Alexa

Incendios en Bolivia: 280.000 hectáreas de la provincia de Santa Cruz fueron consumidas

Brigadas de bomberos voluntarios continúan trabajando para combatir los incendios en Bolivia, con algunos rociadores y escasas herramientas. En la madrugada de este jueves persistentes focos arrasan en la zona este de la provincia boliviana de Santa Cruz.

«Esto es un desastre«, dijo entre humo y hollín el subgobernador de la provincia cruceña de Ñuflo de Chaves, Daniel Velásquez.

 

Ubicada en la Chiquitanía, una región de transición entre la Amazonía y el Chaco, esa es una de varias provincias donde los incendios se volvieron moneda corriente, sobre todo entre julio y septiembre.

 

Trabajando solo de noche por los riesgos que suponen las altas temperaturas durante el día, 60 personas se adentran entre los matorrales para extinguir las llamas y apagar las brasas que, invisibles, se van formando bajo la hojarasca.

 

Tal como lo había afirmado antes el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, el subgobernador aseguró que la mayoría de los focos fueron «provocados«.

 

De acuerdo con la ONG Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN), que identifica focos de calor mediante imágenes satelitales, unas 749.000 hectáreas se quemaron entre enero y julio de 2021 y la cifra sigue aumentando.

 

Según un reporte presentado este mes por dicha organización, los departamentos de Santa Cruz y Beni (noreste) «concentran el 94% de las áreas quemadas«, con al menos 564.000 y 137.000 hectáreas consumidas por el fuego respectivamente.

 

Los incendios de bosques suelen producirse en Bolivia por la deforestación que permite ampliar la frontera agrícola y agropecuaria, así como la quema de vegetación para preparar el terreno previo a la siguiente temporada de siembra.

 

FAN estimó que los incendios forestales destruyeron en 2020 más de 2,3 millones de hectáreas de bosques y pastizales.

 

En 2019, se registraron en el país sudamericano enormes incendios que, según datos de la misma ONG, arrasaron 6,4 millones de hectáreas.

 

Ante la falta de recursos, piden ayuda para combatir los incendios en Bolivia

 

Los alcaldes de poblados afectados por los incendios forestales en el oriente boliviano pidieron ayuda al gobierno tras agotar sus recursos para combatir el fuego que ya consumió 280.000 hectáreas sólo en la provincia de Santa Cruz, la más afectada.

 

La ayuda ya se acabó. Los equipos de bomberos deben ser enviados a otros incendios”, dijo el viernes José Eduardo Díaz, alcalde de la población de Roboré en esa provincia. Unos 15 incendios forestales se mantienen activos en esa región fronteriza con Brasil.

 

Las altas temperaturas, la sequía y los fuertes vientos impiden sofocar los incendios que suelen prologarse hasta octubre, cuando llegan las primeras lluvias.

 

Los incendios comienzan generalmente con quemas provocadas por agricultores y ganaderos para deshacerse de la maleza y habilitar nuevas siembras, pero salen de control debido a la sequedad y los vientos.

 

El gobierno central moviliza equipos y bomberos cuyo mantenimiento y alimentación corre por cuenta de los alcaldes. Díaz dijo que el presupuesto ya se les agotó.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas