VISIÓN MISIONERA 2018: Compromisos mutuos, por Adolfo Safrán

Con una economía, que en los últimos 7 años no ha podido exhibir un crecimiento sostenido, por diversos factores, pero que desde el Gobierno Nacional se sostiene que se debe principalmente a una tasa de inversión privada insuficiente que, en caso de recuperarse, por un lado mejorará la ca­pacidad productiva del país y por otro será el dinamizador de la economía. Escribe Adolfo Safrán, ministro de Hacienda y Finanzas de Misiones.

 

Lea el artículo completa ingresando aquí

Es cierto que la inversión privada consti­tuye un factor de relevancia en cualquier economía: la inversión, concebida como el aumento en los bienes de capital de una sociedad (rutas, autovías, fábricas, maqui­narias, medios de transporte, etc) permite que la sociedad pueda producir más bie­nes; al disponer de más maquinarias, más fábricas, más medios de transporte la pro­ducción potencial de una sociedad puede incrementarse asegurando el crecimiento a largo plazo.

La apuesta del Gobierno Nacional con el paquete de medidas en proceso de apro­bación busca reactivar la inversión privada: reducir tributos nacionales y provinciales que aligeren la carga impositiva de las em­presas que se traduzca en una mejora de la competitividad debería ser el disparador para que esos sectores empresarios benefi­ciados vuelquen a la inversión productiva esa mejora sustancial en sus rentabilidad.

El reciente consenso fiscal suscripto por la gran mayoría de las provincias y la Ciudad de Buenos Aires con el Estado Nacional el pasado 16 de noviembre de 2017, un do­cumento con una variedad de puntos acor­dados, establece también el compromiso recíproco del Estado Nacional y las pro­vincias y CABA de reducir algunos tributos que gravan la actividad productiva.

La industria y el transporte son los princi­pales beneficiarios de la primera escala de reducción de tributos provinciales que se inicia en el año 2018 y culmina en el año 2022 también destinada a otras activida­des económicas (comunicaciones, servi­cios financieros, servicios de electricidad, gas y agua). Misiones en los últimos quin­ce años se ha caracterizado por una fuerte política fiscal, no caprichosa sino fundada que somos la quinta provincia con menor coparticipación per cápita producto de una injusta y caprichosa distribución de los recursos de las provincias y el fuerte creci­miento que hemos tenido en estos años habiendo permanecido con un coeficiente fijo de coparticipación.

También la Reforma Tributaria Nacional beneficiará a las empresas con la reducción de la alícuota del impuesto a las ganancias con incentivo a las empresas que reinvier­tan.

Estas obligaciones mutuas asumidas por el Estado Nacional y las Provincias van a resentir los ingresos fiscales por la menor recaudación de impuestos. Es de esperar, que la rebaja de alícuotas se compense con mayor recaudación producto que la eco­nomía crezca y las empresas tributen más impuestos.

Es por eso, que también el compromiso debe ser asumido ahora por el sector pri­vado, en efectivizar las mejoras obtenidas con la menor carga impositiva en la inver­sión, en la generación de puestos de traba­jo, para que la economía argentina pueda generar las condiciones de un crecimien­to sostenible. Esta es la tercera pata de la mesa si se pretende que la economía em­piece a caminar. Si el sector privado no de­rrama en la economía los efectos del es­fuerzo fiscal que realiza el Estado Nacional y las Provincias con esta reducción gradual de impuestos, la economía no va a crecer, pues los otros componentes de la Deman­da Agregada no exponen hoy síntomas de reactivación (Consumo privado, el Gasto Público y el Sector Externo).

También hay correcciones macroeconómi­cas que deben hacerse para ayudar a este proceso: reducir la tasa de interés de re­ferencia del BCRA a través de las LEBACS, hoy extremadamente elevadas; y corregir el tipo de cambio para devolver competiti­vidad a los sectores vinculados al comercio exterior.

El sector externo puede ayudar o compli­car este objetivo planteado: si la Reserva Federal de Estados Unidos sigue elevan­do la tasa de interés atentará al precio de nuestros comoditties, mientras que si Brasil muestra una leve recuperación económica nos puede dar un viento de cola interesan­te.

Desde el gobierno provincial, el norte siem­pre ha sido la defensa y generación de nue­vos puestos de trabajo: la promoción del consumo con el Programa AHORA MISIO­NES, utilizado como modelo a nivel nacio­nal por la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa para el lanzamiento del Programa de Comercios de Frontera que ha incluído a 14 localidades misioneras, el subsidio a la tarifa eléctrica para los sec­tores del comercio y de la producción, el lanzamiento del Fondo de Créditos Misio­nes SAPEM con más de trescientos crédi­tos aprobados en estos primeros diez me­ses de existencia, la puesta en marcha del Parque Industrial con la radicación de em­presas con tecnología de vanguardia como son las empresas VOLTU y LUG, la profundi­zación de las relaciones con los estados del sur de Brasil para promover la integración regional son algunos de los tantos linea­mientos definidos por el gobernador Lic. Passalacqua y el conductor del Frente Re­novador Ing. Rovira para incentivar al desa­rrollo económico de Misiones.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE