Alexa

Crimen en un cumpleaños de Mar del Plata: se entregó el presunto asesino en Tucumán

Juan Jesús Piero Pinna era buscado desde el domingo a la madrugada por el crimen de Maximiliano Rihl. El sospechoso había escapado junto a su novia, la hija del ex chofer de Néstor Kirchner.

Juan Jesús Piero Pinna, un ex rugbier y empresario tucumano de 34 años, apodado “El Faraón del Pollo”, se entregó a las autoridades de la Policía de Tucumán este lunes, acompañado de un abogado.

El sospechoso, acusado de un asesinato en Mar del Plata, era buscado desde la madrugada del domingo por haber haberle disparado a un hombre de 44 años cuando lo fue a calmar tras una discusión durante un cumpleaños en el mencionado balneario.

Tras acribillar a balazos a Maximiliano Rihl (44), el asesino había escapado junto a su novia, Romina Ulloa García, la hija del ex chofer de Néstor Kirchner Rudy Ulloa. Las cámaras municipales de Mar del Plata el mismo domingo del crimen le habían seguido la pista desde que huyó del festejo privado hasta el centro de la ciudad, donde lo perdieron. Pese al aviso a la Policía, el sospechoso logró llegar hasta San Miguel de Tucumán.

La búsqueda de Piero Pinna era una de las prioridades de la fiscal Florencia Salas, que investiga el crimen de Rihl. En el anochecer de este lunes la DDI de de Mar del Plata recibió la novedad de la autoridades de Tucumán.

“De su novia nada se sabe”, ampliaron las fuentes consultadas aunque destacaron que, por ahora, no hay delito para imputarle: “Solo se subió al coche y se fue con él”.

Así, el prófugo por el crimen de Rihl que había escapado del balneario Horinzonte a bordo de su Toyota Corolla blanco ante la vista de todos los invitados al cumpleaños número 51 del empresario Mauricio Damián Ríos eligió su provincia natal para entregarse.

Lo hizo en San Miguel de Tucumán, ante la división Investigaciones Capital de la Policía y llegó acompañado de un abogado a bordo de una camioneta. Se cubría la cara con la capucha de la campera. Ahora, será el turno de agilizar los trámites para que lo trasladen a Mar del Plata.

“Se entrega en Tucumán para resguardar su integridad”, aseguró a LosPrimerosTV el abogado Piero Pinna, Sergio Faiad.

Fueron nueve disparos los que hizo el tucumano Piero Pinna antes de huir esa madrugada de domingo y en el marco de la fiesta privada por el cumpleaños de Ríos. Algo pasó durante el festejo y luego de que el ahora detenido, su novia y el cumpleañero posaran para la foto frente a la torta con el número 51.

Tal vez te interese leer: Violento ataque en Mar del Plata | Le prohibieron el ingreso a una fiesta privada por no tener invitación y asesinó a balazos a uno de los invitados

 

No está claro aún el móvil, pero el tucumano discutió con otro de los invitados: Ariel Núñez, un empresario oriundo de Quilmes que estaría vinculado a Ríos y quien terminó con una fractura.

Luego, Piero Pinna salió del salón. Rihl fue detrás de él a calmarlo. Y ahí se desató la locura: el ex rugbier disparó y cuatro de esos balazos dieron de lleno en el cuerpo de la víctima. El tiro que impactó en la zona lumbar fue el que mató al hombre de 44 años que sólo quería aplacar los ánimos.

Maximiliano Rihl había llegado desde Ezeiza especialmente para el evento de cumpleaños de Ríos. Tras el ataque, fue trasladado en una camioneta particular, escoltada por autos policiales, quienes lo llevaron hasta un hospital, aunque no pudieron salvarle la vida.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas