Alexa

De pensar que tenía dengue a leer fake news que lo daban por muerto: la dura experiencia de Joselo Schuap con el Covid

Estuvo 26 días en coma farmacológico y ahora se recupera en su casa. El ministro de Cultura de Misiones, en una entrevista con Misiones Online repasó cada momento de ese duro trance. A su estilo, con frases como “se apagó la tele” o “el inicio de la tragedia”, el músico relató el drama que vivió su familia que incluyó noticias falsas: “Me transformé en una de las pocas personas que puede leer en vida lo que la gente escribe después de que uno se muere”.

 

 

 

Terminó el calvario. Literalmente Joselo Schuap volvió a la vida, esa que casi se la lleva el Covid después de interminables días de internación en el hospital público de Misiones. “Acabo de volver del médico, de realizarme los estudios para ver cómo están mis pulmones después de todo lo que me tocó vivir, que fue realmente extenso. Fueron 45 días de internación que incluyen 26 días de coma farmacológico”, contó.

El ministro secretario de Estado de Cultura de Misiones, José Martín Schuap o simplemente Joselo de Misiones, como se lo conoce en todos los escenarios del mundo que transitó con su música, relató en Misiones Online TV, su ingrata experiencia con el Covid y desde su casa, recuperándose lentamente, no perdió el humor incluso, para referirse a las malditas fake news. “Me transformé en una de las pocas personas que puede leer en vida lo que la gente escribe después de que uno se muere. Terminé siendo un buen tipo porque me había muerto”.

 

“Despertarse de eso es algo muy complejo, muy difícil de sobrellevar. Tengo un brazo derecho que todavía me tiene un poco complicado y cosas que tienen que ver con el post Covid que ahora lo puedo contar”, expresó Joselo.

 

“Pensaba que tenía dengue”

En plena función pública y preparando diferentes actividades de cara a la semana santa que se avecinaba, Joselo comenzó a tener los primeros síntomas de lo que él mismo define como “el inicio de la tragedia, porque así lo vivió mi familia. Yo tuve síntomas y me hice dos hisopados y los dos dieron negativo. Yo descarté que se tratara de coronavirus. Pero la fiebre continuaba, el dolor de cabeza también y entonces pensamos que tenía dengue”.

Continuó relatando que “cuando voy a mi médico de cabecera, me invita a hacerme un examen más profundo y varios días después sale que tengo Covid, perdiendo muchos días de tiempo para actuar con medicación que tiene muy buena efectividad y se utiliza en la provincia. Yo llego tarde a todo eso y el jueves santo se me apagó la tele”.

 

“A partir de ahí no recuerdo más nada. Mi esposa recibió un llamado telefónico del médico a cargo avisándole que me intubaban el jueves a la noche. Y me desperté 26 días más tarde, tras haber estado boca abajo, sin conciencia, con los brazos extendidos para que de esa manera los pulmones trabajen más libremente, sin la presión de los demás órganos y eso me generó heridas en el cuerpo, por infinidades de agujas y la traqueotomía que como me dice mi médico, cuando quieras acordarte de lo vivido para no poder pasar por lo mismo, no te olvides de este agujerito”, confesó.

 

A tomar conciencia

En la entrevista, que se realizó de manera virtual, a Joselo se lo notó con varios kilos menos, pero con muy buen estado de ánimo y una sonrisa que ni el barbijo pudo disimular. “Es horrible despertarse y darte cuenta que estás respirando a través de una máquina. Y salgo a contar lo que he vivido para que aquellos que deciden no ir a vacunarse, no quieren usar el barbijo, pasan por lo bajo las restricciones o no creen que esto es cierto o piensan que es una gripecita, que tomen la conciencia de que puedo dar fe que no es así. Es algo muy grave que no se sabe cómo te va a tocar, porque el que contrae coronavirus, no sabe después del séptimo día, para qué lado se va a disparar la cuestión”.

Reiteró en varios tramos de la entrevista, el agradecimiento especial al “personal del hospital está totalmente desgastado, cansado. Todos los médicos de la provincia están abocados a esto y el personal de salud en general le pone mucho amor y esa gente no se merece que nosotros seamos irresponsables”.

 

Según el relato de Joselo, “estimo que me contagié en algún viaje al interior de la provincia, en donde también otros colegas artistas se contagiaron en la misma semana. Para todos fue de manera leve, no tuvieron sobresaltos”.

“Esta enfermedad es tremenda y me lo relataba la neumonóloga que yo estuve muy grave, pero hoy mis pulmones están muy bien, pero hubo gente que estuvo en su casa, solamente aislada, que no tuvo ningún síntoma de gravedad, pero que hoy sus pulmones tienen fibrosis, están cada vez peor en el post Covid”, agregó Schuap.

 

 

La despedida y los mensajes que lo dieron por muerto

 

Cuando “se le apagó la tele”, como lo dice el propio Joselo, todo su entorno temía el peor final. “La noche que el médico le llamó a mi mujer para avisarle que tenían que intubarme, esa fue mi despedida. No se sabía que iba a pasar conmigo, si yo iba a volver a mi casa o no, si iba volver a ver a mis hijos”.

En medio de tanta incertidumbre que vivía toda su familia, no sólo cuando estuvo en coma, sino por las secuelas que podía tener, irrumpieron en la escena noticias falsas que se viralizaron y lo dieron por muerto. “Hay gente que hace las cosas con mucha maldad. Mientras yo estaba en el hospital, apareció una foto donde decían que yo había fallecido y que se viralizó en las redes sociales”.

“Hoy yo tengo el beneficio y ahora lo digo con humor, el daño que puede hacerle a una persona o a una familia la fake news. Mi hermana mayor estaba en la casa de mis padres en Alem y recibe en su teléfono la captura de pantalla donde decía que yo había fallecido. Y yo estaba en ese momento en el hospital recibiendo a Oscar Herrera Ahuad, sentado en la cama, haciendo ejercicios de respiración, reponiéndome del peor estado que había estado”, recordó.

El dramático momento que no contribuía en lo más mínimo a su recuperación como tampoco a calmar la angustia de su familia, Joselo ahora lo repasa con humor, sin dejar un mensaje contundente: “Me transformé en una de las pocas personas que puede leer en vida lo que la gente escribe después de que uno se muere. Que en Paz Descanses, Te extrañaremos, el colectivo, su música. Terminé siendo un buen tipo porque me había muerto”.

 

“Lo tomo con humor, pero las fakes news y el resentimiento son muy parecidos al daño que genera el Covid en la sociedad”

 

 

“Herrera Ahuad es un amigo”

Desde la remera con la leyenda “Fuerza Negro”, pasando por los llamados telefónicos diarios hasta los partes diarios que él mismo le escribía a Joselo, el gobernador Herrera Ahuad acompañó en todo momento el proceso y evolución de “su” ministro. “Cuando me despierto y empiezo a tomar conciencia, gracias a enfermeras y kinesiólogos que logro sentarme en la cama para empezar a moverme, en una mañana miro hacia la derecha y aparece Oscar Herrera Ahuad y para mí eso fue muy emocionante”.

“Yo quiero agradecer a ese hombre que se puso la camiseta con mi foto, no porque sea el gobernador y yo su ministro, sino porque es un amigo. Porque todos los días, sabiendo que yo no le podía contestar porque estaba en coma, Oscar Herrera Ahuad escribía a mi teléfono mi parte médico con sus palabras. No copiaba y pegaba lo que le mandaban desde el hospital, sino que él se tomó el trabajo de escribir palabra por palabra a mi teléfono que ahora está apagado porque así me lo pidieron los médicos”, confió Joselo.

 

“El que no te cuida, no te quiere”

Entre recuerdos, risas e imágenes que las repasa mentalmente, Joselo Schuap aprovechó sus primeros minutos en televisión después del Covid para dejar algunas recomendaciones. “Los que quieren bajar de peso, les recomiendo que vayan al gimnasio, que salgan a la Costanera, jueguen un fulbito o hagan dieta, pero que no elijan este modo de adelgazar que elegí yo que es bastante doloroso”.

Admitió que todavía “no puedo tocar la guitarra, no puedo escribir, me duele mucho la mano por las noches. Hoy me toca quedarme en mi casa, estoy desesperado por volver a trabajar”.

 

“No importa quien sos, el Covid te puede matar. Cuando estás en terapia intensiva acostado, con una sonda en la nariz, con otra en el brazo, con un respirador artificial, realmente eso nos iguala. El Covid tiene muchas cosas malas, pero un de las buenas que deja es tomar la conciencia de que el ser humano es tan débil y la naturaleza es la que manda”

 

“Rezo por todas las familias que han perdido un ser querido por el Covid en Misiones y ni siquiera pudieron despedirlo y por los trabajadores de la salud que están cansados y dejando su vida detrás de todo esto”, enfatizó Joselo. Y cerró con una frase que define todo: “Hoy el que no te cuida es el que no te quiere”.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas