalizar” el debate.

Su iniciativa encontró respaldo en la puerta del Congreso, en un grupo de organizaciones que se oponen a la legalización del aborto y que presentaron unas 100 mil firmas para reclamar que la discusión se dé en todo el país.

Sin embargo, el planteo de Solari no fue visto con buenos ojos por aquellos senadores defensores del proyecto que obtuvo la media sanción en Diputados y permite la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 inclusive.

Una de las figuras que más mostró su descontento fue Miguel Ángel Pichetto, el jefe del Bloque Justicialista. El rionegrino fue el primero en cuestionar la propuesta y señaló que los proyectos se discuten dentro del Senado. “Tenemos que garantizar un debate democrático, pero no avalamos hacer el debate en el Interior”, recalcó.

Fuente: TN



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE