Desde la Unión de Escuelas de Familia Agrarias de Misiones también confirmaron que eran “extorsionados por el Soeme”

Desde la Unión de Escuelas de Familia Agrarias de Misiones también confirmaron que eran “extorsionados por el Soeme”

La presidente de la Unión de Escuelas de la Familia Agrícola de Misiones (Unefam), Cristina Bandera, explicó que el Sindicato de Obreros y Empleados de la Educación y la Minoridad (Soeme) “torturó” durante años a los directivos de varias instituciones misioneras exigiendo pagos por gente que no tenía. Dijo que con el aval de la justicia incluso hubo EFAS que tuvieron embargadas sus cuentas y que les “robaron” el poco dinero que tenían en concepto de aporte por personal inexistente.

Cristina Banderas, UNEFAM. Radio República.

 

Bandera contó en Radio República que “la pasaron mal” y que por momentos había una verdadera “lluvia de cartas documentos”. La mujer contó que esto generó serios problemas en las comunidades educativas de las EFAs ya que en la mayoría de los casos, si bien el gobierno les subsidia una parte, el aporte para su funcionamiento lo abonan los padres de los chicos.

 

La funcionaria contó que a raíz de estos reclamos por parte del sindicato muchas personas pensaron en renunciar, agobiados por tantas “amenazas”  y que fue “un tiempo muy triste”.

 

“Nosotros la pasamos mal. Recurrimos a la gente del Obispado nos dieron una mano, porque comprenderán que ninguno de los representantes de las EFAs es abogado. En un momento  empezaban a llover cartas documento y amenazas. Se vivieron momentos terribles y tristes para nosotros. Muchos quisieron renunciar o no formar parte de las comisiones de las EFAS. El trago amargo era por las exigencias para las escuelas. La mía de San Pedro como la de Pozo Azul no reconocimos lo que reclamaban, porque no tenemos personal no docente y por ende no le debemos”, explicó.

 

 

En esa línea contó que en el menos 10 cartas documento le intimaban a pagar por tres personas que debería tener la EFA de acuerdo a su actividad y matrícula, según lo estipulado por ley. “Te intimaban por el aporte a esas supuestas personas que debías tener y si no las tenías nos indicaban que teníamos que pagar solidariamente. O sea reconocer un derecho a una persona inexistente. Y eso se suma a la plata que  gastaron las escuelas para responder las cartas documentos. Nos afanaron plata, venían embargos, uno de ellos fue de 40 mil pesos a la EFA de Alem. Cuando le embargaban, desaparecía la plata. Ellos se cobraban el dinero, entonces todas las escuelas limpiaron las cuentas. Sacaron de las cuentas la poca plata que tenían sino la perdían y eso era con intervención de la justicia. Nosotros inclusive fuimos al Ministerio de Trabajo . Personalmente fui, por esta cuestión para pedirles que nos dejen en paz. Hasta septiembre de 2017 recibi cartas documento de ellos. Yo mantengo mi postura y no le voy a reconocer un pago de aportes por gente que yo no tengo. Las escuelas las mantenemos y limpiamos todos, incluso los chicos, los padres, los docentes. Nosotros si bien somos escuelas somos de gestión privada pero a la vez somos de carácter social”.

 

Bandera indicó que en una oportunidad le sugirieron “arreglar” su situación con el Soeme con una persona – cuyo nombre no dio- ligada al ámbito educativo misionero. “Hubo casos en los que la escuela pagó (sin razón para hacerlo) sólo para sacarse de encima el asedio del  gremio .Nos ” invitaban ” a pagar solidariamente por algo que no teníamos”, aseveró.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE