Alexa

Incendios en Europa | Se quemó la segunda mayor superficie registrada y la ola de calor con altas temperatura persiste

(Reuters) - Los incendios en Europa este verano han quemado la segunda mayor superficie que se haya registrado, a pesar de que la región solo se encuentra a mitad de su típica temporada de incendios, según datos del Centro Común de Investigación de la Unión Europea.

Una docena de países han sufrido grandes incendios en Europa este año, que han obligado a miles de personas a evacuar y han destruido casas y negocios. Países como Italia, España y Francia siguen enfrentándose a un riesgo de incendio extremo.

Los incendios en Europa han quemado 600.731 hectáreas en lo que va de año, según los datos. Esta cifra es la segunda más elevada para cualquier año desde 2006, cuando se iniciaron los registros. En 2017 se quemaron 987.844 hectáreas.

La superficie quemada este año es más del doble de la de Luxemburgo. En ningún otro año del conjunto de datos se había registrado una cantidad tan elevada de terreno quemado en Europa hasta agosto.

La temporada de incendios en Europa

El cambio climático está exacerbando los incendios, al aumentar las condiciones de calor y sequedad que ayudan a que se propaguen más rápidamente, ardan más tiempo y sean más intensos.

El clima más caluroso elimina la humedad de la vegetación, convirtiéndola en combustible seco, un problema que se ve agravado por la reducción de la mano de obra en algunas zonas para limpiar esta vegetación.

Víctor Resco de Dios, catedrático de Ingeniería Forestal de la Universidad de Lérida, dijo que los grandes incendios que sufrieron Francia y Portugal a principios de julio eran algo «extremadamente inusual» y demostraban cómo el cambio climático está provocando que la temporada de incendios empiece antes y dure más.

«Los incendios actuales en el Mediterráneo ya no se pueden extinguir… Los grandes incendios son cada vez mayores. La temporada de incendios en Europa se extiende siempre entre junio y septiembre», dijo.

Los datos del Centro Común de Investigación (JRC, Joint Research Centre, por sus siglas en inglés) cubren los incendios forestales de más de 30 hectáreas, por lo que si se incluyeran los incendios más pequeños el total quemado sería aún mayor.

Los países del sur de Europa, como Portugal y Grecia, sufren incendios la mayoría de los veranos, pero el aumento de las temperaturas está haciendo que el riesgo de incendios graves se extienda hacia el norte, con Alemania, Eslovenia y la República Checa entre los países afectados esta temporada.

Algunas medidas pueden ayudar a limitar las llamas, como el establecimiento de fuegos controlados que imitan los incendios de baja intensidad de los ciclos naturales del ecosistema.

Sin embargo, si no se reducen drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático, los científicos coinciden en que las olas de calor, los incendios y otros daños climáticos empeorarán considerablemente.

Tal vez te interese leer: La impactante recuperación de los Esteros del Iberá a cinco meses de los incendios

Leer también:

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas