Cómo fue la condena al ex militar misionero Jorge Olivera por el crimen de Marie-Anne Erize en San Juan

La justicia argentina tardó 35 años, pero llegó para la familia Erize y otras víctimas de la época más oscura de la Argentina. El juicio por el crimen de Marie-Anne Erize, y el de otras víctimas de San Juan, empezó el 7 de noviembre de 2011. Declararon más de 150 testigos en el año y medio que duró.

Según consta en archivos judiciales, el ex militar Jorge Olivera fue condenado por el Tribunal Federal de San Juan el 4 de julio de 2013, junto a  su ex compañero y cómplice Gustavo Ramón De Marchi, por unos 50 crímenes, desde torturas, asesinatos y asociación ilícita, cometidas durante la última dictadura militar.

Olivera debe cumplir una condena a cadena perpetua al ser considerado coautor responsable de violación de domicilio, privación ilegítima de la libertad, imposición de tormentos agravado por su estado de cargo público y asociación ilícita, entre otros cargos.

“Este hombre siempre mintió cuando dijo ‘nunca haber visto’ a Marie-Anne. Me lo dijo su propio abogado italiano”, señala el periodista Philippe Broussard, en su libro “La Desaparecida de San Juan”, publicado en español por la editorial Planeta.

Según testimonios, Olivera fanfarroneó ante sus colegas de arma de haber “violado a la francesita”. La condena se conoció justo en el mismo día en que quedó señalizado como centro clandestino “La Marquesita”. Allí  fue vista por última vez Marie-Anne.

 

En el marco del histórico juicio que se desarrolló en San Juan por los delitos de lesa humanidad condenaron finalmente a Jorge Olivera a cadena perpetua, al igual que Julio Nieto y Osvaldo Martel. En el caso de De Marchi, Del Torchio y Gómez dictaron 25 años de prisión; y para Víctor Lazo 10 años.

 

Los jueces Cortez, Furcade y Piña dieron el veredicto y la sentencia 1012 fue leída para la multitud presente en el Rectorado de la Universidad Nacional de San Juan, considerando el fallo definitivo y unánime y rechazando el planteo de nulidad de todos los imputados.

 

Así, Jorge Antonio Olivera recibió la condena de prisión perpetua, por considerarlo coautor responsable de violación de domicilio, privación ilegítima de la libertad, imposición de tormentos agravado por su estado de cargo público, asociación ilícita, entre otros cargos.

 

Por su parte, Osvaldo Benito Martel recibió la condena de prisión perpetua por ser considerado co autor responsable de violación de domicilio, privación ilegítima de libertad, amenazas, tormentos agravados por ser funcionario público, asociación ilícita, entre otros cargos.

 

Horacio Julio Nieto también fue condenado a cadena perpetua e inhabilitación completa, por los mismos cargos que se les imputaron a Martel y Olivera.

 

Gustavo Ramón De Marchi fue condenado a 25 años de prisión efectiva, considerado responsable co autor de violación de domicilio, privación ilegitima de libertad, privación de libertad abusiva, imposición de tormentos por ser funcionario público, entre otros.

 

Juan Francisco Del Torchio recibió la condena de 25 de años de prisión e inhabilitación perpetua por considerarlo co autor responsable de privación ilegitima de libertad, tormentos agravados por ser funcionario público, entre otros.

 

De la misma manera fue condenado Daniel Rolando Gómez, a 25 años de prisión, por considerarlo coautor de tormentos agravados por ocupar un cargo público.

 

Por último, quien menos tiempo de condena recibió fue Alejandro Manuel Lazo, con una condena efectiva de 10 años de prisión, por considerarlo co autor de privación ilegitima de libertad, tormento agravado por ser funcionario público, abuso deshonesto de autoridad, asociación ilícita.
Fuente: Tiempo de San Juan

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE