Alexa

Joselo Schuap en modo ministro de Cultura: 20 películas por año, un festival a puro rock y la historia en común con otro artista que pasó por la misma cama de terapia intensiva

Superó el Covid tras una extensa internación y ya tiene el chip de inquieto funcionario. Participó del anuncio de 10 millones de pesos que destinará el Estado provincial para los trabajadores culturales y adelantó metas a mediano plazo.

 

La etapa post Covid para Joselo Schuap, lo encuentra retomando el ritmo vertiginoso al frente del ministerio de Cultura de la provincia, justo en un tiempo donde la epidemiología, se encamina hacia dar luz verde a espectáculos con público. La denominada “industria cultural”, tendrá un importante aporte económico del Estado provincial, para recuperarse en parte, tras un extenso parate y proyectar a paso lento, pero seguro, una agenda de concreciones.

“Lo que se ha logrado es poder tener autonomía, pensar en crecer, pensar en que el Iaavim tiene que seguir creciendo con la producción audiovisual, que el Instituto Provincial del teatro independiente también tienen que empezar a dar sus primeros pasos, que ya tiene un titular que es Omar Holz y que, en los próximos meses, el Instituto Provincial de la danza tiene que comenzar a caminar. Esa es una deuda pendiente que, en esta nueva etapa personal, debo poder cumplir con el apoyo del gobernador”. Las frases que Schuap va soltando, tiene el impulso de un nuevo tiempo que vive la Cultura en la provincia y “una nueva vida” para el propio ministro.

 

“Pasar por terapia te enseña mucho y creo que hay que ocuparse de las cosas importantes, primero. Y a veces las cosas importantes no son las cosas, son los sentimientos, los afectos, la cultura”, destacó Schuap.

 

En declaraciones a Misiones Online TV, el titular de la cartera de Cultura se refirió al aporte de 10 millones de pesos que anunció el gobernador Oscar Herrera Ahuad, para el fomento de la actividad. “Empezar a hablar de industria cultural, genera este fomento, porque si queremos que la industria crezca, el Estado tiene que ayudar a que pase. Y 100 mil pesos es un monto que te puede permitir editar un libro, un disco, corregir una coreografía, tener una vestimenta adecuada, comprarte una herramienta o desarrollar cualquier nueva acción cultural”, explicó.

Precisó que son “diez millones de pesos, destinados a 100 fomentos de 100 mil pesos para 100 proyectos culturales distribuidos en todo el territorio provincial. Y los que eligen el destino de ese fomento son las regiones culturales, a través del Consejo Provincial de Cultura. Y apenas largamos la convocatoria, ya hay 64 proyectos inscriptos”.

Para el ministro, el mayor impacto es “la democratización y federalización de esta ayuda. Antes el artista buscaba el teléfono del funcionario para llegar más fácil y conseguir una contratación. Ahora, el fomento le da la posibilidad a quien no conoce al funcionario, a que pueda acceder al fomento. Inclusive sin vive en Pozo Azul, San Antonio o en El Soberbio o en cualquiera de los 77 municipios”.

 

 

Acciones con protocolo

La meseta de casos de coronavirus que sostiene la provincia hace varios meses, permitieron que varias actividades continúen desarrollándose, con los protocolos aprobados y que incluso, abrieron la puerta para el desembarco de producciones audiovisuales, financiadas por el INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales).

Pero Schuap no se olvida de los rubros que más sintieron el parate. “Conozco la realidad de tantas familias que antes vivían de la industria cultural, del espectáculo, del servicio como la gente que hacía catering o de los dee jay que pasaban música en alguna fiesta. Todo eso está muy cerca de volver a funcionar y esto es un alivio enorme para todo el sector tan golpeado, que la está pasando muy mal”.

Donde hay mucho entusiasmo es en el Iaavim (Instituto de Artes Visuales de Misiones), “donde estamos en un punto de inflexión en relación a la producción de cine. Misiones se encuentra muy bien posicionada en el ranking de producción de películas argentinas. Después de CABA, si no viene Misiones, estamos muy cerca. Esto significa que, a pesar de la pandemia, logramos, con protocolos y seguridad, rodar y filmar películas en la provincia”.

 

Reveló el ministro que “la meta, el sueño, el desafío es llegar a filmar 20 películas el año que viene. Alguno dirá que es una locura, pero creo que se puede lograr. Y con ese horizonte hay que explicar que la provincia pone entre un 10% y 15% del recurso y todo lo demás lo pone la Nación a través del INCAA y toda esa plata queda en la provincia automáticamente”. Y para completar el gran momento de las artes audiovisuales en Misiones, Schuap recordó que “la gente del Iaavim está trabajando también con el Parque Industrial, para que, a futuro, las pruebas de color y la masterización final, se puedan hacer en nuestra tierra y todo ese dinero quede en la provincia y ahí cerramos el círculo de beneficios”.

 

El momento del rock

Al momento de referirse a tradicionales festivales que se realiza en la provincia y que ya tiene la confirmación de la Fiesta Nacional del Inmigrante, a realizarse entre el 30 de septiembre al 10 de octubre; el ministro aclaró que “en el caso del Festival del Litoral, es de exclusiva organización de la municipalidad de Posadas. Pero creo que en el orden de cómo vienen las cosas, tal vez tengamos buenas noticias. Vamos a acompañar al Festival del Litoral, de la misma manera que acompañamos a los demás festivales de los pueblos de Misiones”.

Sin embargo, desde el ministerio ya trabajan “pensando en los amantes del rock, que quieren tener su espacio. Estamos hablando con amigos y productores, porque, así como hicimos el Festival del Chamamé en la Triple Frontera en Iguazú, lo próximo que hablemos va a tener que ver con el rock. No sólo el clásico, sino el heavy metal y con varias expresiones que, hasta el momento, no tienen un espacio de difusión y escenarios donde tocar”. Todavía no se conocen muchos detalles, pero el lugar elegido sería Candelaria, con presencia de artistas nacionales de dilatada trayectoria.

 

 

 

 

Terapia intensiva artística

Todavía con vestigios de una larga internación, con una mano como la más afectada para desarrollar el movimiento normal, Joselo Schuap todavía no puede ejecutar ese instrumento que tanto lo acompañó en la vida: la guitarra. Mientras tanto, “estoy escribiendo cosas que no puedo ejecutar porque no me da la mano. Me asocié con Andrés González, el músico y cantor misionero que estuvo en terapia después de su accidente automovilístico. Compartimos la misma cama en terapia intensiva, él estuvo en el mismo lugar y los enfermos y médicos me decían que esa cama trae suerte. Así como vivió Andrés González, vos también vas a poder salir de acá”.

Aseguró Schuap que “cuando pueda volver a tocar, la primera serenata va a ser en el hospital junto con Andrés González, para los enfermeros y médicos”.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas